Estanterías de obra blancas: 12 fotos e ideas para que te enamores de ellas (como nos ha pasado a nosotros)

En un salón clásico, a media altura, recorriendo el pasillo o para el cuarto de juegos de los pequeños. Las posibilidades (funcionales y estéticas) son infinitas para este elemento estructural en cuya sencillez reside su magia

DRB 2022 SERGI PONS Balmes 7 (1)

El encanto de las estanterías de obra blanca para cualquier estancia de tu hogar

yo
Victoria Herrero

Periodista especializada en decoración y lifestyle

Libros, plantas, figuras decorativas, revistas, jarrones, fuentes y objetos varios... El espacio ideal para mostrar (no solo guardar) esta amalgama de elementos es una librería o estantería. Pero, espera, no empieces a recorrerte decenas de tiendas de muebles para dar con la que más te gusta. ¿Qué te parece una estantería de obra abierta y blanca

Llega el momento de enseñar todas estas piezas tan especiales y personales y nada como hacerlo en esta especie de mostrador vistoso y con encanto. Lo único que necesitas es tener en cuenta las dimensiones del espacio donde quieres ponerlo, si quieres aprovechar el hueco inferior para un par de armarios y así duplicar el almacenaje, dejarla "desnuda" tal cual o añadir baldas de madera para añadir calidez. En la variedad está el gusto... y nosotros te la mostramos en estas ideas inspiradoras. 

1 /12
Salón clásico con estantería blanca de obra

También en espacios más clásicos

020DSCF1970 2

A juego con las molduras

Cuando se piensa en estanterías de obra a menudo se comete el error de asociar este elemento estructural y decorativo para estancias más informales y sosegadas. Nada más lejos con esta imagen donde queda claro que una librería a medida de estas características casa en los espacios más clásicos y elegantes. 

Estantería de obra en un dormitorio

Hasta la esquina

Meritxell Arjalaguer Estilismo: Mar Gausachs Interiorismo: Núria Selva

Aprovechando cada milímetro

Otro mito, estanterías de obra blanca solo para salones. Mira que bien queda en este dormitorio donde se ha aprovechado un estratégico hueco sobre el radiador haciendo que este pase desapercibido en este conjunto. 

Estantería de obra con repisas de madera

Combinada con madera cálida

Fotos: Marta González-Tarrío Interiorismo: Kinze Studio

Compañera de juegos

Nos encanta la idea que se ha usado en esta estancia para dar vida a esta estantería de obra junto con baldas de madera para hacerla más cálida en un cuarto infantil. Un elemento decorativo que aquí adquiere su máxima dimensión funcional a la hora de guardar juguetes.

Pasillo con estantería de obra

Flanqueando el armario

Conti Cert

¿Y para la zona de paso? La respuesta es sí

Si no te convence una de estas librerías arquitectónicas para salones o para habitaciones, siempre puedes aprovechar ese hueco del pasillo junto a un armario ropero. Un manera de dar otro aire, totalmente distinto, a tu pasillo de casa. 

Estantería de obra en sendos huecos

En conjunción con la madera

A-Studio

En el hueco

Propuesta creativa para esta otra estantería de obra blanca que ha dado forma a dos huecos en los cuales se han colocado una tras otra baldas de madera. Un resultado de lo más armónico con la chimenea, el suelo, los rodapiés y el mueble de madera. 

Cabecero de obra

Minimalismo de obra

A-Studio

Sencillez para el cabecero

Delicadeza en su máxima expresión. Este cabecero de obra que bien podría ser una estantería si hubiese seguido hasta el techo. Una estructura de lo más sencilla, efectiva, práctica y bonita en este escenario de silencio visual. 

Estantería de obra junto a la chimenea

Todo a mano

Kave Home

A baja altura

Versión a tamaño reducido de una estantería de obra blanca para guardar decenas de libros y que ha sabido aprovechar con ingenio decorativo el espacio a ambos lados de una chimenea. Acierto total la repisa inferior de ladrillo visto. 

