Duchas con ventanas: el pequeño lujo con el que todos soñamos

Descubre los beneficios de tener una ventana cerca de la ducha e inspírate con las mejores ideas de decoración que terminarán de convencerte

Baños con ventana cerca de la ducha o bañera

9 duchas y bañeras con ventanas cerca: más luz, más sensación de espacio y vistas de infarto

BELÉN IMAZ REALIZACIÓN: CRISTINA RODRÍGUEZ GOITIA INTERIORISMO: LUISA OLAZÁBAL
ines martin tiffon coordinadora web periodista especializada decoración
Inés Martín Tiffon

Periodista y coordinadora de RevistaInteriores.es

En nuestro día a día, todos anhelamos esos pequeños lujos que hacen que nuestra rutina sea un poco más especial. ¿Y qué podría ser más lujoso y revitalizante que una ducha con vistas? En este artículo, exploraremos cómo puedes integrar ventanas en tu baño para crear un espacio que combine funcionalidad y belleza natural. Desde ideas prácticas hasta consejos de diseño, descubre cómo este detalle puede transformar tu baño en un refugio de tranquilidad y estilo.

Antes de inspirarte con algunos ejemplos visuales, te mostramos las ventajas de tener una ventana cerca de la ducha. Esta adición aparentemente simple puede transformar por completo tu experiencia de baño, ofreciendo una serie de beneficios que van más allá de lo estético.

 

  1. MEJOR VENTILACIÓN:  La proximidad de la ventana a la ducha permite una ventilación más efectiva durante y después del baño. El vapor y la humedad pueden evacuarse rápidamente a través de la ventana, lo que ayuda a prevenir la acumulación de humedad en las paredes y el textiles del baño.
  2. SENSACIÓN DE AMPLITUD: La presencia de una ventana cerca de la ducha puede hacer que el baño parezca más amplio visualmente. La luz natural contribuye a este efecto, además de brindar una iluminación fresca y acogedora. 
  3. VISTAS DE ENSUEÑO: Sobre todo si la ventana está orientada hacia el exterior obtendremos increibles vistas mientras nos duchamos. Esto puede incluir vistas al paisaje circundante, como un jardín, un patio o un área verde, lo que añade un elemento visual atractivo al baño y contribuye a una experiencia de ducha más relajante y placentera.
  4. ¿PRIVACIDAD? POR SUPUESTO: Si te preocupa la privacidad, existen opciones de diseño para que la ventana mantenga la discreción según sea necesario. Las cortinas, persianas o los cristales con tratamiento translúcido a media altura controlan la visibilidad mientras dejan entrar la luz natural.

DUCHAS Y BAÑERAS CON VISTAS DE ENSUEÑO: INSPÍRATE

1 /9
En una ducha mini
Amador Toril Realización: Paloma Pacheco Turnes Interiorismo: Erico Navazo

En una ducha mini

Una ventana alargada y estrecha, como la de este baño, ofrece mayor amplitud visual a la estancia, sin importar su tamaño reducido. Y es que crea la ilusión de un espacio más grande al extender visualmente las paredes. En este espacio diseñado por Erico Navazo, la esquina irregular se ha aprovechado inteligentemente, maximizando el efecto de apertura y luminosidad. 

Vistas al paisaje
Greg Cox Interiorismo: More Design

Mirando al paisaje

Sin duda un templo de relajación y lujo a partes iguales. Independientemente del interiorismo del baño, las vistas al jardín y al bosque acaparan todas las miradas. Un placer incomparable cuando se disfruta de la brisa y el olor a pino desde la bañera. 

A nivel estético, la carpintería de madera de la ventana se ha escogido en sintonía con el estilo rústico de esta finca mallorquina.

Ducha con ventana en el techo
N.Manso Realización: Beatriz Aparicio Interiorismo: Anna Alegre Studio

En el techo ¿Por qué no?

Sí, has leido bien. Si la distribución de tu casa no te permite abrir una ventana en el cuarto de baño, o directamente esta estancia no dispone de una, involucrarte en una pequeña reforma que abra el techo al cielo será un cambio que marcará un antes y después en el estilo y sensación de relajación de esta estancia. Puedes optar por una simple ventana horizontal o conducir la luz natural pisos abajo con un lucernario tubular.

 

Jordi Canosa Estilismo: Mar Gausachs Interiorismo: Pia Capdevila

Vistas al dormitorio

Este no es un proyecto cualquiera, sino una idea original y más que acertada para ganar luminosidad en un baño sin ventanas. La interiorista Pia Capdevila decidió abrir el baño al dormitorio instalando en la ducha una gran cristalera con vistas a la cama. Una idea tan original como funcional. 

Bañera con vistas ventana
BELÉN IMAZ REALIZACIÓN: CRISTINA RODRÍGUEZ GOITIA INTERIORISMO: LUISA OLAZÁBAL

De pleno

La disposición estratégica de la bañera permite disfrutar de las vistas mientras estás estirado en ella. ¡Todo un lujo! Como podemos ver en este proyecto de la interiorista Luisa Olazabal, se ha colocado un estor para ganar privacidad cuando se desee. 

Apuesta por las mamparas
FOTO MAURICIO FUERTES REALIZACIÓN ANDREA PUSSIN INTERIORISMO BRITTA HORSTMANN KRAUSE

SÍ a las mamparas

Aunque estrictamente la ventana no está ubicada en las paredes que enmarcan la ducha, la mampara transparente permite disfrutar de las vistas y la luminosidad como si así fuera.

 

Carla Capdevila Interiorismo: Gonzalo Cordoba

Cristal pavés

Si el baño da a un patio interior o hacia unas vistas que no son especialmente bonitas, puedes optar por escoger cristales translúcidos o muros de pavés. Permiten la entrada de luz natural difuminando el "paisaje" - si así se le puede llamar a un patio de luces o a una callejuela-.

Lourdes Martínez Nieto Arquitectura y Diseño

Exclusivamente para la ducha

En este baño - ubicado en una casa diseñada por la arquitecta Lourdes Martínez Nieto - se ha creado un muro de obra que divide la zona de ducha. El espacio cerrado es una cueva de relajación y luminosidad - cero claustrofóbica - gracias al gran ventanal.

N.Manso Realización: Beatriz Aparicio Interiorismo: Anna Alegre Studio

Toque deco

Más allá de la luminosidad y las vistas, las ventanas se pueden convertir en un elemento decorativo en sí mismas. En este caso en concreto, funcionan como elemento de contraste en un baño prácticamente blanco. Además, conjuntan con el suelo de baldosas dameras.

Loading...