17 cocinas con barra cómodas y prácticas: para desayunar, comer o pasar tiempo en familia. ¡Estas lo tienen todo!

La barra de la cocina se ha convertido en toda una tendencia. Incluye una en tu casa para conseguir un espacio cómodo y funcional destinado para su uso diario

Inspírate con estas 20 cocinas con barra, ideales para el desayuno

Inspírate con estas 20 cocinas con barra, ideales para el desayuno

Rekker 

Para desayunar, una comida rápida o como espacio de trabajo improvisado. Una barra en la cocina subirá su nivel, pero también su funcionalidad. Se ha convertido en una tendencia con personalidad propia, como demuestran estas cocinas con barra. Y lo mejor es que, aunque la mayoría cuentan con taburetes altos para mayor comodidad, en otras el asiento son cómodas sillas. Y todo vale para darles personalidad. Te damos 17 ejemplos para que te inspires si estás pensando en instalar una en tu cocina . ¡Vamos allá! 

 

1 /17
De estilo natural
Jordi Canosa Estilismo: Mar Gausachs Interiorismo: LEdesign4u Studio

De estilo natural

Una manera de darle a la barra de la cocina un aspecto más natural es incluyendo materiales naturales. En esta, son los materiales continuos, con aspecto marmolado de la isla, los que se acercan a ese concepto. Pero también ayudan las puertas correderas tipo granero de madera y, por supuesto, los taburetes de fibra naturales de aspecto ligero y que contribuyen a dar color y personalidad al entorno. 

 

Cocina con barra en la isla de mármol.

Foto: Dekton

Efecto mármol

Una de las tendencias más extendidas en la cocina es la de recuperar acabados tradicionales, como el del mármol, mediante novedosos materiales. En este contexto nos encontramos con la piedra sinterizada, que se emplea para revestir muebles, paredes y hasta suelos.

En esta cocina con barra la vemos en la zona del antepecho, pero también en la encimera y en el panel frontal de la isla. Y para hacer la barra más cómoda y contar con espacio para meter las piernas, este panel está más metido para que haya espacio suficiente.  

 

Cocina con suelos, paredes e isla con acabado en mármol y barra de cocina.

Foto: Dekton

Una extensión de la isla

En cocinas grandes, la barra tiene espacio para poder contar con personalidad y espacio propios. Una genial idea es dotar a la isla de algún metro más para ubicar en esa zona la barra de la cocina y que cuente con su propio espacio. Por cierto, aquí, de nuevo, el acabado en mármol es el protagonista de todos los revestimientos. 

 

Cocina con barra de color azul y taburetes granates.

Foto: The Dream Lab

The Dream Lab

Con toques de color

Una manera muy efectiva de darle a la barra de la cocina entidad propia es mediante el color. En este espacio, el azul klein del frontal y los detalles decorativos, como el jarrón o la lámpara, ayudan a diferenciar el espacio. 

Cabe destacar también que, en este caso, se ha hecho uso de la propia arquitectura para ubicar esta zona. La columna delimita el principio de la barra, que llega hasta la pared y que se encuentra enmarcada también por la gran ventana de suelo a techo. 

 

Cocina con barra en la isla de la cocina.

Foto: Silestone

Estilo minimal

La barra de la cocina no tiene que resultar un espacio llamativo y diferenciado. También puede pasar desapercibido y que siga siendo funcional y cómodo. Si, además, la zona de cocción y trabajo se encuentra en la isla, la barra puede ser el mejor espacio para compartir en familia o con amigos. Añade unos cómodos taburetes que contrasten con el acabado de la isla y el efecto será discreto pero efectista.   

 

Cocina abierta con barra.

Foto: Kvik

En la península y para el día a día

La barra de la cocina no puede ubicarse solo en la isla. Cualquier encimera puede convertirse en un cómodo espacio para desayunar o comer algo rápido. En cocinas abiertas y pequeñas donde en lugar de isla encontramos una península, esta, además de servir para delimitar el espacio que ocupa la cocina, también puede ser la cómoda barra que estabas deseando. 

 

Cocina con barra adosada a la isla de la cocina.

Foto: Leicht

A modo de comedor

Tal y como avanzábamos al principio, las barras de la cocina no solo encuentran en los taburetes a sus mejores compañeros. Si esta se coloca a una altura más baja y se acompaña de sillas de comedor, la comodidad se verá incrementada. Y también la personalidad. Planifica un voladizo que 'salga' de la isla y colócalo ahí donde no sea un obstáculo para el movimiento fluido que requiere esta estancia.   

Cocina con barra

Fotos: Jordi Folch. Interiorismo: Brákara Design Realización: Mar Gausachs

En negro, pero muy ligera

Aunque relacionamos el color negro con entornos oscuros, lo cierto es que, en espacios con mucha luz, amplios y con altos techos, puede conseguir el efecto contrario.

