Se acerca la semana más terrorífica del año. La fecha de la ficción, las leyendas, el momento en el que las tiendas se llenan de colores como el naranja, de objetos como la calabaza y de animales que, como el murciélago, encuentran su momento de máximo esplendor durante Halloween. Y este año, no iba a ser menos. Por lo menos en cuanto a la decoración que podemos integrar en nuestro hogar. Eso sí, iremos un paso más allá. ¿Sabías qué el garaje puede convertirse en el mejor escenario para el famoso truco o trato?

Así es. El garaje ya no será un simple lugar en el que aparcar los vehículos. Es hora de que pase a la acción. Además, con la herencia que nos llega de los Estados Unidos, donde esta fiesta se celebra por todo lo grande, solo podemos estar a la altura y convertir nuestro garaje en el más original, aterrador y extravagante de la zona.

Te preguntarás: "¿Por dónde empiezo?". Transformar tu puerta de garaje en la más espeluznante cueva de Halloween requiere de ciertos preparamientos. Antes de ponerte a decorarla, lo que puede ser además un momento ideal para pasar en familia, debes pensar cuál será el diseño que adoptarás. Nos encantan los que son llamativos, los llenos de color, aquellos que desde un simple vistazo en la calle pueden aterrar hasta el más mayor. Son muchos los diseños que hoy descubriremos para que puedas inspirarte. ¿Te animas?

 

Para empezar, debes tener en cuenta que, como se trata de una decoración de exterior, es mejor no realizarla en papel muy fino ya que si llueve se arruinará en pocos minutos. Por ejemplo, entre los materiales más utilizados para hacer figuras, caras, dientes, bocas enormes o incluso cuervos, está la tela negra o de colores y el fieltro. Para pegarlas a la puerta del garaje puedes emplear cinta adhesiva. 

Así de simple. Aunque deberás tener en cuenta las medidas que colocarás. También te recomendamos que imprimas unos patrones con las formas que quieras decorar y después las envuelves en la tela o en fieltro. Aquí tienes algunos patrones de cada una de las figuras, solo tienes que agrandarlas conforme al tamaño de tus puertas e imprimirlas. Con los moldes hechos solo te quedará traspasarlos al fieltro, cortarlos y ¡a decorar!

Además de este método, hoy te mostramos otras maneras fáciles y divertidas para decorar la puerta del garaje. Sobre todo si eres un verdadero amante de esta fiesta marcada por el miedo y los pequeños sustos. Además del disfraz, los dulces y la calabaza, no olvides que decorar el garaje puede ser una de las grandes fuentes de atracción para aquellos que pasean junto a tu casa.

A continuación, una serie de ideas para decorar la puerta del garaje como un verdadero filme en el que el color naranja y el negro lo cubren todo. Encontrarás desde decoraciones más simples y sencillas hasta otras mucho más elaboradas donde cada detalle cuenta. ¡Hasta la iluminación!

 

Una dentadura terrorífica
1/5

Una dentadura terrorífica

Esta puerta de garaje llama la atención por su diseño en blanco y negro que además, por el fondo tan oscuro, ayuda a realzar los dientes de esta figura terrorífica. ¿Te haces una idea de cómo ponerte manos a la obra? Tan solo necesitarás una larga tela negra y los colmillos los puedes hacer con fieltro o bien goma eva.

Imagen extraída de Mostcraft.com.

 

Un paisaje de película
2/5

Un paisaje de película

Nos gusta mucho esta idea por su facilidad y los efectos que crea en aquellos que la observan. Es una de las más sencillas de hacer. Necesitas algunos patrones para crear tus propios murciélagos, además de otros elementos como la valla, que podrás hacer con una gran cantidad de fieltro negro. Detalles que marcarán la diferencia en este paisaje de película.

Imagen extraída de Guía de Manualidades.

Aprovecha la profundidad de tu garaje para sorprender a tus vecinos
3/5

Aprovecha la profundidad de tu garaje para sorprender a tus vecinos

Una idea perfecta para Halloween es la de utilizar la profundidad del garaje como si se tratase de una boca gigante que se abre y se cierra. Decora los bordes con dientes y coloca unos ojos aterradores encima. ¿Crees que alguien querrá entrar ahora en tu garaje?

Imagen extraída de Rolloid.

 

Cuida cada detalle con la iluminación
4/5

Cuida cada detalle con la iluminación

Para ponerte a hacer esta puerta de garaje, solo necesitas algunos cartones, pintura negra y una o dos tiras de luces LED de color anaranjado. Si tienes tiempo y te interesa que el resultado sea mucho más profesional, también puedes trabajar sobre madera de contrachapado.

Dibuja la silueta de la escena al tamaño adecuado sobre el cartón o la madera. Después tendrás que recórtalo, pintarlo de negro y sujetarlo sobre la puerta del garaje. Dejan un espacio entre la puerta y la silueta recortada, y coloca allí la tira de luces LED. Cuando anochezca enciendes la luz y ¡listo para asustar!

Imagen extraída de Instructables.

Coloca siluetas aterradoras
5/5

Coloca siluetas aterradoras

Por último, te dejamos con esta aterradora sonrisa en forma de calavera que destaca por su simplicidad. Tan solo tendrás que realizar los ojos y la sonrisa en fieltro y luego pegarlos con cinta aislante para que se queden allí viéndolo todo durante la larga noche de Halloween.

Imagen extraída de Decora Ideas