Bañeras y columnas de hidromasaje, baños de vapor, cabinas de ducha, rociadores con todo tipo de prestaciones... Ya hace años que el cuarto de baño se ha convertido en un espacio de bienestar personal, en el que relajarse y desconectar de las prisas, los nervios, el ajetreo diario... El artífice de este cambio es el completo equipamiento para el cuidado del cuerpo y la mente que ha proliferado en los últimos tiempos y que, cada año, se renueva para poner al servicio del usuario nuevas y completas prestaciones, con grandes beneficios para la salud.

Y es que a todos nos encanta disfrutar de esos momentos de relax absoluto después de una larga jornada laboral o cuando nos hemos pasado el día realizando cualquier otro tipo de actividad y buscamos un momento de confort y desconexión. Aparte de reducir el estrés y favorecer la relajación muscular, las bañeras y columnas de hidromasaje, los spa con capacidad para varias personas, las cabinas de ducha, los baños de vapor húmedo o seco y los completos rociadores también resultan muy efectivos para activar la circulación, reducir la fatiga y ayudar a conciliar el sueño. Asimismo, este tipo de piezas se adaptan a todo tipo de ambientes gracias a sus medidas variables, resultan bastante sencillas de instalar y, dependiendo del número de funciones que incluyan, son muy asequibles económicamente. ¿Qué más se puede pedir?

 

 

SPAS Relax en pareja
1/7

SPAS Relax en pareja

Los spas domésticos son como grandes bañeras de hidromasaje, con capacidad para varias personas. Ideales para activar la circulación sanguínea y relajarse, disponen de un completo equipamiento. Es el caso de Suite, de Aquavia Spa, con cromoterapia y desinfección del agua.

Saunas, desintoxicantes
2/7

Saunas, desintoxicantes

Gracias a sus bellos diseños y a sus reducidas dimensiones –como se aprecia en el modelo Inipi B, de Duravit–, las nuevas saunas son perfectas para mejorar las afecciones respiratorias y cutáneas en el ámbito doméstico. Se trata de un baño de vapor seco, cuya temperatura oscila entre 70 y 100 ºC.

Bañeras, un baño de burbujas
3/7

Bañeras, un baño de burbujas

Ya hace tiempo que las bañeras de hidromasaje revolucionaron el baño. Sus jets orientables proyectan agua y/o aire a presión para proporcionar un masaje relajante o vigorizante en función del momento del día. Los nuevos modelos son cada vez más silenciosos, han reemplazado los jets por ranuras minimalistas y están disponibles en todo tipo de tamaños y formatos, como se aprecia en estos diseños de Leroy Merlin, Villeroy & Boch y Jacob Delafon.

Rociador, placer bajo el agua
4/7

Rociador, placer bajo el agua

Piezas de gran tamaño y mínimo grosor –desde 2 mm–, con programas personalizados de agua, luz y color. Así son los nuevos modelos de rociadores, elementos de pared o techo que ofrecen diferentes tipos de caídas de agua –lluvia, cascada y chorro– y que tanto pueden utilizarse de forma individual como conjunta. Junto a estas líneas, Acquadolce, de Fantini, un diseño de Griferías Galindo y Atrio, de Grohe.

Cabinas de ducha
5/7

Cabinas de ducha

Para su instalación solo se necesita un enchufe y una toma de agua fría y caliente. Además, son muy completas pues pueden incluir sauna, baño turco, columna de hidromasaje, aromaterapia, amplio rociador... Un buen ejemplo es Planet, de Gala.

Columnas de hidromasaje
6/7

Columnas de hidromasaje

Ideales en duchas y bañeras,se comercializan en todo tipo de materiales, tamaños, acabados y colores, son unade las formas más económicas de disfrutar del wellness en casa y disponen de un número variable de jets. Junto a estas líneas, Essential, de Roca.

Baño turco Depurativo
7/7

Baño turco Depurativo

Como la sauna, el hammam es un baño de vapor, aunque en este caso húmedo, con una temperatura que va desde 25 ºC del suelo hasta los 50 ºC de la cabeza y con una humedad relativa del 99%. Topkavi es el nombre de este diseño, de Effegibi, equipado con ducha y cromoterapia.