ANTES y DESPUÉS de un piso pequeño (de 52 m2): acogedor y con ideas ingeniosas para aprovechar el espacio

Este era un piso pequeño y mal iluminado, pero, gracias al trabajo de la interiorista Montse Morales, se ha convertido en un hogar luminoso, acogedor y lleno de buenas ideas para multiplicar - literal y visualmente- los espacios. ¡Atención a la zona de estudio!

antes despues piso pequeño

Esta reforma radical ha convertido un piso pequen o y oscuro en un hogar ca lido y con ideas ingeniosa spara aprovechar el espacio.

Carla Capdevila Interiorismo: Directora Creativa
ines martin tiffon coordinadora web periodista especializada decoración
Inés Martín Tiffon

Periodista y coordinadora de RevistaInteriores.es

De origen, un piso pequeño. Pero, además, anticuado y mal iluminado. Los propietarios buscaban un hogar práctico y sin pretensiones, y el potencial lumínico - gracias a las grandes ventanas - y la localización fueron definitorios para tomar la decisión. La vivienda requería de una reforma integral y por eso se pusieron en manos de la interiorista Montse Morales, fundadora del estudio Directora Creativa. 

52 metros cuadrados han sido suficientes  para alojar un salón - comedor, una cocina independiente y un dormitorio con baño. Además, a pesar de los pocos metros, el piso también cuenta con una zona de despacho y un recibidor con todo lo necesario. Aprovechar el espacio ha sido el eje principal de la reforma y el estudio Directora Creativa lo ha conseguido de forma precisa e ingeniosa. 

 

 

A nivel distributivo no ha habido grandes cambios, pero la nueva cocina se conecta parcialmente con el comedor y el salón gracias a una pared de cristal con marcos de madera blanca en forma de L. 

En cuanto a la decoración, y con el objetivo principal de potenciar la luz natural que entra por las ventanas ubicadas en cada estancia, y es que se trata de un piso que da completamente al exterior. ¿Cómo lo han conseguido? Siguiendo el lema ‘menos es más’, apostando por una paleta cromática blanca y añadiendo pequeñas notas de color en muebles y accesorios. 

Sin lugar a dudas, una transformación radical, con un resultado inmejorable, tanto a nivel estético como a nivel práctico. Un despacho escondido, puertas con doble función y la calidez por bandera. ¿Quieres ver el cambio? ¡No te pierdas este Antes y Después!

1 /17
antes una cocina anticuada y gris

ANTES: Una cocina anticuada y gris

La cocina anterior era pequeña y estrecha, motivo por el cual el almacenamiento se convirtió en un problema. Además, los muebles y los frontales estaban pintados de gris, color apagaba el interior de la cocina, pese a tener una ventana.

Carla Capdevila Interiorismo: Directora Creativ

DESPUÉS: Cocina en blanco y madera

Los propietarios querían una cocina con una distribución en paralelo y para ello se desplazó la pared. De esta forma se ganó mucho más espacio, tanto para el cocinado como para almacenamiento. Tener espacio para guardar los utensilios de cocina es clave para mantener la cocina siempre en orden. A nivel estético, la combinación del blanco y la madera es una apuesta ganadora que siempre suma. El resultado es una cocina completa, moderna, acogedora y luminosa.

ANTES: Espacios mal aprovechados en la cocina

ANTES: Espacios mal aprovechados en la cocina

La entrada a la cocina se hace desde el pasillo el cual a penas recibe la luz que entra por la ventana. 

DESPUE´S: La cocina se abre al salo´n comedor
Carla Capdevila Interiorismo: Directora Creativa

DESPUE´S: La cocina se abre al salón comedor

Otra de las reformas más significativas de la nueva cocina es la instalación de una pared de cristal en forma de L que conecta el pasillo y el salón con la cocina. Además de ampliar visualmente el espacio, deja pasar la luz natural que entra por la ventana de la cocina. No debemos dejar de mencionar el poder decorativo de este tipo de cerramientos. ¡Nos encantan!

