Cuarto de planchar, tan necesario como práctico y con encanto

Normalmente está integrado en la zona de la lavadora, por complicidad de rutinas domésticas, aunque su ubicación es muy variable. Lo importante es mantener el orden y organizar los diferentes elementos

Aunque no todas las casas pueden disponer de una zona de plancha independiente, las afortunadas saben que un espacio así puede lucirse como el que más

Aunque no todas las casas pueden disponer de una zona de plancha independiente, las afortunadas saben que un espacio así puede lucirse como el que más

IKEA
Raquel Redondo periodista especializada en decoracion e interiorismo
Raquel Redondo

Periodista redactora especializada en interiorismo residencial y contract 

Sobre el cuarto de planchar, lo de necesario, todos sabemos que lo es, ya que en cualquier casa las tareas de planchar forman parte de la rutina doméstica. Otra cosa es que tengamos la suerte de poder asignarle un espacio propio. Todo va a depender de las dimensiones de la casa o del piso, claro, pero suele ir integrado en la zona de lavado/secado.

Lo de hacer que sea un cuarto práctico, va de la mano del propio concepto para el que se diseña este espacio. Nos ha de ayudar a organizar el trabajo de planchar y para ello hay que pensar bien lo que vamos a necesitar en el día a día y cómo se distribuyen los diferentes elementos que lo componen.

Y la cuestión de la discreción se relaciona con que el cuarto de planchar ha de pasar lo más desapercibido posible, pese a que su función es una de las prioritarias en cualquier vivienda. Es decir, no es una estancia para mostrar a las visitas (porque los retrasos de ropa se suelen acumular), pero sí es cierto que hay que procurar tener un cuarto de planchar ordenado.

1 /7
Con espacio propio y, mejor, aislado
Jordi Canosa Estilismo: Mar Gausachs Interiorismo: Pia Capdevila

Con espacio propio y, mejor, aislado

Lo ideal es que el cuarto de planchar tenga su estancia individual y separada del tránsito diario. Y por practicidad, se recomienda que comparta espacio con la zona de lavado y secado para organizar mejor el trabajo. A partir de ahí, buscarle una ubicación va a depender de las dimensiones de la vivienda. Y también se recomienda que el cuarto tenga puertas para aislar los ruidos.

Raquel González Interiorismo

Al lado de la cocina; separados pero no revueltos

Otra ubicación que suele asignarse al cuarto de planchar, es junto a la cocina. También porque a la hora de montar la zona de lavado y secado, se aprovechan las misma instalaciones del agua. Pero, eso sí, siempre se recurre a algún tipo de separador que diferencie los dos usos y a aislarlos también. Una cristalera, por ejemplo, ayuda a compartir la luminosidad y la comunicación visual, pero no olvidemos añadir una cortina, estor, etc. que tamice dicha visión.

IKEA

En zona de paso sí, pero bien ordenada

A veces tenemos una zona de paso que no sabemos cómo aprovechar y que puede resultar ideal para situar ahí el cuarto de planchar y la lavadora. Pero en este caso habrá que elegir bien los muebles y piezas auxiliares para que nos ayuden a mantener el orden, teniendo en cuenta que el paso ha de quedar despejado. Y respecto a la parte visual, también hay que tener en cuenta y asegurarnos de organizar bien este espacio.

Estudio Mónica Garrido

La distribución de los elementos es clave

Cuando ya pasamos a hablar del diseño del cuarto, es fundamental saber las necesidades de lavado y planchado de los miembros de la vivienda para determinar, primero, su tamaño y segundo, la distribución de los elementos. El almacenamiento es fundamental, con varios muebles, así como el disponer de un espacio central amplio para poder planchar cómodamente. Una baldas con cestas y un riel suspendido para la ropa ya planchada no deben faltar.

 

Pia Capdevila Interiorismo

Cuarto de planchar pequeño, ¡y qué!

Y cuando las dimensiones del cuarto de planchar no sean muy grandes, hay que estudiar más todo para sacarle el mejor partido. Por ejemplo, optar por una puerta corredera para ahorrar espacio y también encargar los muebles a medida para aprovechar cada rincón. No hay que olvidar que la tabla de planchar ha de quedar guardada mientras no se utiliza. Y si hay una ventana siempre ayudará, ya que la luminosidad hace que el espacio se vea mayor.

 

©David Montero Estilismo: Cristina Rodríguez-Goitia Interiorismo: RQH Studio

Tareas que pueden ocultarse en un armario

Otra opción para el cuarto de planchar es aprovechar una estancia de poco uso, como puede ser un cuarto de invitados. En una de las paredes se puede hacer un gran armario a medida que incluya la lavadora y secadora, así como todos los utensilios que se necesiten en el día a día, incluyendo la tabla de planchar y espacio para la ropa doblada y colgada. Gracias a sus puertas, este servicio pasará totalmente desapercibido.

Leroy Merlin

Pocas piezas para planchar pero muy versátiles

Si nuestro caso es que no queremos demasiados muebles por en medio en el cuarto de planchar, existen piezas muy versátiles que son auténticos organizadores. Y algunos hasta incluyen la tabla de planchar que cuando no se utiliza, se dobla integrándose en el propio mueble y no ocupa espacio, como este de Leroy Merlin. Esto va muy bien en aquellas viviendas donde el cuarto de planchar no tiene espacio propio como tal (o sí), y una pieza así ayuda a mantener el orden.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Revista Interiores?