El trío ganador que hace ‘match’ en el dormitorio: 10 ideas de cabecero, cojines y mesitas de noche

Si quieres potenciar el estilo decorativo de tu dormitorio te contamos la fórmula secreta para lograrlo en base a estos tres elementos. Una apuesta ganadora, segura y que queda así de bonita en estas estancias que hemos seleccionado para ti

El combo cabecero, textiles y mesilla que sí que funciona para dotar de estilo a tu dormitorio

El combo cabecero, textiles y mesilla que sí que funciona para dotar de estilo a tu dormitorio

ADRIÀ GOULA INTERIORISMO: NÚRIA SELVA NSV

El dormitorio sea, probablemente, la estancia de la casa que refleje mejor tu personalidad. Es un espacio donde puedes ser tú mismo y donde te refugias de todo y todos. Sin duda, tu habitación se merece (y tú también) que inviertas en su decoración. Y es que todo es poco para disfrutar de un espacio que te invita a la calma y al sosiego cuando las luces del resto de la casa se van apagando poco a poco. Y una manera acertada, y acogedora, para salir victorioso de esa apuesta deco, pasa por fijarte en el combo ganador del dormitorio: cabecero, mesilla de noche y textiles. 

Todo un conjunto visual que nos dará una pista de tu estilo y personalidad y donde está permitido todo aquello que te funcione. Y si no, echa un vistazo a estas ideas de lo más inspiradoras que te damos: desde las más sencillas, pasando por las que respiran naturalidad a otras donde el color casi se ha convertido en una divertida obsesión. 

Ficha estas 10 ideas de decoración para dormitorios, con ese trío ganador, de manos de algunos de nuestros interioristas y estudios de decoración favoritos. 

1 /10
La habitación de las paredes verdes

La habitación de las paredes verdes

Mauricio Fuertes Arquitectura: Jaime Salvà

Juego de contrastes

Más allá de ese tono elegido para las paredes y que dan toda una lección de carácter y personalidad a esta estancia, en este dormitorio se ha hecho una combinación triple de lo más acertada. Un cabecero tapizado en un tono suave (para contrarrestar el protagonismo de la pared) a conjunto con la ropa de cama en blanco y beige, y una delicada mesilla de noche de hierro para un extra de modernidad. No nos puede gustar más este juego de contrastes entre colores y estilo natural e industrial. 

Larga vida a las rayas de madera

Larga vida a las rayas de madera

Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes Interiorismo: José Lara

Propuesta arriesgada, pero con acierto

Otro ejemplo de dormitorio que nos ha sorprendido para bien.  La madera es protagonista tanto para revestir la pared con este singular cabecero hasta el techo, como para la mesilla. Quizá nunca habríamos elegido ese color morado-berenjena para cojines, butaca y colcha. Pero el acierto es indudable. 

Destacamos la idea de combinar colcha a los pies de la cama y cojines decorativos. 

El dormitorio de la armonía

El dormitorio de la armonía

Marina Palacios Interiorismo: Estudio Crearte

Belleza sublime y sutil

Nada te puede perturbar en este otro dormitorio donde el blanco, combinado sabiamente con ciertos toques grises, es el absoluto protagonista. Toda una oda a la belleza más serena y donde el combo mesilla, cabecero y textil ayudan a ese fluir lento y calmado de este espacio de la casa. 

Nunca es poca madera

Nunca es poca madera

AG Studio

Diseño nórdico cálido

La madera reina en todos los rincones de este cuarto; mires donde mires. Una esencia natural para el original cabecero panelado que sigue más allá de la pared de la cama, las dos mesillas minimalistas y hasta la silla del escritorio. Y el mejor complemento, textiles en ese mismo tono tierra que evoca la tierra y la naturaleza. 

El dormitorio no apto para tímidos

El dormitorio no apto para tímidos

Daniel Schäfer Interiorismo: Sergio Prieto de Dovain Studio

¿No querías color?

Si no te asusta el color, tampoco debe hacerlo en el dormitorio. Un espacio donde el trío ganador viene en forma de tonos amarillos (el del original cabecero y la funda nórdica), el azul de las personales mesillas de noche y unos toques de rojo en las vanguardistas lámparas (y otros elementos decorativos como las flores y las pinceladas del cuadro). La ropa de cama pasa desapercibida para centrar la atención en sus compañeros deco. Un chute de alegría al levantarse. 

Triplete en tonos tierra

Triplete en tonos tierra

Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes Interiorismo: Alberto Aranda

Más allá de la madera clara

La madera es un recurso decorativo que siempre nos da buenas sensaciones y resultados. ¿Pero, podemos movernos de la paleta más clara de este material natural? Dicho y hecho en este dormitorio donde se ha optado por un punto más oscuro en mesilla y cabecero, junto con un textil que no le roba un ápice de protagonismo a la vez que conjunta con un tono casi idéntico. 

 

El dormitorio que llama al otoño

El dormitorio que llama al otoño

Amador Toril Estilismo: Cristina Rodríguez Goitia Interiorismo: Raquel González

La caída sutil de las hojas

No nos alejamos mucho de la paleta cromática elegida para el anterior dormitorio y nos vamos de nuevo a esa senda más natural y otoñal. En este caso en forma de un acertado cabecero de obra con un papel pintado floral; en donde en uno de sus lados se ha dado vida a una pequeña hornacina a modo de mesilla. Los mismos colores de esas hojas se replican de nuevo para vestir la cama, aunque con otro estampado. Un claro ejemplo de cómo mezclar estampados

 

Elementos y tonos naturales

Elementos y tonos naturales

Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes Interiorismo: Anabel Soria

Engamar, la clave

Y como no hay dos sin tres, repetimos fórmula mágica en este otro dormitorio de invitados. En este caso, el trío ganador que hace ‘match’ en el dormitorio viene en forma de un cabecero (de nuevo de obra) en blanco con una sencilla repisa de madera y a juego totalmente con la mesilla de noche y los textiles de cama (con el marrón y los colores tierras en distintas formas y tonalidades).

 

El original cabecero de forma orgánica

El original cabecero de forma orgánica

Rue Vintage 74

Vienen curvas

Como si de una puesta en escena se tratase, puro espectáculo, este dormitorio se lleva todos los WOW en un primer vistazo. Una divertida sorpresa gracias en parte a ese cabecero con su original forma curva con el mismo tono que uno de los textiles de la cama. Lejos de elegir unas mesillas de noche a juego, se ha roto el esquema (con un gran resultado) con un minimalista modelo de líneas perfectamente rectas. 

Cuando el menos es más funciona de maravilla

Cuando el menos es más funciona de maravilla

María Pujol Interiorismo: Alma Project

¿Para qué más?

El perfecto ejemplo de cómo no es imprescindible llenar una estancia de muebles y objetos decorativos para que tenga estilo y su propia personalidad. Nos lo muestra este dormitorio en calma donde los tonos más terrenales ganan la batalla en un cabecero que se acopla a la perfección a ese arco de obra, esos textiles la mar de sencillos y esa mesilla que no es más que un tronco de madera. Flechazo total. 

 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Revista Interiores?