13 plantas que sobreviven al frío del invierno

La falta de luz no será un problema para estas especies que florecen hasta en época invernal. Te traemos un largo listado para que decores con estas plantas desde jardines, hasta terrazas y balcones. ¡Tú eliges con cual te quedas!

Estas plantas no le temen a las bajas temperaturas y son perfectas para decorar en invierno

Estas plantas no le temen a las bajas temperaturas

Helin Loik-Tomson para iStock

¿Quién dijo que el invierno debería ser sinónimo de tristeza o desilusión? ¿Acaso no podemos continuar vistiendo de color y energía zonas tan prestigiosas como el jardín y el balcón de nuestra casa? Para los amantes del universo vegetal, y todos sus derivados, hoy os traemos un recopilatorio de plantas y flores que son capaces de sobrevivir a esta época fría y más oscura. Una manera muy natural de decorar vuestros rincones más especiales; desde ventanas luminosas hasta pequeños jardines en los que siempre, sea la estación que sea, pueden volver a crecer nuevos brotes.

Como vemos, no solo de primavera vive un jardín. Es importante, incluso en inverno, poder disfrutar de una gran variedad de flores y plantas. Para eso, tan solo debemos conocer qué tipo de especies sobreviven mejor al frío y la humedad. Existen muchas plantas y arbustos capaces de soportar bien las bajas temperaturas y, no solo eso, también pueden florecer generando toda una explosión de color.

 

 

13 especies llenas de color

Es justo lo que ocurre con especies como el ciclamen, los pensamientos o la caléndula. La lista se alarga mucho más si tenemos en cuenta otros arbustos como el rododendro o el brezo. Eso sí, que sobrevivan al frío no quiere decir que no debamos prestar atención a sus cuidados. Lo importante es mantener un riego frecuente, menor que en el de las épocas más calurosas, sin dejar de atender cualquier problema que pueda aparecer en sus tallos o sus hojas.

Ahora sí, te dejamos con una lista de las flores y plantas que mejor soportan el invierno. Con ellas podrás decorar el interior y el exterior de tu vivienda mientras las estaciones se suceden. Una vez llegue la primavera, verás que también existen infinidad de opciones para que tu jardín continúe transmitiendo esa energía verde de lo natural.

 

1 /13
ciclamen 24
iStock

Ciclamen

El ciclamen es una especie super fácil de encontrar y que nos dará flor durante todo el invierno hasta que regrese el calor. La podrás encontrar en muchos colores y es una planta que se adapta tanto al interior como al exterior. Puede quedar genial en una venta arrinconada, ya que no necesita sol directo, tan solo buena iluminación. Recuerda que cuando lleguen las altas temperaturas perderá las flores. ¡Aprovéchala ahora que puedes!

pensamientos 24
iStock

Pensamientos

Si lo que queréis es tener vuestro jardínbalcón o terraza lleno de flores, una de las mejores opciones es el pensamiento. Esta especie, que no deja de florecer durante el invierno porque le encanta el frío, es perfecta para esta época porque no tolera el calor. De hecho, cuando empiezan los meses más calurosos la planta comienza a perder fuerza.

¿Lo mejor? ¡Sus numerosas variedades! Las hay con grandes flores, medianas, pequeñas… y, además, cuentan con una amplia gama de colores que las hacen vibrar con luz propia hasta en los meses más oscuros.

Respecto a sus cuidados, requiere un emplazamiento soleado o semi soleado y con un sustrato húmedo y abono cada tres semanas. Es recomendable quitar las flores marchitas cuando empiecen a ennegrecer para fortalecer la planta y mejorar su aspecto.

calluna o brezo 24
iStock

Calluna o Brezo

Aquí os dejamos con una de las plantas más bonitas y resistentes del invierno. Se trata de la Calluna Brezo, una planta que en estas fechas se llena de flores con diferentes colores: blancas, rosas, rojas, lilas o amarillas. Conseguir que florezca no es nada difícil, simplemente debes proporcionarle humedad y mucha luz.

Si quieres cultivarlo en el exterior, ten en cuenta que se adaptará fácilmente a los lugares de semi-sombra, ya que requiere de mucha iluminación indirecta. Si prefieres cultivarlo dentro de casa, busca un rincón cerca de una ventan por la que entre el máximo de luz indirecta posible.

Respecto a las temperaturas, no te preocupes, porque soporta temperaturas inferiores a los 10 grados e incluso heladas. Lo que sí que tendremos que poner atención es en el calor excesivo cuando llegue el verano. Además, es una planta muy demandante de riego que necesita tener el sustrato húmedo, pero sin llegar a encharcarse.

hiedra 24
iStock

Hiedra

Como no todo iban a ser flores, os traemos también un poquito de verde de la mano de la hiedra. Una trepadora que es perfecta para dar ese toque natural y verdoso al jardín. Se trata de una planta resistente y super sencilla de cuidar que sobrevive perfectamente al frío del invierno.

Para empezar, no exige un suelo con un pH determinado o rico en nutrientes, crece mejor en sombra que a pleno sol, resiste bien la falta de agua y, sobre todo, crece mejor en sombra que a pleno sol. Un último aspecto que la acomoda perfectamente en las épocas más frías donde el sol ya comienza a calentar con menos fuerza.

