La casa de un jóven creativo que sorprende por ser moderna y acogedora (con permiso de las vistas al 'skyline')

El estudio de Inga Kordya ha sabido aplicar a los interiores de esta vivienda los deseos de un joven creativo que busca disfrutar de espacios acogedores y funcionales que le definen.

La doble cristalera de la zona de día aporta mucha luz y vistas panorámicas.

La doble cristalera de la zona de día aporta mucha luz y vistas panorámicas.

©Mikhail Loskutov Estilismo: Yes We May
Raquel Redondo periodista especializada en decoracion e interiorismo
Raquel Redondo

Periodista redactora especializada en interiorismo residencial y contract 

Se percibe el toque masculino. Y el buen gusto. Y qué decir del enfoque arquitectónico. Todo ello define al joven creativo que vive en este piso de casi 120 metros cuadrados y cuyo proyecto puso en manos de la arquitecta e interiorista Inga Kordya... por segunda vez. Esto significa que, ya conocidos, el ambiente de confianza que se desarrolló durante las obras estaba garantizado.

La petición se centraba en crear espacios funcionales, atemporales y acogedores con perspectiva de futuro en una estudiada distribución dividida en zonas comunes y privadas. En conjunto, y desde el punto de vista del diseño, "la composición espacial resulta bella y funcional", comenta Inga Kordya.

 

Los pájaros de vidrio en el alféizar de la ventana fueron creados 'ex profeso' para el proyecto.

Los pájaros de vidrio en el alféizar de la ventana fueron creados 'ex profeso' para el proyecto.

Foto: ©Mikhail Loskutov Estilismo: Yes We May

 

Una puerta corredera es la que une ambas zonas permitiendo, a su vez, que la luz del atardecer que entra por el salón y la cocina se cuele hasta el vestíbulo. Y es que, este espacio social diáfano presume de unas increíbles vistas panorámicas de la ciudad con orientación oeste. El ambiente del salón, frente al televisor, cuenta con un rincón de lectura junto al ventanal, destacando diferentes guiños a detalles gráficos que hace que se mantenga el ritmo de todo el espacio. 

Al otro lado de este espacio se ubica la cocina abierta con una barra que también disfruta del escaparate visual urbano. La mesa de comedor, de entrada, de reducidas dimensiones, puede extenderse hasta doblar su capacidad cuando hay invitados en casa. Por su parte, la cuidada iluminación, decorativa y técnica, al caer la noche proporciona un escenario suave y acogedor.

El detalle de unos cojines en tonos rosados rompe el monocromatismo gris del dormitorio principal y aporta un guiño más cálido.

El detalle de unos cojines en tonos rosados rompe el monocromatismo gris del dormitorio principal y aporta un guiño más cálido.

Foto: ©Mikhail Loskutov Estilismo: Yes We May

Un amplio vestíbulo hace de eje vertebrador de las diferentes estancias más privadas, destacando el dormitorio principal decorado en tonos grises muy masculinos y elegantes. Como detalle a destacar, los apliques giratorios sobre la cama que aportan diferentes posibilidades de iluminación ambiental. El baño combina los tonos grises y claros de los revestimientos con el detalle dorado de los apliques y la grifería, y el toque negro más gráfico del marco del espejo para resaltar la delicadeza de las líneas.

En cada proyecto, mi tarea es comprender, ver y sentir la personalidad del cliente

- Inga Kordya, arquitecta e interiorista

1 /9
©Mikhail Loskutov Estilismo: Yes We May

Vestíbulo amplio y y armónico

Espejo, de Gubi. Cómoda, de Lago. Lámpara de techo, de Vibia. Escultura, de Lev Efimov.

Acceso acristalado al salón-comedor
©Mikhail Loskutov Estilismo: Yes We May

Acceso acristalado al salón-comedor

Puerta corredera con vidrio decorativo, de Glas Italia. Al fondo, lámpara de pie, de CVL

Puertas correderas de cristal para acceder al salón
©Mikhail Loskutov Estilismo: Yes We May

Un salón al que no le falta detalle

Consola, de Flexform. Lámpara de sobremesa, de Gubi. Cuadro, de Matthias de Vogel. Sofá, de Flexform. Alfombra de atelier, de Tapis Rouge. Mesa de centro de mármol, de Menu. Puffs, de Lapalma

013DSCF9366
©Mikhail Loskutov Estilismo: Yes We May

Rincón de lectura de diseño en tonos negros

Sillón Eames Lounge Chair, de Vitra. Mesita auxiliar negra, de Lapalma. Apliques sobre el sillón, de Wever&Ducre. Mobiliario empotrado hecho según los bocetos del estudio. Iluminación técnica, de Centrsvet.

Comedor para cuatro...o más!
©Mikhail Loskutov Estilismo: Yes We May

Comedor para cuatro...o más!

Muebles de cocina, de Cesar. Mesa extensible, de Bauline. Sillas, de Cattelan Italia. Jarrón sobre la mesa, de Antonio Lupi. Lámpara colgante, de Foscarini.

isla cocina
©Mikhail Loskutov Estilismo: Yes We May

Una barra con vistas panorámicas

Luminarias hechas a mano sobre la barra, de Giopato&Coombes. Taburetes de bar, de Lapalma. Iluminación técnica, de Centrsvet.

xxx
©Mikhail Loskutov Estilismo: Yes We May

Un dormitorio principal muy masculino y elegante

Sobre la cama, apliques de latón giratorios 360º, de Panzeri. Mesitas de noche, de Porada, hechas de fresno y mármol Calacatta. Banqueta también de Porada. Cama, de Dantone Home. Lámparas de noche, de Vistosi, y textiles, de Atelier Tati.

019DSCF9303
©Mikhail Loskutov Estilismo: Yes We May

Mezcla de tonalidades y texturas en el baño

Revestimiento con mosaico, de Appiani, y azulejos, de CDC. Grifería, de Gessi. Mueble bajo lavabo, de Arbi. Apliques, de Atelier Areti. Jarrones, de GK Concept, Marimekko. El taburete, de Cassina, es un diseño de Charlotte Perriand (1961).

Despacho con decoración de edición limitada
©Mikhail Loskutov Estilismo: Yes We May

Despacho con decoración de edición limitada

La autora del proyecto quiso sorprender a su cliente colgando un póster de su película favorita, obra del famoso ilustrador Martin Ansin e impreso por Mondo. Y su sorpresa fue mayúscula cuando supo que se trataba de una edición limitada que Kordya logró comprar en una subasta en América.

Loading...