En esta cocina con barra, en la que el negro es la innegable protagonista, se ha aligerado el espacio gracias al diseño de la barra. Con una estructura ligera y abierta, parece que está flotando. Para delimitar y recalcar su presencia, una moderna lámpara de techo –que contrasta con las molduras y columnas de la pared– completa el conjunto. 

Cocina rosa con barra.

Foto: Alvic

De quita y pon

La barra de la cocina no tiene por qué ser un elemento estático en tu cocina. Una mesa alta, estrecha y ligera, como la de esta propuesta, podrá moverse cómodamente por la estancia cuando sea necesario. Puedes adosarla a la isla de la cocina, como aquí, o colocarla contra la pared o una ventana. 

Cocina en negro madera y blanco

David Montero Estilismo: Cristina Rodríguez Goitia Interiorismo: Raquel González Interiorismo

Muy elegante

Si hay una combinación en interiorismo que está destinada a no pasar de moda y que se adapta a todos los estilos decorativos, es el blanco y negro. Y esta cocina con barra es el mejor ejemplo de cómo ha sabido adaptarse a las tendencias más modernas. El juego de ambos colores se encuentra con la madera para darle un punto más natural. 

Cocina con barra de cristal con taburetes de base dorada.

Fotos: Daniel Martín Carpio. Interiorismo: Sara Torrijos Lotoarchilab

Influencias art decó

La barra de la cocina puede ser una zona llena de personalidad. ¡Esta es una buenísima muestra de ello! Y es que todo, desde la mesa alta a los taburetes, nos llevan a referencias art decó. Por un lado, la mesa de cristal traslúcido y formas curvas se da la mano con el acabado dorado de la estructura de los taburetes. ¿Y lo mejor? Que este llamativo estilo contrasta con los techos de madera al natural, consiguiendo una cocina ecléctica y con muchísima personalidad. 

Cocina con barra

Fotos: Fhe.es Interiorismo: AS Interiorista. Realización: Paloma Pacheco Turnes

Da uso a una pared

Otro lugar en el que se puede colocar una barra de cocina es en una pared que dé acceso a la cocina o que esté libre. Aquí se ha empleado una columna de obra para colocar a su alrededor una estrecha encimera que se ha convertido en la barra de la cocina. Y su espacio reducido no implica falta de elegancia: la barra en acabado en mármol negro y los taburetes son más que suficientes para darle un punto sofisticado y elegante a esta barra de cocina. 

Cocina con barra blanca y taburetes rojos.

Fotos: Manolo Yllera Interiorismo: María Osa Roberta Jurado Estilismo: Amaya de Toledo

Añade un punto de color

Las cocinas blancas son las más extendidas, sea cual sea el estilo decorativo que te guste. Pero pueden resultar aburridas y frías. Para darle un toque de color emplea la zona de la barra de la cocina. Incluye unos taburetes de un color intenso, como estos rojos, para dar carácter y colorido al espacio.  

 

Cocina con barra de madera con base de cristal.

Interiorismo: Laura Carrillo. Realización: Fhe.es

Una barra de cocina que pasa desapercibida

Ya hemos hablado de las extensiones de la isla para instalar la barra de la cocina. Si, además, quieres que su presencia sea ligera, planifícala con un panel de cristal como sustento. Dejará pasar la luz, diferenciará la zona y dotará de unidad propia a la zona de la barra. 

Cocina con barra con taburetes con base dorada.

Fotos: Jaime Ferrer Interiorismo: Ángela Bermúdez Realización: Cristina Rodríguez Goitia

Toques dorados

Si buscas un toque chic en la cocina, añade materiales elegantes que sean sinónimo de lujo. Ya hablamos del acabado en mármol, pero también los dorados te ayudarán. La condición es que no sobrepasarse. Aquí se ha empleado en el clásico cuadro que decora la pared así como en la base de los taburetes. 

Cocina con barra.

Foto: Rekker

Una solución práctica

Una barra de cocina no tiene por qué ser demasiado grande. Lo importante es que sea un elemento funcional y práctico que dé servicio para, al menos, dos personas. Y todo sin entrar en el espacio de la isla, si es que está ubicada en ella. Un voladizo suele ser la mejor opción para tener espacio para las piernas y meter un poco los taburetes cuando no se están usando. 

Cocina con barra

Fotos: Jordi Folch Interiorismo: Charles H Smith Realización: Mar Gausachs

Total white

Una cocina con barra en blanco puede resultar algo fría. Para darle calidez, además del suelo o los elementos decorativos, emplea los taburetes que den servicio a la isla. De madera o fibras naturales son la mejor opción.  

Loading...