Per arredrare ci vuole stoffa. Como dicen los italianos, para amueblar, necesitamos tejidos. Una bonita forma de poner en palabras el amor que tienen nuestros vecinos mediterráneos hacia el diseño de interiores y el mimo que dan a la apariencia de cada rincón de la casa. Porque, efectivamente, los muebles y los espacios también se visten, igual que lo hacemos nosotros.

A medio camino entre el delicado equilibrio entre funcionalidad y diseño, encontramos las cortinas. Ese elemento esencial que nos ayuda a dar calidez y elegancia a nuestro hogar, pero también a decorarlo y a personalizarlo con nuestro propio tinte y a hablar sobre cómo somos. Las cortinas nos permiten suavizar o tapar la entrada de luz, darnos privacidad y renovar el ambiente de nuestra casa sin necesidad de hacer reformas o grandes inversiones.

Así que disponer de distintos tipos de cortinas para cada estancia es una gran forma de adaptarnos, por ejemplo, a los cambios de estaciones: jugar con los colores, el tipo de caída, las texturas o la opacidad puede ser una gran manera de vestir nuestra casa de la alegría de la primavera o, por el contrario, de la calidez del otoño. 

 

Las cortinas ideales para el otoño

La estación otoñal se caracteriza por la disminución de horas de luz y la llegada de las noches más largas del año. Trasladándolo a nuestro hogar, eso significa que debemos hacer todo lo posible por potenciar la luz de nuestra casa durante las horas diurnas, lo que también nos ayudará a calentar nuestro hogar.

En ese sentido, los colores y los tejidos que escojamos tendrán un peso crucial en la entrada de la luz y en la sensación de confort y el mantenimiento de la temperatura: te recomendamos apostar por cortinas en tonos beiges o tostados, tejidos vaporosos y transparentes que dejen entrar la luz sin restricciones, o bien unos estores en gamas rosas u ocres.

Otras opciones que te ayudarán a vestir cualquier estancia de la gama clásica de los colores de otoño son los cobrizos, los mostazas y ocres intensos, así como tejidos ricos y de gran caída.

Si, en cambio, crees que lo que le falta a tu estancia es un poco más de opacidad, siempre puedes volver a la elegancia atemporal del terciopelo, que este año sigue entrando con fuerza en todos los catálogos de grandes firmas y que vemos a diario en showrooms de diseño y en las propuestas de los interioristas de primera línea. En las cortinas, prueba con el Esla Velvet y la maravillosa carta de colores y tacto exquisito del terciopelo que nos ofrece Via Roma60 y que potenciarán la personalidad de cualquier rincón de tu casa.

Por último, nuestros interioristas nos recomiendan combinar los tejidos de las cortinas con los cojines, plaids y demás tapicería de la casa para conseguir más intensidad de color y potenciar la armonía del ambiente.

Eso sí, la clave para acertar está, como siempre, en la calidad del producto: quédate con los visillos, cortinas, tapicerías, terciopelos y tejidos de exterior de alta gama que te proporcionen, además un exquisito resultado, un buen mantenimiento.

Las que te mostramos a continuación corresponden al nuevo catálogo de otoño-invierno de la firma italiana ViaRoma60: ¡sofisticados, versátiles y con mucha personalidad!

Cortinas claras para dejar entrar la luz
1/6

Cortinas claras para dejar entrar la luz

Cobrizos de estilo vintage
2/6

Cobrizos de estilo vintage

Con texturas y motivos geométricos
3/6

Con texturas y motivos geométricos

Motivos florales y atemporales
4/6

Motivos florales y atemporales

Sin renunciar al color, tampoco en otoño
5/6

Sin renunciar al color, tampoco en otoño

Perla, a juego con el mármol
6/6

Perla, a juego con el mármol