Carla Capdevila Interiorismo: Directora Creativa

DESPUÉS Pasillo y recibidor, dos en uno

No había espacio para un recibidor como tal, así que se ingeniaron una serie de elementos para crear una entrada acogedora y práctica en el pasillo. "La propietaria quería un espacio donde dejar las llaves, el bolso, los abrigos...", comenta la interiorista. Así pues, se ha creado un pequeño módulo de madera a modo de colgador que, además, oculta el cuadro de la luz.

ANTES: Estanterías desordenadas

Esta gran estantería ocupaba todo el lateral del salón. Al tratarse de baldas y no armarios, los libros y objetos decorativos rompen con la armonía y crean caos visual.

Carla Capdevila Interiorismo: Directora Creativa

DESPUÉS: Despacho con escritorio plegable

Ahora, el espacio de la estantería original, lo ocupa un rincón de despacho o teletrabajo. Tras una puerta corredera se ha instalado un escritorio plegable que queda oculto cuando no se usa. Las sillas del comedor sirven también como sillas de oficina. Más elegante, ¿no crees?

ANTES: Salón anticuado

La decoración del salón original era antigua y poco coherente, ya que mezclaba muebles de diferentes estilos y de forma aleatoria. Además, junto a la ventana se había instalado un escritorio que interrumpía la entrada de luz por los grandes ventanales.

DESPUE´S: Salo´n moderno y luminoso
Carla Capdevila Interiorismo: Directora Creativa

DESPUE´S: Salo´n moderno y luminoso

El blanco y los tonos tierra son los nuevos protagonistas del salón, que combina decoración natural y acogedora con piezas de aire más moderno. Cerca de las ventanas se ha evitado colocar ningún mueble a excepción de una planta que aporta frescura.

 

ANTES: Habitación poco acogedora

El dormitorio era un espacio desangelado, con poca decoración y muebles de estilo clásico muy desfasados. Además, el color amarillento de las paredes no potenciaba la luz natural.

DESPUE´S: Dormitorio natural en tonos verdes
Carla Capdevila Interiorismo: Directora Creativa

DESPUE´S: Dormitorio natural en tonos verdes

El dormitorio ideal es aquel que respira tranquilidad y paz, y esta habitación cumple con ambos requisitos. La forma de conseguir un dormitorio acogedor y relajante es apostando por colores claros, los muebles de madera y el verde como tono estrella para representar la naturaleza. La interiorista, además, ha decorado la cama con muchos textiles y cojines para una sensación de calidez suprema. 

ANTES: Muebles incoherentes

Junto a la ventana se habían colocado diferentes muebles que no conjugaban los unos con los otros. Por otro lado, los estores de color gris creaban un efecto decorativo y lumínico muy frío. 

 

Carla Capdevila Interiorismo: Directora Creativa

DESPUÉS: Muebles a medida con banco

Como no, los muebles a medida han sido la solución para aprovechar al máximo el espacio bajo las ventanas. Una muy buena idea ha sido diseñar un banco con armarios debajo donde poder descalzarnos o simplemente admirar las vistas. 

 

ANTES: Baño oscuro

El baño era oscuro y había estado diseñado con materiales fríos como el metal. Además, las baldosas y azulejos no casaban entre sí.

Carla Capdevila Interiorismo: Directora Creativa

DESPUÉS Baño en blanco, digno de revista

"El baño era muy oscuro, y lo que hicimos fue poner muchos azulejos claros, que es como trabajamos nosotros, con tonos blancos, maderas y decoración de estilo natural. Además, pusimos unas vigas de madera para darle ese toque más rústico", explica la interiorista. 

ANTES: La ducha estaba desfasada

Los azulejos de la ducha y la mampara estaban desgastados por el paso del tiempo y la marquetería, además, estaba un poco anticuada. 

 

Carla Capdevila Interiorismo: Directora Creativa

DESPUÉS Ducha minimalista

La nueva ducha es minimalista y dispone de una hornacina de obra donde poder mantener ordenados los geles y utensilios de baño. Para la mampara se ha apostado por juntas de color dorado para aportar un punto de sofisticación a un baño claramente de estilo natural.

Loading...