El ritmo de vida frenético que solemos llevar nos ha acostumbrado a infravalorar la cantidad y la calidad de nuestras horas de descanso y priorizar otros factores menos importantes. Sin embargo, todos sabemos que una buena calidad del sueño es imprescindible para nuestra salud y bienestar físico y psicológico.

Quien más o quien menos, todos hemos sufrido alguna mala noche a lo largo de nuestra vida, ya sea de forma puntual o bien por un largo periodo de tiempo. De hecho, somos muchos los que hemos padecido problemas de insomnio durante el confinamiento, o los que solemos dormir mal en verano, cuando las temperaturas ascienden y nos enfrentamos a noches tropicales, tras las cuales nos despertamos fatigados, con dolor de cabeza y con mal humor. Y con la única obsesión durante el resto del día de volver a meternos en la cama y conseguir reponer energías.

Por eso, y ya desde hace años, los interioristas y diseñadores de interiores también se esfuerzan en convertir nuestros dormitorios en espacios ideales para el reposo y para el descanso, en los que reine un ambiente relajante, muy cómodo y muy confortable, especialmente en lo que a temperatura se refiere, adaptada para cada momento del año. Y lo hacen no solo a través de colores, formas, texturas y fragancias sino también confiando en un mobiliario de cama que, además de aportarnos belleza y diseño, cubra con creces su principal función de propiciarnos un auténtico sueño reparador y de calidad.

Cómo afecta el colchón a la calidad del sueño

Por qué es necesario renovar tu colchón periódicamente

De entre todos los factores que debemos tener en cuenta a la hora de construir nuestra habitación del sueño destaca, por encima de todo el resto, la elección crucial de nuestro colchón y su renovación periódica a lo largo del tiempo. ¡Así que nada de colchones para toda la vida!

La vida media de un colchón es de diez años

Pasamos años durmiendo diariamente en el mismo colchón, desgastándolo y confiándole nuestro descanso, y con ello, la salud de nuestro sistema inmune, nuestra memoria, concentración y nuestro humor matutino y la capacidad de tolerancia ante las pequeñas adversidades del día a día. Así que debemos estar alerta cuando, pasado un tiempo prudencial, nuestro colchón empieza a darnos signos de caducidad y no reparar en su actualización. Si te levantas con dolor de espalda o de cervicales, por ejemplo, si tienes la sensación de que te hundes en alguna parte de tu cuerpo o si te despiertas cansado cada día, puede que haya llegado el momento de actualizar la piedra angular de tu descanso, que cuenta con una vida útil de unos diez años de media.

Porque sabemos lo difícil que se hace a veces sobrellevar el estrés diario y todavía más después de haber pasado una mala noche, este puede ser un momento perfecto para reciclar tu colchón viejo y hacerte con uno perfecto como, por ejemplo, el Diamond Degree de Emma Colchón, que te permitirá volver a dormir como un bebé. Se trata de un colchón creado a base de tecnología revolucionaria y pensado para ofrecer una mejor calidad de descanso adaptada a cada uno de nosotros y a nuestras necesidades particulares.

emma premium mattress cover core cut with shadow transparent background large

Un colchón que revoluciona la forma de dormir, tu mejor inversión del año

El Diamond Degree de Emma Colchón está creado para mejorar nuestro descanso durante la fase de sueño profundo, la fase más importante de nuestro ciclo. Gracias a las partículas de grafito de su capa superior, disipa el calor y mantiene la temperatura corporal ideal y necesaria para entrar en la fase de sueño profundo.

Nos encanta este modelo porque nos permite entrar antes en estas fases y permanecer en ellas durante más tiempo, con lo que resulta mucho más fácil conseguir un sueño de calidad y despertarnos renovados y cargados de energía por la mañana. De hecho, además de contar con una cubierta totalmente transpirable, el Diamond Degree está compuesto por materiales como el poliéster, el lyocell y el elastano, cuya combinación permite que el colchón se adapte a la perfección a cada tipo de cuerpo y necesidades.

A nivel estético, también destaca por su cubierta de color grisáceo, moderna y refinada, perfectamente compatible con cualquier estilo decorativo: desde los más clásicos, a los más rústicos, pasando por dormitorios industriales o de líneas más suaves o minimalistas.

Y, por si te parece poco, también cuenta con una funda totalmente desmontable y muy fácil de lavar, algo que cobra un valor especial en estos tiempos en los que la higiene y la limpieza del hogar se han situado en una de nuestras máximas prioridades en casa.

Por todo ello, este verano puede ser un gran momento para invertir en tu sueño y en tu salud a través de un colchón ergonómico y de alta tecnología. Como nos recuerda siempre Emma, don´t worry, sleep happy!