Siempre, pero en estos momentos aún más, disfrutar de una comida en familia, tomar un café sin prisas, leer un libro mirando la lluvia, hacer un pastel con los niños o pasarse la tarde del domingo frente a la chimenea son las pequeñas cosas (y placeres) que nos hacen más felices, llevando un poco de hygge a nuestra vida y a nuestra casa. Una chimenea, varias velas encendidas y una bebida caliente son tres básicos de esta filosofía y estilo de vida. Especialmente ahora que acaba de entrar el invierno y apetece quedarse en casa.  

Y, aunque las velas y la bebida caliente son fáciles de conseguir, no ocurre lo mismo con las chimeneas. Aunque estamos de enhorabuena porque el mundo está cambiando y con él, el mercado de las chimeneas. Nuevas regulaciones ambientales en todo el mundo y la búsqueda del consumidor de soluciones conscientes sobre la huella de carbono son el escenario perfecto para las modelos de Le Feu, la marca líder de Escandinavia en modelos bio, ya que se adaptan perfectamente a las viviendas y al estilo de vida actual. Con modelos limpios, sostenibles, respetuosos con el medio ambiente y ¡de diseño! 

Las chimeneas del siglo XXI
1/5

Las chimeneas del siglo XXI

Le Feu ofrece una colección que combina una solución funcional de calefacción con sorprendentes opciones de tamaño, estilo y terminación, que se adaptan a cada necesidad y son aptas tanto para interior como para exterior. Estas chimeneas reflejan la atemporalidad del diseño nórdico utilizando solo la mejor calidad de materiales para ofrecer una nueva solución a la tradicional chimenea, proporcionando conexión, bienestar y calidez, lo que se conoce como las bases del concepto danés hygge.

Sin obras ni instalación
2/5

Sin obras ni instalación

De fácil montaje, solo necesitas 10 minutos para ‘encenderla’ y que empiece a calentar. Con líneas simples y definidas, las chimeneas de Le Feu son una solución práctica para calentar cualquier ambiente y estancia, ya que, al funcionar exclusivamente con biocombustible, no requieren ventilación ni ningún tipo de instalación. Además, cumplen con todas las normas europeas, calientan aproximadamente 40 metros cuadrados y pueden estar encendidas hasta seis horas seguidas, dependiendo de las condiciones climáticas en las que se encuentre.

Calor limpio
3/5

Calor limpio

Sin humos y sin el resto de inconvenientes que acarrea una chimenea tradicional y que, normalmente, pasamos por alto, como son las cenizas, el polvo de los muebles, el almacenamiento y manejo de la leña, la limpieza… Motivos que muchas veces producen que no la encendamos tantas veces como nos gustaría, con los que acaba de un plumazo las chimeneas de Le Feu, ya que el humo que producen es equivalente a tener dos velas encendidas y no usan leña. 

Ecológicas y sostenibles
4/5

Ecológicas y sostenibles

Para obtener una combustión limpia y libre de humo, utilizan bioetanol. Se trata de un alcohol producido por un almidón de azúcar que generalmente proviene de dos fuentes diferentes: de plantas comestibles o de bioetanol de segunda generación a partir de residuos vegetales o paja. A través de un proceso de fermentación, se utiliza el almidón en la biomasa, que es convertido en bioetanol. Los biocombustibles son una gran alternativa ecológica a las soluciones tradicionales, debido a su condición de renovable y a su cero emisión de CO2.

Portátiles: para poner donde quieras
5/5

Portátiles: para poner donde quieras

De la mano de los cambios tecnológicos, el sector de la construcción ha buscado aislamientos térmicos más efectivos, que ya no hacen necesario colocar una gran chimenea para calentar toda la casa, sino que se puede buscar confort y crear ambientes acogedores focalizados, como los que otorgan las llamas vivas de las Le Feu. Además, como son portátiles pueden transportarse y utilizarse tanto en interior como en exterior, llevando el hygge a cualquier punto del hogar.