El hotel Westin Palace de Madrid ha sido de nuevo el escenario de la nueva edición de los Premios Interiores. En esta quinta gala, celebrada el 22 de octubre, Miriam Alía ha recibido el galardón a Interiorista del Año.

El galardón premia su inconfundible estilo, que no deja indiferente a nadie. La carrera de la interiorista madrileña ha sido meteórica: en apenas tres años, ha pasado de ser un talento emergente a codearse con los números uno del mundo del diseño de interiores y a trabajar en grandes proyectos internacionales.

"De cara a 2020, me gustaría firmar algún hotel. Siempre he estado muy metida en proyectos residenciales y me apetece mucho", afirma Alía. 

Quizás su mayor seña de identidad creativa sea un siempre sugerente y acertado trabajo con la luz y el color, que presenta en explosiones controladas. Ya se sabe: aquello que nos atrevemos a hacer mide con justeza nuestro verdadero tamaño. En el caso de Miriam Alía, reivindicar lo femenino, lo chic, lo alegre, lo diferente y todo aquello que se presente libre de prejuicios. Algo que, en unos tiempos globalizados de tendencias uniformes, le agradecemos de corazón con este premio. ¡Muchas felicidades!

"Sobre las nuevas tendencias, me interesan los colores metalizados, menos dorados y más color espejo y también el lila. Lo estoy viendo mucho y me apetece trabajar con este color", nos cuenta la interiorista.

interiorista ano 2