Los colores infalibles para un salón pequeño (que me ha recomendado una interiorista)

El color, en cierta medida, puede ser el mejor aliado para diseñar un salón moderno y lleno de personalidad. Aunque, usado estratégicamente, nos puede ayudar a ampliar visualmente el espacio

Cómo introducir el color en un salón pequeño: consejos de la interiorista y arquitecta María Lozano

Cómo introducir el color en un salón pequeño: consejos de la interiorista y arquitecta María Lozano

Apartamento Contemporary Cluster de Giorgia Cerulli
María Lozano, interiorista
María Lozano

Diseñadora, interiorista, arquitecta y fundadora de The Dream Lab

ines martin tiffon coordinadora web periodista especializada decoración
Inés Martín Tiffon

Periodista y coordinadora de RevistaInteriores.es

"Como profesionales del diseño de interiores, muchas veces recurrimos a pequeños trucos que nos ayudan a moldear el espacio según las necesidades del usuario final y las características de la estancia en la que vamos a intervenir", introduce María Lozano, arquitecta, interiorista, diseñadora y fundadora del estudio The Dream Lab o The D Lab. 

Y sigue: "El color es una herramienta magnífica para destacar cualidades u ocultar posibles defectos. Hoy queremos compartir un par de pistas sobre cómo utilizar el color, unas pistas que pueden ser de gran ayuda en el caso de que tu salón tenga unas dimensiones algo ajustadas y quieras que se perciba como más grande". 

Apartamento por Bree Leech

Apartamento por Bree Leech

QUÉ COLOR USAR EN SUELOS Y PAREDES

Si nos encontramos ante un salón pequeño, y queremos darle amplitud visual, el color puede convertirse en nuestro mejor aliado. Tal como aconseja la interiorista, "es importante asegurarse de que los colores escogidos para el suelo y las paredes sean tonos claros, y a ser posible, fríos, ya que nos ayudan a crear estancias más espaciosas visualmente". 

paredes colores salo´n pequen~o

Casa en Atlanta de la artista Angela Chrusciaki Blehm, A la derecha, apartamento en Moscú de Supraform Studio

Si aún teniendo un salón que no es especialmente grande, queremos atrevernos con colores llamativos en las paredes, "la mejor opción será pintar el techo de blanco", explica la interiorista. Añadirá luz y dará el efecto de amplitud que buscamos. 

1. Salones alargados y pequeños

¿Tienes un salón pequeño y alargado? María Lozano nos da el truco definitivo. "Si el ambiente en el que estamos trabajando es demasiado alargado, tipo tubo, y queremos que una de las paredes parezca más cerca - para contrarrestar la excesiva profundidad - píntala de tonos oscuros". Este truco permite acortar el efecto pasillero que se genera en habitaciones muy alargadas, haciéndola parecer más cuadrada. Si se prefiere un tono claro, lo mejor es optar por uno muy cálido, pero de color intenso. Lo mismo aplica para el pasillo. 

 

Apartamento Haussmanniano en Paris disen~o Quitterie de Pascal

Apartamento Haussmanniano en Paris disen~o Quitterie de Pascal

 

2. Salones rectangulares

Hay veces que queremos que la pared parezca ,más alejada, algo muy común en salones rectangulares y estrechos. "Debemos optar por tonos claros y fríos, que den sensación de amplitud. Elige un azul o amarillo clarito", propone la interiorista.

 

 

Apartamento Contemporary Cluster de Giorgia Cerulli

Apartamento Contemporary Cluster de Giorgia Cerulli

3. Salones con techos bajos

Cuando la estancia dispone de techos demasiado bajos, y queremos que el efecto sea de mayor altura, podemos optar por pintar el techo de un color más claro que las paredes. "Sí estás decidido a apostar poe el color, recuerda que los tonos luminosos y los fríos (verdes, azules o violetas) ayudan a una mayor sensación de espacio.

¿PUEDO USAR EL PAPEL PINTADO EN UN SALÓN PEQUEÑO?

María explica que debemos evitar los revestimientos con dibujos grandes, ya que se comen el espacio y pueden llegar a generarnos agobio o sensación de claustrofobia. "Si te apetece introducir un estampado, elige uno sin mucha fuerza y de pequeña escala. Los estampados grandes, mejor reservarlos para estancias en las que pasaremos poco tiempo y queramos crear un gran impacto. Los aseos o recibidores son ideales", puntualiza. 

 

Papel pintado aseo o recibidor

Aseo en una vivienda al norte de Madrid diseño de Susana Varela Studio. Recibidor en una casa de Ámsterdam diseñado por Atelier ND Interior

 

 

Piso en Malasan~a por Juan Luis Medina de Madrid in Love

Piso en Malasan~a por Juan Luis Medina de Madrid in Love

COLORES OSCUROS, SIEMPRE CON UNA INTENCIÓN

"Por lo tanto, a modo de resumen, NUNCA utilices colores demasiado oscuros en espacios pequeños si no quieres que el color se apodere de la estancia. Ni negros, ni azules oscuros, ni verdes apagados, ni granates fuertes... ", concluye María. Debemos evitar cualquier cosa que no transmita luminosidad, y cuando sea posible, elegir siempre tonos fríos claros. Los azules o verdes en sus gamas claras serán nuestros mejores aliados. Si prefieres un blanco, escoge un blanco frío que tire más a gris que a marrón. 

"Utiliza colores oscuros solo cuando dispongas de mucha luz natural, la estancia sea muy grande o quieras conseguir un ambiente extremadamente íntimo y dramático. Si ese es tu caso, entonces adelante, y a disfrutar de un espacio con mucha personalidad. Recuerda que ningún color está prohibido, siempre que sepamos como aplicarlo". 

 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Revista Interiores?