Estantería de obra en la parte superior

Con una balda nos sobra

Realización: Beatriz Aparicio Interiorismo: Ana Escribano

Sobre nuestras cabezas

Una estantería puede tener apenas una balda donde colocar libros, objetos decorativos o plantas. Es el caso de este salón que ha ubicado este elemento de obra sobre este colorido sofá. Solución funcional que pasa desapercibida (a no ser que subas la mirada). 

Salón clásico con estantería de obra

Armonía clásica

MONTSE GARRIGA ESTILISMO: BEATRIZ APARICIO INTERIORISMO: MENGÍBAR BLANCO

Match ganador

Otro ejemplo de salón clásico como el que comentábamos al principio y donde la conjunción estantería blanca de obra, chimenea y molduras funciona a la perfección. Trío ganador en estilo. 

Estantería de obra para la leña

Doble función

BELE´N IMAZ ESTILISMO: BEATRIZ TORELLO´ INTERIORISMO: FEBRERO STUDIO

Librería y leñero

Aparte de lo bonito, en una vivienda es necesario apostar por elementos y mobiliario que sea funcional (sin renunciar al estilo claro). Es el caso de esta librería de obra que lo mismo sirve para dejar a la vista tus novelas favoritas como para guardar la leña de la chimenea. 

Estantería de obra blanca con cuadros al lado

Aprovechando la pared del fondo

Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes Interiorismo: Eva Marcos

Tras el sofá

¿Un cuadro? ¿Dejarlo como está? Son varias las ideas que se te ocurren para dar una vida algo más activa a esa pared del salón detrás del sofá. Nosotros te damos una opción más: una estantería de obra blanca. 

Estantería de obra en el comedor

Fundida en el ambiente

FOTO: DEL RIO BANI INTERIORISMO: SERGI PONS STUDIO

Integrada en la pared

Última estantería de obra con encanto, en este caso para ubicar junto a la mesa de este comedor abierto al salón. Un espacio no solo para guardar algo de menaje, sino como elemento decorativo. 

Las ventajas de las estanterías de obra blancas


Decantarse por ellas en lugar de poner en el salón o en el dormitorio la clásica estantería de madera no solo añadirá un plus a tu hogar, sino que trae consigo estos otros beneficios en los que igual no habías pensado antes: 

  1. Personalización: Esto es fácil ya que como son a medida, tú marcas las reglas. Solo debes tener en cuenta el espacio disponible y tú decides cómo quieres que sea desde un punto de vista funcional y estético: con o sin molduras, con baldas de madera, con espacio para almacenaje...
  2. Belleza estética: No hay otro color más empleado y que más combine en una vivienda. El tono blanco es atemporal, da un aspecto de limpieza, amplitud a esa estancia, ofrece luz a espacios que no disponen de ella y además no es para nada clásico, sino que se ajusta a tendencias vanguardistas. 
  3. Por muchos años: Uno de los secretos de las estanterías de obra tiene que ver con el material del que están hechas (antes de esa preciosa capa de pintura blanca) ya que suelen ser hormigón, ladrillo o cemento; algo que garantiza su durabilidad y resistencia a lo largo del tiempo. Eso por no hablar de esa protección ante el moho o la humedad gracias a que está sellada con productos específicos para ello. 
  4. Una buena inversión: Aunque inicialmente pueden requerir una inversión más alta que las estanterías prefabricadas, a largo plazo su durabilidad y resistencia pueden hacer que resulten más económicas, ya que no necesitarán ser reemplazadas o reparadas con tanta frecuencia.
  5. Valor añadido: No todas las casa tienen estas estanterías de obra blanca, por ello si está bien ejecutada y diseñada puede hacer que tu casa gane enteros si el día de mañana la alquilas o incluso si quieres venderla.
Loading...