Suelo de mármol en la cocina: ¿sí o no? Exploramos las ventajas y desventajas

Si te gusta este material para revertir el suelo de esta estancia te gustará saber que es una opción de lo más elegante y sofisticada, sin embargo tiene también sus puntos más débiles. Te los descubrimos

Pros y contras de poner un suelo de mármol en la cocina

Pros y contras de poner un suelo de mármol en la cocina

A. Soler

El mármol es uno de los materiales más polivalentes que se pueden utilizar en la reforma de una vivienda o local; además de esa esencia de elegancia que sobre todo hemos visto en los espacios más sofisticados y clásicos. Con él se pueden revestir suelos y paredes, fabricar mesas o encimeras e incluso crear figuras decorativas.

Pero ¿es una buena inversión? En este caso vamos a saber si merece la pena emplearlo para el suelo de una cocina. 

Cocina

Por todo esto, comenzaremos citando las ventajas y después los inconvenientes para que seas tú mismo quien valores si merece la pena o no colocar este material tan clásico y personal en el suelo de esa cocina que vas a reformar. 

 

Ventajas de los suelos de mármol

  • Glamour: sin duda, esto es uno de los valores por los que el mármol suele ser escogido en cuanto a la decoración de viviendas. Normalmente este material se asocia al buen gusto y a una cocina que denotará elegancia innata. 
  • Versatilidad: el mármol se puede utilizar en multitud de proyectos y no solo para encimeras o para suelos como en este caso. Se emplea en baños, para revestir mesas de interior o exterior, para dar vida a paredes e incluso para la decoración de patios y jardines.
  • Amplio catálogo:  hay multitud de colores, veteados y acabados para el mármol; tantos como gustos de los clientes y eso hace que muchas veces no haya dos piezas iguales y que sean de lo más personales y únicas. 
  • Durabilidad: el mármol puede durar toda la vida si se sabe cuidarlo; como todo. De esta manera con el mantenimiento más preciso se puede alargar la vida útil del mismo... y esto es clave en una estancia como la cocina con tanto trasiego de gente y actividad. A esto se suma el hecho de que este material es más difícil de romper que otros y resiste mejor los golpes. Por este motivo es perfecto para encimeras, suelos como el de una cocina tan expuesto en este sentido. 
  • Posibilidad de reparación: eso sí, no es algo infalible; por ellosi se rompe, se ralla o se mancha, se puede reparar siempre que no sea un destrozo importante. 
  • Atemporalidad: El mármol nunca pasa de moda a la hora de acertar con la decoración de un espacio.  

 

 

Cocina

 

Desventajas de los pavimentos de mármol

A pesar de las ventajas que te hemos mencionado, también hay que mencionar que existen algunas desventajas que también has de tener en cuenta a la hora de utilizar el mármol en tu hogar; sobre todo en el suelo. Sabiendo esto podrás tomar una decisión más acertada. 
 

  • Mantenimiento: el mármol precisa de mantenimiento y eso es innegable y más si está como parte del suelo de una cocina. Dependiendo del uso que se le de es probable que requiera un pulido específico y un tratamiento para la porosidad al cabo de un tiempo y esto claro tiene un coste que no es barato. Con el tiempo, habrá que ir haciendo algún trabajo para mantenerlo en perfecto estado; mientras tanto se puede ir limpiando pero cuidado con usar productos abrasivos que lo dañen. También se desaconseja el uso de vinagres o ácidos para evitar corroer el material.
  • Precio: Esto no es nada nuevo, este es un material que el gasto inicial puede ser elevado, aunque se compensará con el paso de los años y si se mantiene bien ya que durará mucho. 

 

 

Ahora que ya conoces absolutamente todo sobre este material, eres tú quien decides si colocarlo o no en tu cocina. Ten en cuenta que algunos de estos pros y contras son circunstanciales, por tanto puede que ahora mismo no sea el momento de colocar un suelo de mármol, pero puede serlo más adelante. 

 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Revista Interiores?