El pueblo más bonito de marzo (según National Geographic) luce arquitectura moderna y uno de los mejores hoteles del país

Si sueñas con descansar en plena naturaleza, pero además darte un paseo por un coqueto emplazamiento (incluso practicar escalada), sin duda este precioso pueblo de Tarragona en la Sierra del Montsant tiene todo lo que buscas. Vete reservando un fin de semana para esta escapada. ¿Nos dejas acompañarte?

My Player placeholder
Pueblo del mes de marzo, según National Geographic
yo
Victoria Herrero

Periodista especializada en decoración y lifestyle

Cierra los ojos y viaja en el tiempo bastantes siglos atrás hasta este emplazamiento mágico en el municipio de Cornudella de Montsant en la provincia de Tarragona. No está escondido; más bien este pueblo advierte tu presencia desde su magnífica atalaya natural en la Sierra del Montsant. Un enclave privilegiado donde para National Geographic está el pueblo más bonito para visitar este mes de marzo y dar la bienvenida a la primavera.

Un fin de semana de desconexión para conocer Siurana (a apenas dos horas de Barcelona) y su aplaudido y encantador Conjunto Histórico y Paisajístico que hacen de él uno de los pueblos más bonitos de Cataluña. 

1 /6
Vista desde las alturas de Siurana

Luchas medievales en lo más alto

RAFA PÉREZ

Siglos de historia

Si eres de leyendas e historias te gustará saber que en este pueblo a más de 700 metros de altura en el siglo IX hubo una fortaleza musulmana, de la que todavía se pueden ver algunos restos una vez entras al pueblo. No era casualidad que eligieran este emplazamiento por ser un espacio privilegiado para vigilar y defenderse de los enemigos que se acercaban. 

Un enclave mágico que guarda también fábulas más trágicas como la de la reina mora Abdelazia se quitó la vida (para no ser apresada por los cristianos) junto a su caballo desde este acantilado. No hay día que no pase que algún visitante se acerque hasta este punto donde según los lugareños en la roca hay una marca dejada por su corcel en la caída y que hoy se conoce como Salto de la Reina Mora.

El pueblo de Siurana en su alto natural

Un recorrido tranquilo descubriendo sus calles

RAFA PÉREZ

El pueblo que te lleva al Medievo

El camino hasta este pueblo no es sencillo para los que odien las curvas ya que el ascenso se produce por la sinuosa carretera T-3225 desde Cornudella de Montsant; eso sí, pese al mareo, las vistas según subes permanecerán en tu retina y no solo en la cámara de tu teléfono móvil. 

Ya arriba empieza un encantador paseo entre calles empedradas y estrechas con un colorido de lo más acogedor por las cientos de macetas de vivos colores que cuelgan de los balcones de casonas medievales. Como si estuviese sacado de una escena de 'Juego de Tronos'.

Imprescindible en esta ruta a pie la calle Mayor que guía nuestros pasos hasta iglesia románica de Santa María donde admirar su bella portada, ejemplo arquitectónico único. 

 

Escaladores en Siurana

No hay mejor escenario para escalar

RAFA PÉREZ

Respira... naturaleza

No solo de arquitectura urbana y de leyendas vive Siurana, sino que su emplazamiento en esta comarca natural de gran belleza hace que sea un destino también muy elegido por los amantes de la naturaleza y los deportes al aire libre. 

Desde senderos para hacer recorridos a pie pasando por sus impresionantes desfiladeros y barrancos de piedra para poner en un aprieto al cuerpo en una jornada de escalada con las mejores vistas a tus espaldas. Y es que la Sierra del Montsant y Siurana son dos de los enclaves más conocidos por los que practican esta subida natural por las rocas.

A lo lejos se divisa el pantano

Un chapuzón en verano

RAFA PÉREZ

Actividades acuáticas

Pero a los que no les guste mucho eso de las alturas y prefieran poner el pie en tierra firme, Siurana también es para ellos. En su entorno hay un bello pantano donde poder practicar actividades náuticas como piragüismo o kayak, alquilar una embarcación para un agradable paseo e incluso darse un baño en verano en las zonas habilitadas por seguridad para ello.

Celler Cooperatiu Cornudella

Tesoros de la zona

RAFA PÉREZ

Antes de volver a casa

Antes de abandonar la zona y volver a casa, la comarca del Priorat ofrece muchos más atractivos además de la magia de Siurana y que seguro que pondrán el broche perfecto a esta escapada de marzo. Es el caso de la cercana localidad de Cornudella de Montsant, ideal para hacer una parada gastro en su restaurante estrella Michelin, Quatre Molins; así como visitar su bodega cooperativa, obra de Cèsar Martinell, discípulo de Antoni Gaudí, y toda una joya modernista. 

Y un último desvío antes de emprender camino de regreso: contemplar de cerca la Cartuja de Escaladei donde los monjes cartujos se instalaron en el siglo XII para repoblar el territorio y donde no muy lejos se encuentra uno de los hoteles más bonitos de toda la comunidad, Terra Dominicata. Puro lujo entre viñedos centenarios. 

Vista aérea del hotel Terra Dominicata

Silencio casi monacal

Terra Dominicata

El lujo de descansar aquí

Natura. Silentium. Priorat. Es la carta de presentación de este paraíso terrenal donde lo de descansar y desconectar es casi obligado. No será complicado cumplir con esta norma en este espacio que se asemeja a los hoteles de la Toscana italiana y donde el diseño, el gusto por los detalles y los servicios más personales están a tu disposición. 

En lo que ahora es este alojamiento de lujo se ubicaba la antigua granja del monasterio de los monjes cartujanos. Una rehabilitación de lo más respetuosa con esa herencia y el paisaje para dar vida a más de una veintena de habitaciones donde no se escamita en confort. 

Un remanso de paz que además cuenta con su propia bodega donde elaboran algunos de los mejores vinos de la zona del Priorat y ofrece a sus huéspedes spa privado, masajes, juego de petanca, yoga al aire libre, cata de vinos, rutas a caballo entre los viñedos, trekking... y un amplio catálogo de servicios y actividades para el placer del cuerpo y de la mente. 

Loading...