High Tech: el estilo de las casas inteligentes del futuro

El estilo decorativo High Tech se caracteriza por su apariencia industrial que busca crear espacios funcionales y conseguir una mayor eficiencia energética.

Estilo de decoración high tech para tener una casa inteligente
Estilo de decoración high tech para tener una casa inteligente

El estilo de decoración High Tech o Hi-Tech nació en los años 70 y busca romper con el canon de la arquitectura e interiorismo tradicional. Se caracteriza por su moderna apariencia industrial y por incluir elementos prácticos y funcionales. El diseño del hogar cuenta con las últimas novedades tecnológicas para conseguir disponer de una casa inteligente. Los espacios estilizados cuentan con un aire minimalista que aporta sencillez y simplicidad, sin alejarse de contar con la mejor tecnología. Los ambientes son fríos y neutros, mientras que son los tejidos los que aportan la calidez.

El diseño inteligente se incorpora en los hogares con el objetivo de favorecer y automatizar procesos que pueden hacernos la vida más fácil. A parte de esta comodidad, la eficiencia energética, la sostenibilidad y los materiales reciclados son claves en este estilo decorativo. Es una tendencia muy práctica para aplicar en casas pequeñas o lofts para crear espacios abiertos y una mayor sensación de amplitud.

Materiales del estilo Hi-Tech

Los colores neutros son protagonistas en los muebles del hogar, en los que aparecen las tonalidades blancas, negras, grises y metálicas. Aunque también se distinguen tonos vivos para dar un toque de color y alegría a las estancias. Los interiores de este tipo de viviendas cuentan con los muebles mínimos en busca de la funcionalidad y, además, deben ser fáciles de limpiar.

En la cocina brilla el acero inoxidable y los electrodomésticos son de última generación. Las nuevas tecnologías se entremezclan con materiales de construcción como el acero, el hormigón, el metacrilato, tuberías a la vista, el acrílico, el hierro forjado…

En cuanto a la iluminación, destacan las luces integradas en la pared que aportan innovación y originalidad, pero al ser artificiales deben ser ecoeficientes. Sin embargo, la clave de los hogares Hi-Tech está en los grandes ventanales panorámicos que dejan entrar la luz natural de par en par. Y las paredes, que son completamente lisas, no presentan ninguna marca de rugosidad.

Sobre el autor

Soy nativa digital y amante de la comunicación. Mi filosofía es el conocimiento y la curiosidad. ¿Y mi lema? Informar como periodista y seguir aprendiendo como persona. Este es mi mundo y también el de una sociedad informada y crítica, es decir, el vuestro. Por eso, espero que podamos ir de la mano en esta travesía de la vida.

Descubre más sobre: