Cómo (y dónde) disponer de una cama extra para invitados

Si este otoño recibes alguna visita sorpresa y no sabes dónde alojar a tus invitados, estas ideas prácticas te proporcionarán algunas pistas. Desde un sofá cama en el salón, hasta un futón o una chaise longue extracómoda. Ten cuidado porque estarán tan a gusto que no querrán irse.

cama invitados 1a
cama invitados 1a

Amigos de tus hijos, compañeros de trabajo que van de paso y necesitan un lugar para hacer un alto en el camino, familiares que siempre pasan unos días en vuestra compañía o alguno de vuestros íntimos que os haga una visita. Si en tu casa todos son bien recibidos, contar con un cuarto de invitados o en su defecto una cama extra es requisito imprescindible. Aunque la primera opción es la idónea, no suele ser la más habitual. Y es ahí donde entra el ingenio.  

Antes de nada, si no dispones de una habitación de invitados, debes buscar el lugar ideal para montar un rincón de descanso alternativo, que les permita cierta libertad de movimientos, aunque no sea una estancia independiente. Existen cuatro estancias en la casa que pueden servir para ese fin: el salón, la habitación infantil, la buhardilla y el despacho. Cada uno de ellos tiene sus cosas buenas y malas. Así, el estar es zona social y de paso muchas veces o la buhardilla suele estar llena de trastos. Sin embargo, con el equipamiento adecuado pueden transformarse al llegar la noche en una habitación confortable.

Después, debes elegir la cama o la alternativa a ella. Un sofá cama, un futón, un modelo nido o este todo en uno de SofaCompany que es, además de rinconero, chaise longue doble o sofá cama con mesita incorporada, son alguna de las opciones. Recuerda que, aunque todo comienza con ella, esta debe ir acompañada de una mesilla de noche, que puede ser un taburete o la mesita auxiliar del estar, un perchero o una silla que actúe con ese fin y hueco en alguno de los armarios, para que pueda dejar su ropa durante la estancia. Estas ideas de decoración te ayudarán a montar un espacio para las visitas cómodo y agradable, que no resta metros ni es un parche que eche por tierra la decoración de interiores. 

Sobre el autor

Lola Marquez

Lola Márquez

Periodista

Llegué al mundo de la decoración y el diseño de casualidad y me quedé para siempre. Y, a pesar de que han transcurrido muchos, muchos años (como en los cuentos), sigo viendo, leyendo y, por supuesto, escribiendo con la misma ilusión y las mismas ganas. He tenido etapas, como todas, he cambiado de estilo y he sustituido en mi corazón ‘deco’ los suelos de madera por el papel pintado, aunque sigo guardando un lugar especial para un buen sofá: será cosa de la horizontalidad. También he comprobado que el amor verdadero por la decoración se pega y se transmite de generación en generación. Para comprobarlo, basta con ver las habitaciones de mis hijas y recordar el recibidor de mi infancia.