Ya ha llegado el otoño, el momento de ir abandonando la playa y el mar para adentrarnos en la espesura del bosque y la montaña, con sus fuertes contrastes de rojo, marrón y amarillo. La época del año que nos ofrece una de las paletas de colores más melancólicas e introspectivas trae consigo la predominancia de colores intensos como el azul o el verde, que nos recuerdan a las primeras lluvias, o el rojo y el amarillo, que nos hablan del follaje de los árboles. Tonalidades se reflejan en las tendencias cromáticas con las que los interioristas dan luz y carácter a nuestros hogares.

Hace bien poco que nuestros expertos ya vaticinaban cuáles serán algunos de los colores que se llevarán con la llegada del 2020: tonalidades fuertes y con mucha personalidad, como rojos, naranjas, rosados, marrones o verdes, que también fueron los grandes ganadores de la 54ª edición de Casa Decor.

A estas alturas es innegable que, en materia de interiorismo, estamos viviendo una explosión de lo natural, un regreso a nuestros orígenes y una huida de todo lo artificial. Como reflejo de esta tendencia, podemos ver una increíble predominancia de tonalidades y texturas con reminiscencias a la naturaleza, a la vez que transgresores, frescos y atrevidos. A su vez, los colores sobrios y los tonos terracota nos recuerdan esa búsqueda por el bienestar individual en el diseño de interiores, un retorno al orden clásico que tiene su culminación en la conocida tendencia del ‘slow living’, un tipo de decoración cuya finalidad es recrear la atmósfera ideal en la que nos gustaría vivir.

Aires de hoja caduca

Con la llegada del otoño y la caída de las hojas, la tierra empieza a cubrirse con matices rojos, marrones, amarillos y naranjas, cuatro tonalidades que podemos combinar para crear ambientes cálidos y acogedores, que nos recuerden el calor de las llamas y el brillo del follaje al atardecer. Rojo carácter, marrón trópico, amarillo fugaz o naranja boreal son algunas de las tonalidades que la conocida marca de pinturas Bruguer nos ofrece en su nuevo catálogo de otoño.

Aires de hoja perenne i lluvia

Para aquellos que prefieren apostar por colores más intensos y menos caducos, Bruguer también ofrece varias posibilidades que giran entorno al verde, otro de los colores tendencia de esta temporada otoño invierno 2019: verde envejecido, verde lima, verde bambú… Las tonalidades son infinitas.

Con la llegada del verde, el elemento agua también se vuelve a hacer presente, pero a diferencia de en la estación estiva, en esta ocasión lo hace en forma de lluvia, con las primeras tormentas de septiembre. En nuestra paleta de colores, esto se transmite en una huida de los colores suaves hacia tonos más intensos y melancólicos.

Siguiendo estas tendencias que abogan por lo natural, la casa Bruguer ha creado toda una serie de ambientes inspiradores y llenos de color que aúnan a la perfección verdes, marrones, naranjas y el resto de tonalidades que llegan pisando fuerte esta temporada. Tierra, fuego, aire, agua… ¡Déjate invadir por los contrastes de la naturaleza!

 

Imágenes de Bruguer, proporcionadas por Houser & Houser

Piel de melocotón
1/15

Piel de melocotón

Rojo con carácter
2/15

Rojo con carácter

Azul de agua real
3/15

Azul de agua real

Verde bambú
4/15

Verde bambú

Rojo terracota
5/15

Rojo terracota

Amarillo imperial
6/15

Amarillo imperial

Azul del Atlántico
7/15

Azul del Atlántico

Verde envejecido
8/15

Verde envejecido

Azul natural
9/15

Azul natural

Rojo oriental
10/15

Rojo oriental

Verde lima
11/15

Verde lima

Verde oasis
12/15

Verde oasis

Miel especiada
13/15

Miel especiada

Naranja boreal
14/15

Naranja boreal

Marrón natural
15/15

Marrón natural