10 veces en las que un sofá de lino blanco fue todo un acierto decorativo para tu salón

Pese a que te pueda dar algo de miedo usar este tejido y este tono para el tapizado de tu sofá, te descubrimos todo lo que este material natural puede hacer por esta estancia (desde el punto de vista funcional como de su interiorismo)

Precioso salón donde no podía haber otro sofá que no fuese de lino blanco

Precioso salón donde no podía haber otro sofá que no fuese de lino blanco

Foto: MANUEL GOMES DA COSTA Estilismo: Marta Mantero Interiorismo: Joao Urbano
yo
Victoria Herrero

Periodista especializada en decoración y lifestyle

Elegante, delicado y muy fresco. En INTERIORES amamos el lino, sobre todo cuando se presenta en un luminoso y cálido color blanco por ese aire de encanto acogedor que da a una estancia de casa. Sí, también para el sofá aunque solo te venga a la cabeza las veces que tendrás que limpiarlo (sobre todo si hay mascotas o niños en casa). 

Nada más lejos como verás en estas imágenes donde te demostramos cómo la apuesta por un sofá con este textil vegetal en tono blanco fue todo un acierto en lo que al interiorismo y la decoración de un salón se refiere. Además, te descubrimos las ventajas de adorar el lino como nosotros lo hacemos. 

1 /10
Estancia en blanco, materiales naturales y vigas de madera en azul

Al borde del mar

Kave Home

Aires mediterráneos

Era inconcebible elegir otro sofá en este salón que, no se a vosotros, pero a nosotros nos lleva a una isla como Ibiza o Menorca. Una deco boho, natural, que mira al mar, con terrazo en el suelo y paredes encaladas con vigas decoradas. No había que darle más vueltas para revestir de confort y tendencia ese sofá de obra. 

Salón comedor con chimenea y vigas de madera

Silencio y belleza decorativa en tonos cálidos

Salva López Arquitectura: Jaime Salvá

Keep calm

Cambio de registro para esta otra estancia, con idéntica belleza pero en otro estilo completamente distinto, donde el sofá cumple con la armonía del espacio. Una vivienda con detalles de lo más cuidados, sosegada, en calma y donde el lino y el color blanco contribuyen a esa armonía espacial

Salón en blanco con cojines en azul y burdeos

Un salón acogedor

Jordi Canosa Estilismo: Mar Gausachs Interiorismo: Pia Capdevila

Cuando lo sencillo es simplemente perfecto

Hemos dicho que el lino es un tejido natural, fresco y sosegado y queda de 10 en este pequeño, coqueto y acogedor salón. Y para romper un poco con ese blanco impoluto nada como unas notas de color en el tapizado de los cojines y el cuadro superior. Enamora al primer vistazo. 

Salón en tonos tierra con sofá en blanco y baldas de madera

Combinado con la madera queda perfecto

Maisons du Monde

Un soplo natural

Para estancias, como esta, en tonos beige, naturales y con elementos donde la madera se deja notar, no nos cabe en la cabeza otro sofá que no sea uno de lino blanco. Sensación de limpieza visual, sin perder un ápice de decoración. 

Salón con molduras y puertas blancas de cristales

Multiplica hasta la luz de las ventanas

Montse Garriga Interiorismo: Mengíbar Blanco

A juego con las molduras

Un mueble con este tapizado en lino en tono blanco no es solo para esas estancias más informales, segundas residencias o casas al borde del mar. Casa perfectamente hasta en ambientes más elegantes y clásicos como aprecias en este luminoso y amplio salón con preciosas molduras en paredes y techos. 

Salón en blanco, dorado y madera con amplios ventanales

Combinado con piezas vintage

Mengíbar Blanco

También para el piso de la ciudad

Otro ejemplo perfecto donde es todo un acierto un sofá de estas características para una estancia más clásica por así decirlo. Y es que este tapizado con este tejido suma en la decoración de este salón junto al verde de plantas, lámpara y objetos decorativos; los detalles en dorado y madera y los dos butacones envejecidos. 

Salón rústico con sofá en lino blanco

El encanto y la belleza de lo natural

Decowood

Minimalismo rústico

Original y confortable sofá en lino blanco para esta estancia que respira calma natural y esencia campestre. Algo que se logra con la elección de los colores, la madera de los muebles y los accesorios decorativos de fibras cero artificiales. Otro acierto de estancia donde colocar este sofá en concreto. 

Salón con sofá blanco y cojines en negro

Diseño acertado

Jordi Canosa Estilismo: Mar Gausachs Interiorismo: Pia Capdevila

Binomio blanco y negro

Que el lino sea un tejido fresco, natural, sosegado, sencillo, limpio... no quiere decir que no se pueda combinar, en una rompedora apuesta, con otros colores como por ejemplo el negro. Es lo que sucede en este otro salón con este impresionante sofá en forma de L. 

Pequeño salón en blanco, azul y amarillo

El tejido que nos lleva al verano

Farré & Costa Interiors

La casa de la playa

De nuevo volvemos a esa estampa estival para dar la bienvenida a un sofá en lino blanco. En este caso no podía ser de otra manera en este espacio donde seguro se oyen las olas y donde ese tono está perfectamente conjuntado con el azul intenso y el amarillo de los limones. Mediterráneamente

Salón pequeño con sofá blanco, mesa en negro y butacas

Blanco, negro y madera

Foto: Patricia Gallego Estilismo; Beatriz Torelló Interiorismo: Ana Escribano

Coqueto apartamento

Trío de color para el último acierto de esta lista de salones con un sofá de lino blanco. Precisamente, sobre este cómodo mueble vertebra tanto el interiorismo como la funcionalidad de este salón pequeño pero muy bien aprovechado. 

'IN LOVE' CON EL LINO: SUS VENTAJAS

Esta fibra textil es de origen vegetal y ya se usaba para la fabricación de telas desde el año 7.000 A. C. Un recuerdo al pasado para hablar del lino como un textil que está más de moda que nunca, también para el sofá por estas ventajas que conocerás a continuación: 

  1. Pese a lo que puedas creer, el lino no es solo un textil para el verano o para esa segunda residencia junto a la playa. No entiende de estaciones en cuanto a su suavidad al tacto; algo que se agradece sobre todo en esos días en los que la temperatura exterior se desploma. 
  2. Igual no lo sabías, pero la fibra de lino es el doble de resistente que la de algodón convencional. Es, por tanto, una inversión a largo plazo tener un sofá con funda de lino (mejor en este caso si además está mezclado con algo de poliéster para que sea más sencillo mantenerla ante el trasiego diario). En relación a esto, además el lino tiene un desgaste menor que otros tejidos. 
  3. Para los meses de más calor, el lino es ideal ya que absorbe esas altas temperaturas por lo que el sofá será más fresco. 
  4. Y además de su parte funcional, el lino está de tendencia y sobre todo en tonos suaves y naturales muy propios de esta fibra sin artificios. 
 
Loading...