Un estilo neutro, que evoca a viajes lejanos y exóticos. Es lo que sucede cuando accedemos al interior de esta vivienda diseñada por el estudio de interiorismo Live In Design. Creada a base de materiales nobles y sencillos, que aportan confort y calidad en cada uno de sus rincones, la casa se corona con un toque exótico a través de una selección de mobiliario y piezas decorativas provenientes de Oriente Medio. Una vivienda natural y hecha de viajes que nos invita a explorar todos los márgenes a través de sus carismáticos detalles.

Este último aspecto no es pura casualidad, ya que los propietarios son una pareja joven que ha pasado los últimos años viviendo fuera de España y viajando por todo el mundo. El resultado de esas travesías es su nuevo hogar situado en Madrid, el cual refleja a la perfección la diversidad de experiencias que han vivido en tierras lejanas.  

Para plasmar ese espíritu dinámico y viajero, Live in Design ha combinado detalles decorativos adquiridos en mercados locales (Uganda, Kenya, Tanzanya, Japón, India, Qatar, España, etc.) con la esencia de un hogar acogedor y sencillo. Un espacio convertido en el refugio al que todo aventurero desea regresar gracias a la calidez de un diseño a camino entre lo neutro y lo sofisticado.

Naturalidad

Los colores suaves y las texturas naturales predominan en toda la vivienda. Si algo se buscaba en esta casa era dar con un diseño de interior cálido, que reconforte, de esos en los que la intimidad y las relaciones surgen de manera natural. Un estilo imperfecto y sencillo que se aviva en cada rincón y con el que podemos viajar a través de medio mundo gracias a sus muebles, muchos de ellos procedentes de Oriente Medio.

Esta mezcla rica y variada nos lleva a encontrar en su interior detalles exóticos como máscaras de Kenya; Tanzania, Bangkok y Sri Lanka, vajilla y alfombra de Afganistán, una mesa de comedor comprada en Dubai, el sofá de Qatar, los cuadros pequeños del salón son mapas originales de Estados Unidos, la cama de matrimonio es estilo tatami de ante marca THE ONE o los lavabos de Bali.

No podemos perder de vista otros elementos autóctonos, comprados en anticuarios o mercados locales, como el espejo del dormitorio principal comprado en un anticuario de Madrid. En el pasillo también encontramos una tabla de madera que es el costado de un relicario de una Iglesia de Burgos del siglo XVIII y los cuadros de gran formato son obra del pintor madrileño Kastro.

El resultado del proyecto de interiorismo destaca por un interior en el que se ha recreado el espíritu viajero de la joven pareja de propietarios a través del eclecticismo decorativo de la vivienda. Un hogar para perderse entre sus detalles y descubrir esas regiones que se asoman más allá de nuestra mirada. 

 

Sala de estar íntima y acogedora
1/6

Sala de estar íntima y acogedora

Lo primero que llama la atención de la vivienda es la sala de estar amplia en la que se ha generado una atmósfera acogedora e íntima. Aquí, además del sofá tamaño XL, se ha creado una zona para relax y ocio al más puro estilo árabe, formada por una cama alta realizada en obra con numerosos cojines, ideal para gratificantes momentos de esparcimiento familiar.

Diseño armónico y uniforme
2/6

Diseño armónico y uniforme

Con un diseño sencillo y natural se ha conseguido dotar de armonía a todas las estancias. El suelo, diseñado específicamente para esta vivienda, es una tarima natural de gran formato tratada al aceite con un toque de hormigón en los nudos, en un tono muy claro. La estructura de toda la vivienda se ha recuperado para dejar a la vista la configuración original de vigas y pilares de hormigón armado.

Las ventanas se han restaurado para recuperar el encanto original del edificio, así como los radiadores de época que desprenden elegancia pintados en negro. Las carpinterías interiores de toda la vivienda se han diseñado a medida en un solo plano continuo de suelo a techo, sin molduras.

Una cocina con isla en gris y negro
3/6

Una cocina con isla en gris y negro

Con un diseño atrevido y moderno en tonos gris y negro, la cocina se ha compartimentado con cerrajería de hierro fundido y vidrio realizada medida con carriles ocultos en suelo y techo, de tal modo que puede quedar abierta o cerrada a la zona de comedor según convenga.

Sobre la isla de granito gris apomazado, la campana de extracción de humos de vidrio queda suspendida mediante alambres invisibles.  El suelo de la cocina es de baldosa hidráulica, de la marca Natucer American Melrose.

Piedra natural y bambú en el baño
4/6

Piedra natural y bambú en el baño

La piedra natural es el elemento principal de la pared de la ducha del baño en suite. Se ha conseguido potenciar su solemnidad gracias a la iluminación indirecta por bañadores de pared, que simula el efecto de un lucernario. De esta manera, la luz baña verticalmente la pared de una manera sutil y natural.  Las encimeras de los baños, realizadas a medida, son de madera de bambú.

Colores suaves y texturas naturales
5/6

Colores suaves y texturas naturales

Como hemos podido ver, en la vivienda predominan los colores suaves y las texturas naturales. Una línea decorativa que se traslada a todas las estancias. Es el caso del dormitorio principal, el cual cuenta con un gran vestidor en una habitación trasera. Un espacio que cautiva por su simplicidad y su diseño basado en materiales naturales.

Habitación infantil de estilo neutro y alegre
6/6

Habitación infantil de estilo neutro y alegre

La habitación infantil sigue el estilo neutro de toda la casa. Huyendo de la paleta tradicional rosa o azul, se ha conseguido un espacio alegre y muy estimulante mediante una base en tonos muy sutiles sabiamente combinada con papel pintado con algunos detalles geométricos coloridos, textiles con tonalidades muy vivas y láminas gráficas con ilustraciones infantiles.