Por qué nos gusta tanto la decoración castiza y cómo no caer en horteradas

Tiene que ser popular, pero con estilo; incorporar elementos kistch sin parecer cutre; apostar por el color sin caer en la estridencia; vestir suelos y paredes de azulejos sin recordar a un cortijo andaluz, divertido sin ser ridículo… Estas 7 ideas te dan las claves para lograrlo

decoración castiza

Estas 7 claves te ayudarán a crear una decoración castiza nada hortera, como si vivieras en el mismísimo Lavapiés

Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes Interiorismo: José Duque
file
Lola Márquez

Periodista especializada en decoración

Si estás cansada del minimalismo, de lo decorativamente correcto y del sofá blanco y los neutros, la decoración castiza llama a tu puerta, aunque no vivas en una corrala del centro de Madrid. Tiene que ser popular, pero con estilo; incorporar elementos kistch sin parecer cutre; apostar por el color sin caer en la estridencia; vestir suelos y paredes de azulejos sin recordar a un cortijo andaluz, divertido sin ser ridículo… Estas ideas te dan las claves para lograr que tu casa, como escribió Gloria Fuertes, sea tan chula que “cuando digo ‘yes’, todos me notan que soy de Lavapiés”.

1 /7
FHE.ES REALIZACIÓN: PALOMA PACHECO TURNES INTERIORISMO: JOSÉ DUQUE

Mezclado que no agitado

Al revés que James Bond. Esa es la clave del casticismo bien entendido, combinar estilos de manera que convivan en armonía. También es importante integrar los elementos estructurales, como las paredes de ladrillo, vigas o carpintería original, de manera natural para que formen parte del ambiente y no se vean como un pegote. Eso sí, en este inteligente casticismo el popurrí no tiene cabida: debe haber un nexo de unión, una sintonía visual atractiva y llena de personalidad propia. 

Studio Beleta

Aire kitsch, sin caer en lo cutre

Si hay algo que no puede faltar en una casa castiza, incluso cuando no tiene corrala es un toque kitsch. Un cartel antiguo, un imán para la madera con un oso y un madroño, una muñeca vestida de flamenca, un neón con un ‘De Madrid al cielo’… Son algunos de los elementos imprescindibles.

La clave para no caer en lo hortera se encuentra en el equilibrio y en saber introducirlo con acierto. Vale que incorpores una de estas ‘joyas’ en la decoración o que, incluso, dediques todo un rincón, pero de ahí a llenar la casa de baratijas hay un trecho. La contención es un buen aliado.

Ventanas bien arregladas
Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes Interiorismo: Borgia Conti

Ventanas bien arregladas

Aunque puede chocar con el espíritu abierto de los madrileños, lo cierto es que, de puertas para dentro, mejor cierta intimidad. Por este motivo, toda casa castiza que se precie deberá vestir sus ventanas para que sus vecinos no les vean. No hace falta que sean llamativas o muy opacas, mejor en colores neutros y que dejen pasar la luz, por algo dicen que disfrutamos de una de las mejores luces naturales de España. Vamos, como el agua. 

Siete claves para una decoración castiza nada hortera
Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes Interiorismo: José Duque

Amor por los detalles vintage

En esta decoración a favor de la mezcla, resulta interesante introducir algún elemento vintage. Desde un marco o una palmera dorados, hasta un mueble retro que acapare nuestra atención y aporte personalidad. 

Otra buena idea es apostar por el mármol, un material del pasado elegante y resultón, y dejarse llevar por las posibilidades que ofrece siempre el papel pintado en todas las estancias de la casa. 

Divertido y colorido sin estridencias cromáticas
Foto: MERITXELL ARJALAGUER INTERIORISMO: Pilar Líbano

Divertido y colorido sin estridencias cromáticas

El estilo castizo como el de Olga Ramos cantando en El último cuplé, un local en el número 51 de la calle Palma, tiene que ser divertido y algo pícaro. Y es en este escenario donde el color puede ser el mejor aliado. Rojos y azules, que nos recuerda a las típicas tabernas madrileñas son dos tonalidades que encajan muy bien. Es importante mantener el equilibrio cromático con una caja neutra que ayude a serenar esa explosión de color. 

Con respeto por la tradición
FOTO: FHE.ES REALIZACIÓN: PALOMA PACHECO TURNES INTERIORISMO: VIRUTA LAB

Con respeto por la tradición

Las casas antiguas poseían un precioso suelo de madera o de baldosas hidráulicas, que muchas veces una reforma mal estudiada ocultaba bajo una burda imitación. Este estilo castizo reivindica estos pavimentos y revestimientos donde el universo del porcelánico abre un abanico lleno de posibilidades. De la misma manera, los elementos estructurales de la vivienda dan también mucho juego. 

Balcones vestidos siempre para la ocasión
Hotel Claude, Marbella

Terraza geranios

Los balcones son muy típicos en los barrios más castizos de Madrid. Por eso, decorarlos bien es importante. Se trata de llenarlos de plantas, pero sin que parezca un paraíso tropical. El estilo castizo está más relacionado con las jardineras y los geranios, que con los jardines verticales y las especies raras. Saca partido a la barandilla, usa el suelo para alguna planta más grande y si te sientes inspirada, coloca algún elemento ‘typical spanish’, como un abanico.

Loading...