Esta segunda residencia en La Toja se moderniza evitando la tradicional estética 100% blanca de las casas de veraneo

Deseaban una segunda residencia de recorridos fáciles y con vistas exteriores. Un hogar neutro pero con ligeras dosis de color y unas estancias luminosas y bien distribuidas. El Estudio Rebuelta Domecq dio solución a cada una de sus peticiones. El resultado es un hogar luminoso, abierto y confortable, donde la luz es la protagonista

Salón pequeño blanco con gran ventanal y decoración de color
Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes
ines martin tiffon coordinadora web periodista especializada decoración
Inés Martín Tiffon

Periodista y coordinadora de RevistaInteriores.es

Con tres niños pequeños, con la intención de desconectar los fines de semana y las vacaciones, y poder hacer deporte y disfrutar de la familia, uno desea una segunda residencia confortable y de recorridos fáciles y amables. Y con buenos exteriores. Ésa fue la premisa principal de los propietarios de esta preciosa vivienda en La Toja (Galicia) a la que dieron solución Almudena y Cristina Rebuelta, interioristas fundadoras de Estudio Rebuelta Domecq y responsables de su transformación.

La segunda premisa fue potenciar las vistas y favorecer las aberturas exteriores para disfrutar del paisaje. No fue tarea fácil: “ La vivienda no se tocaba desde los años setenta y tuvimos que adaptarla a los sistemas actuales de confort, seguridad y climatización, y darle una nueva distribución que respondiera a una forma de vivir actual”, aseguran las interioristas. A sus nuevos propietarios no les gustó cómo estaba organizada la casa: estaba llena de estancias muy pequeñas y comunicadas entre ellas, algunas concatenadas, así que había que simplificar y crear ambientes amplios que dialogaran entre ellos.

Comedor ventana abierta a la cocina

En el comedor se diseñó una gran ventana con vistas a la cocina

Foto: Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes

También quisieron involucrarse en el proyecto de decoración y reforma, eligiendo minuciosamente las opciones y las piezas; deseaban que todo reflejara su personalidad. “La mayor dificultad fue encajar la escalera: se trataba de un diseño muy empinado y no queríamos destinarle tantos metros, por lo que tuvimos que ajustar su superficie en el espacio que teníamos y reducir la altura de los peldaños. Fue todo un reto”, aseguran las interioristas. Conseguirlo les permitió diseñar una comunicación entre plan tas más fluida y segura, e integrada en la estética de la casa.

También abrieron una gran ventana en la planta baja para dar mayor amplitud visual al salón comedor; y en las habitaciones se crearon espacios abiertos, integrando el cuarto de baño en la propia habitación. "

Quisimos darle mucho protagonismo a la luz natural, aprovechándola al máximo y dejando que fluyera entre estancias, de manera que tuvieran luz desde cualquier ángulo. Una luz diferente según la hora del día”, cuenta Almudena.

“Reducimos a lo esencial cada elemento sobre el que trabajamos. Nos gusta el diseño de líneas simples, que puede convivir con una decoración donde se mezclen piezas de épocas y estilos diferentes” Almudena y Cristina Rebuelta Domecq, interioristas

A la hora de decorar la vivienda, las interioristas tomaron buena nota de los deseos de los propietarios: “Querían una casa neutra pero con dosis de color; no deseaban una casa de verano 100% blanca, buscaban una estética con personalidad pero con un punto clásico”, comenta Cristina. Y visto el espacio, lo han logrado. 

1 / 10
Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes

Recibidor con banco a medida

Disponer de un zaguán siempre es una buena opción para dejar las cosas al llegar a casa. Aquí, el banco es una pieza de almacenaje y se ha decorado con un elegante papel pintado.

Salón en blanco con cuadro rojo
Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes

Fondo blanco

Sofá diseñado a medida por Estudio Rebuelta Domecq. Mesa de centro y auxiliar de Zara Home.Cojines de Katira. Alfombra de Cotlin. Cuadro de BACBAC.

 

Estantería volada a medida blanca
Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes

Estantería volada

Estantería volada realizada a medida por un carpintero local, con diseño del Estudio Rebuelta Domecq, ideal para aligerar visualmente el espacio, además de permitir un mejor mantenimiento de los suelos y su limpieza. Concha a modo de aplique procedente de unos edificios de la zona de La Toja. Butaca de Taller de las Indias. Cojín de Katira. Cortinas Bustamante, de Gastón y Daniela. Cuadros de Zara Home.

comedor en blanco y fibras naturales
Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes

Luz y naturaleza

Mesa hecha a medida en cuarcita, diseño de Estudio Rebuelta Domecq. Sillas de Taller de las Indias. Lámpara de Zara Home.

cocina azul con papel pintado
Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes

Cocina azul

Diseño del estudio de las interioristas. Está hecha a medida por un carpintero local. Papel pintado de Phillip Jeffries.

Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes

Papel pintado en el office

Banco heco a medida. Mesa de los propietarios. Lámparas de IKEA. Papel pintado de Philip Jeffries.

Dormitorio cabecero estampado y tonos blancos
Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes

Juego de estampados

Cabecero hecho a medida y tapizado con textiles de Gastón y Daniela. Mesita de Taller de Indias. Aplique de Other Lamps. Alfombra de Cotlin. Textiles de Katira.

Ban~o abierto al dormitorio
Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes

Ban~o abierto al dormitorio

Diseño de Estudio Rebuelta Domecq. Apliques de made.com.

Dormitorio infantil marinero
Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes

Inspiración marinera

Cabecero diseño de las interioristas, hecho a medida y tapizado con textiles de Gastón y Daniela. Mesita de Taller de las Indias. Lámparas de Other Lamps. Alfombra de Cotlin. Textiles de Katira.

Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes

Estudio Rebuelta Domecq

Las interioristas Almudena y Cristina Rebuelta Domecq se decantan siempre por la belleza de los tonos neutros, el arte y la pequeñas dosis de color que aportan personalidad. Ellas hacen muy suyo aquello del menos es más.

En esta vivienda, de líneas simples llenas de encanto (es una segunda residencia para disfrutar en familia), apostaron por el blanco para enmarcar la arquitectura y dejaron a los complementos textiles la función de aportar color. Son ellas mismas quienes nos cuentan cómo se dio que hicieran esta reforma y este proyecto de interiorismo: “Nos encontró la madre de la propietaria de esta casa viendo imágenes de Instagram, y nos dijo que lo que más le gustó fue la manera que tenemos de utilizar el color”. Dicho y hecho. Y lo trasladaron a la casa: la frialdad del blanco se equilibra con la calidez de los muebles de fibras naturales, el arte colorista en pequeñas dosis potencia la estética elegante y los textiles aportan luz y abrazan los espacios.

 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Revista Interiores?