 

Lo que más llama la atención de la hiedra es que puede llegar a crecer de manera significativa. Así que, mucho cuidado con las plantas que pongáis cerca, ¡por algo se le llama trepadora!

durillo 24
iStock

Durillo

Nos encontramos con otra de esas plantas super resistentes al frío. Se trata del Durillo, una planta que, realmente, hace verdadero honor a su nombre. Y es que, si por algo destaca esta especie es por su dureza. Es resistente al frío, llegando a soportar los -15 ºC y muy poco exigente en todos los aspectos de su cultivo, como son el suelo, el riego y las necesidades de luz. De hecho, es un arbusto que puede disfrutarse perfectamente durante todo el año. ¿Lo mejor? ¡Sus flores! Una planta que florece en los meses de frío y que permite observar sus flores blancas abigarradas hasta bien entrada la primavera.

primula 24
iStock

Prímula

Rojas, rosas, amarillas, blancas o bicolores. El color no falta nunca cuando se tiene una prímula, una planta perfecta para decorar jardines, balcones y ventanas. Sus hojas, de una infinidad de tonos bien vistosos, tienen alguna que otra particularidad. A diferencia de otras plantas, la prímula es perenne por lo que, aunque pierdan la flor, dejarán entrever un follaje muy frondoso y verde durante todo el año.

Para su buen crecimiento, necesitan un lugar fresco y luminoso (sin sol directo si está en el interior) y riegos abundantes dejando secar la tierra entre ellos para no encharcar las raíces.

rododendro 24
iStock

Rododendro

El rododendro es capaz de llenar de luz y color tu jardín en apenas unas semanas. ¡Incluso en invierno! Eso sí, si queremos que sobreviva a cualquier helada, tenemos que aclimatarla convenientemente, es decir, no plantarla directamente en el suelo si estamos en invierno. Además, si vivimos en un clima en el que tiende a haber fuertes heladas, tendremos que proteger sus raíces con una manta térmica de jardín.

Respecto a sus cuidados, para disfrutar de esta increíble planta ácida, lo ideal es plantarla en un lugar resguardado y luminoso. Es importante saber que no tolera la luz directa del sol, ya que podría quemar sus hojas. Además, es imprescindible que cuente con un buen drenaje y con un sustrato que siempre esté ligeramente húmedo.

brassica oleracea o col silvestre 24
iStock

Brassica oleracea o col silvestre

Para rematar el contenido ornamental de vuestro jardín, lo mejor es tener una brassica oleracea o col silvestre. Una planta que únicamente es decorativa (no se puede comer), pero que llena de color los rincones con unos tonos que oscilan entre el lila, el rosa y el morado.

A diferencia de otras especies, la col silvestre es una amante del frío, de hecho, lo necesita para poder desarrollar correctamente su colorido característico. Puede estar tanto plantada en sombra como disfrutando plenamente de la exposición al sol. Eso sí, necesita un sustrato orgánico rico en nutrientes para su crecimiento y un suelo húmedo con buen drenaje.

rosa de alabastro
iStock

Rosa de alabastro

Una de las plantas más utilizadas en jardinería, por su resistencia y belleza, es la Echeveria elegans. La peculiar disposición de sus hojas carnosas en forma de roseta, parecida a los pétalos de una rosa, le vale también el nombre de rosa de alabastro.

Podemos colocarla tanto en interiores como en exteriores, lo importante es que reciba una buena cantidad de sol. En invierno, si la tienes en la terraza o jardín, no debes regarla con frecuencia, e incluso deberás interrumpirlo en caso de mucho frío.

jazmin nudiflorum el jazmin de invierno 24
iStock

Jazmín nudiflorum, el jazmín de invierno

Llega el momento del jazmín de invierno, más conocido como jazmín nudiflorum, un tipo de arbusto procedente de Asia y Europa. Si nos fijamos bien, podemos observar cómo tiene unas hojas caducas pequeñas y opuestas, además presenta algunas florecillas sin olor que son muy decorativas. Aunque sus flores brotan a finales del verano y principios de primavera, realmente puede sobrevivir perfectamente al invierno. Respecto a sus cuidados, son muy sencillos: riego moderado (prefieren poca agua que mucha), poda tras la floración y una buena exposición al sol. Eso sí, es recomendable que estén protegidos del viento y las heladas.

Leroy Merlin

Croton

Si las plantas con flor no son lo tuyo, el Croton es para ti. Una planta de inerior muy facil de cuidar, pero que, además, es decorativa y protagonista. Sus hojas combinan los tonos verdes, amarillos y naranjas, colores que la convierten en una planta perfecta para el otoño y el invierno. 

acebo la estrella de la navidad
iStock

Acebo, la estrella de la Navidad

El acebo es una de las plantas más representativas del invierno y, como no, de la Navidad. Este arbusto creará el paisaje navideño perfecto con sus pequeñas hojas verdes y sus icónicos frutos rojos. ¡Ahora solo faltará un poco de nieve!

lavanda 24
iStock

Lavanda

El color morado de la lavanda nos atrapa desde el primer momento. Una planta que hemos querido seleccionar porque es capaz de soportar hasta los -15 ºC. Su gran virtud es que aguanta perfectamente el invierno, aportando mucho color y aroma a nuestros jardines o balcones.

Lo mejor es regarla a plena luz del día para evitar que la humedad se acumule durante la noche y hacerlo directamente en el tallo sin mojar las flores. Como consejo, mucho cuidado con los encharcamientos, ya que en invierno pueden llegar a ser muy perjudiciales.

Mientras que en primavera y verano requiere riegos más continuos, en invierno basta con hacerlo una vez cada quince días. Sabrás cuándo le hace falta agua si te fijas en su apariencia. Por ejemplo, si está decaída, entonces necesita riego.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Revista Interiores?