Cuadros en el salón: 8 composiciones elegantes y coloridas que confirman el poder del arte

No son un imprescindible a nivel funcionalidad, pero los cuadros y las fotografías tienen un “no se qué” que llena de personalidad y eleva la decoración de cualquier salón. El sitio predilecto para colocar obras de arte- en el salón- es sobre el sofá, pero hoy os traemos diferentes ideas de decoración para introducir el arte en tu sala de estar

Cuadros en el salón: las mejores ideas para decorar con arte tu sala de estar

Cuadros en el salón: las mejores ideas para decorar con arte tu sala de estar

Foto: Jaime Ferrer Realización: Cristina Rodríguez Goitia Interiorismo: Angela Bermudez
ines martin tiffon coordinadora web periodista especializada decoración
Inés Martín Tiffon

Periodista y coordinadora de RevistaInteriores.es

Pintura o fotografía. Abstractos o realistas. Con o sin marco. De gran formato o varios en composiciones. Hay infinidad de decisiones que tomar a la hora de escoger el o los cuadros que decorarán nuestro salón. Eso sí, el amor a primera vista o el valor sentimental, suelen ganar sobre cualquier razonamiento.

Sea como sea, las obras de arte se han convertido en piezas muy valiosas a nivel decorativo. No solo llenan de personalidad el ambiente, sino que también ayudan a crear espacios más acogedores o llenos de color.

En Interiores hemos seleccionado varios salones donde los cuadros son protagonistas. Una fuente de inspiración y el mejor argumento para convenceros de que decorar con arte es una apuesta sobre seguro.  

8 SALONES CON ARTE PARA INSPIRARTE

1 /8
Dos ambientes dos cuadros diferentes

Dos cuadros situados en un ambiente distinto

Jordi Folch Realización: Paloma Pacheco Turnes Interiorismo: Blueforestbcn

Dos ambientes dos cuadros diferentes

En este pequeño piso en la Costa Brava catalana, el comedor y el salón comparten espacio. Para diferenciarlos, además de colocar una alfombra, se han colgado dos cuadros de estilo muy diferente que enmarcan las dos zonas. Por un lado, un cuadro abstracto que reproduce el fondo marino y, por el otro, la fotografía de una escena en la playa.

Cuadro de Manuel David Toro y fotografía de YellowKorner Hermosilla.

Cuadros frente al sofá

Cuadro de gran tamaño frente al sofá

Pere Peris Interiorismo: Marta Casas de Mimouca Barcelona

Cuadros frente al sofá

Si decides prescindir del televisor, coloca un gran cuadro flanqueado por los sofás. Puedes colgarlo en la pared o simplemente apoyarlo sobre un mueble bajo. En este caso, el cuadro aporta luminosidad a unas paredes pintadas en tonos tierra.

Cuadro Double Vue, de Gao Xingjian, en Galería Senda.

Introducir el color

Cuadro abstracto de color moderno

Fhe.es Realización: Paloma Pacheco Turnes

Introducir el color

En un ambiente clásico, los cuadros abstractos introducen la nota de color y modernidad. 

La nota de color en un salon blanco

Cuadro abstracto azul klein en un salón blanco

Jaime Ferrer Realización: Cristina Rodríguez Goitia Interiorismo: Angela Bermudez

La nota de color en un salon blanco

El arte es una pieza de decoración perfecta para añadir color a salones en tonos neutros. Como podemos ver en esta casa diseñada por Angela Bermudez, combinar los textiles con los cuadros de la pared aporta uniformidad y elegancia al espacio. Además, el azul Klein o cobalto es uno de los colores de moda de la temporada.  

Cuadro de Carlos Pascual, procedente de Gärna Art Gallery.

Foto: Manolo Yllera para Soul Arquitectura Interior Interiorismo: Soul Arquitectura Interior

Combinar cuadros y molduras

Los interioristas de Soul Arquitectura Interior han apostado por colgar dos cuadros de una misma serie con fotografías en blanco y negro y con grandes marcos. Con tal de añadir un extra de originalidad y elegancia al salón, han combinado dos tipos de decoración vertical, por un lado, los cuadros ya mencionados, y por el otro molduras geométricas de bajo relieve. Además, la paleta cromática de las dos piezas de arte combina a la perfección con el interiorismo del salón.

De dos en dos
Renato Navarro Interiorismo: Diego Revollo

De dos en dos

Decorar con dos cuadros puede ser una excelente idea porque permite crear un equilibrio visual en el salón, evitando que la decoración se vea sobrecargada o desequilibrada. Las parejas de cuadros pueden complementarse entre sí, ya sea a través de temática, tamaño, estilos, marcos o colores, como en este caso. 

Cuadros azules obra de Carlito Carvalhosa, en galería Nara Roesler.

N. Manso Realización: Beatriz Aparicio Interiorismo: Anna Alegre

Sobre el sofá, un clásico

Colocar un gran cuadro sobre el sofá es la solución perfecta para esa gran pared blanca. Hay muchas formas y composiciones para decorar las paredes con cuadros, pero la más sencilla y recurrente es centrar – con el sofá- una gran obra de arte. Esta será la protagonista de la decoración, y prueba de ello es este salón decorado por la interiorista Anna Alegre, donde la fotografía en blanco y negro llena de personalidad un salón neutro.

Fotografía de YellowKorner Hermosilla.

 

Cuadros de gran formato 24
Jordi Folch Realización: Fhe.es Interiorismo: Rien de Rien Architecture and Art Direction

Cuadros de gran formato

Las paredes sin decorar contribuyen a una sensación de vacío o inacabado. Si tienes una pared lisa sin ningún tipo de decoración ni mueble, coloca un cuadro o una composición de cuadros y llena de vida el salón. Si no vas a colocar ningún mueble en esa pared, colócalo a media altura entre el suelo y la pared.

Cuadro de A4PS.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Revista Interiores?