Los vínculos entre el mediterráneo no dejan de sorprendernos a lo largo de la historia. Esta vez, Valencia y Barcelona vuelven a unirse por la fuerza de su diseño gracias a un nuevo convenio de colaboración entre Valencia Capital Mundial del Diseño 2022 y el FAD (Fomento de las Artes y el Diseño de Barcelona). Una manera de potenciar ambas industrias culturales que ahora, más que nunca, caminan de la mano. 

Pero ¿en qué se traduce realmente esta iniciativa? Ambas ciudades ponen en común su amplia experiencia, destacando los vínculos preexistentes entre sus trayectorias gráficas, industriales y arquitectónicas. Si ya existían lazos artísticos entre ambas poblaciones, ahora se pondrán en marcha nuevas actividades y proyectos editoriales en conjunto con el fin de proyectar y dinamizar la industria.

Por ejemplo, con este nuevo convenio Barcelona y Valencia podrán colaborar en la gestión de los espacios para el desarrollo de actividades, el fomento en la generación de proyectos culturales y la promoción de estos. Un manera directa de fomentar el diseño de dos ciudades unidas por la cultura creativa mediterránea.

Además, si por algo destacan ambas organizaciones es por la generación de actividades que promueven el networking entre profesionales y empresas. Otro de los puntos relevantes son los compromisos que adquiere el diseño, no solo como una herramienta al servicio estético, sino como un medio que propone soluciones a los grandes retos medioambientales y sociales a los que nos enfrentamos, tanto global como localmente.

“La colaboración y el progreso son valores inherentes al diseño mediterráneo, a un diseño que ubica a la creatividad, el bienestar y la innovación en el centro de nuestro día a día", apunta Xavi Calvo, director de València Capital Mundial del Diseño 2022.

El diseño se presenta así como una herramienta visible que mejora nuestro entorno, lo hace accesible, lo posiciona en el marco de lo general. De hecho, solo tenemos que fijarnos en la exposición 'Coronacrisis y cultura: propuestas de creadores valencianos' que podrá verse hasta el 14 de febrero en el Centre Cultural La Nau de Valencia. Una muestra en la que participan ilustradores y diseñadores del panorama valenciano para mostrarnos la realidad que nos asola actualmente, en un contexto movido por la crisis social, sanitaria y medioambiental.

Será en los próximos meses, y especialmente con la celebración de Valencia Capital Mundial del Diseño 2022, cuando eclosionen las primeras iniciativas en conjunto. Mientras, Jordi Montaña, presidente del FAD, ya ha destacado que “este acuerdo abre la puerta a infinitas posibilidades de colaboración entre dos comunidades de profesionales que destacan históricamente por su creatividad, por su dinamismo económico y por su trabajo en pro de un diseño responsable social y medioambientalmente”.