El próximo día 21 de marzo, coincidiendo con la entrada de la primavera en el hemisferio norte, se celebra en todo el mundo el Día Internacional de los Bosques y los árboles. Por ello, desde 2013, este día fue el escogido también para conmemorar el Día Mundial de la Madera. Se celebra como un evento cultural que atrae tanto a profesionales de todo el mundo como a los amantes de la artesanía. La primera reunión se celebró en Tanzania en el 2013, pero la localización ha ido variando cada año llegando a países tan variados como China, Turquía, Nepal, Estados Unidos, Camboya, Austria o Japón todos ellos unidos por la pasión y el amor por un arte milenario.

Poco queda ya de las construcciones arcaicas en madera de civilizaciones como la griega, persa, egipcia o romana, la madera ha ido evolucionando durante siglos convirtiéndose en la materia, en muchos casos, de objetos de auténtico lujo. Artistas o arquitectos llegan a desarrollar grandes obras de arte con este material, tratado o sin tratar. De hecho, la tendencia actual por una decoración con materiales naturales ha puesto en alza de nuevo a este componente.

Hacia un consumo más sostenible

Para no cometer los errores del pasado, cada vez son más las firmas que se suman a un consumo sostenible de madera y es que durante siglos los bosques y plantaciones naturales han sido deforestados en búsqueda de este elemento. Pulmones del planeta, debemos cuidarlos, preservarlos y darles un uso consciente para que nos duren aún muchas generaciones más. Para ello, es bueno apostar por maderas que procedan de bosques gestionados de forma responsable, favoreciendo su conservación.

Ejemplo de este consumo sostenible muchas empresas del sector de la decoración y el mobiliario han decidido unirse a esta filosofía Zero Waste. Además de llevar a cabo procesos completamente artesanales, cada vez son más los proyectos que trabajan con maderas sostenibles certificadas con los sellos PEFC y FSC. También aumenta el uso de madera reciclada a la hora de elaborar nuevos productos, dándole una segunda vida a aquel mobiliario desgastado u obsoleto. 

Las certificaciones FSC o PEFC, indican que sea llevado a cabo la gestión forestal ambiental apropiada, económicamente viable y socialmente beneficiosa. El certificado de Cadena de Custodia FSC, informa de todo el proceso productivo que lleva a cabo ese producto, desde el bosque hasta que llega a nosotros.

Esta honestidad en la artesanía de cada mueble, como si de una pieza única se tratara, es cada vez más demandada entre los usuarios, más concienciados cada día de la realidad que nos rodea y de la información que hay a nuestro alcance. Y en esta sociedad sobre informada aumenta no solo respeto por la materia, sino también respeto en todos los procesos de elaboración hasta que el producto llega a nuestras manos.

Además, la madera nos ofrece múltiples maneras de decorar con ella. Tanto en muebles como en materiales de construcción es fácil encontrar este material en cada esquina del hogar. Renueva tu hogar de la manera más natural con estas ideas de decoración procedentes directamente de la naturaleza.

Muebles auxiliares
1/6

Muebles auxiliares

Cuando no queremos abusar de esta tendencia de madera vista, existe la opción de introducir algunos muebles auxiliares que, combinados con otros elementos más sofisticados, le den un toque más rústico-chic a nuestro hogar. De madera vista, esta estantería y mesa de Hannun, cumplen con los estándares de sostenibilidad y, además, están fabricados de manera artesanal por profesionales del territorio nacional. Objetos con un valor único que decoran a la vez que son funcionales.

Hannun, además de transformar la artesania con un modelo renovador y diseños innovadores, va más allá con este compromiso con el medio ambiente y apuesta por una filosofía Zero Waste. Además de llevar a cabo un proceso completamente artesanal, basado en una economía de proximidad, trabajan con un 85% de madera sostenible certificada, auditada por sellos PEFC y FSC y, el 15% restante, de madera reciclada.

Suelos de madera
2/6

Suelos de madera

En formato tarima, quizás el uso más habitual, nos ofrece multitud de opciones ya que para este uso se destinan cuantiosos tipos de maderas diferentes. Como material es resistente y agradable, aportando calidez a nuestro hogar por lo que es elegido en la mayoría de las reformas. A la larga son una buena inversión ya que con un cuidado muy simple pueden duran generaciones.

Esta, en formato ondulado de Leroy Merlín, se compone de resina y madera prensada, con alto nivel de resistencia al desgaste y al impacto. Cuenta, además, con el sello FSC, PEFC y con la etiqueta ecológica europea. 

Estanterías y almacenaje
3/6

Estanterías y almacenaje

Probablemente sea la forma más fácil de incorporar la madera en nuestro hogar. Tanto en formato estantería abierta, como en formato vitrina, están a la última sobre todo si las decoramos. Ahora que llega la primavera sobreexponla con plantas, espejos, jarrones… De hecho, juega con otros objetos de madera como cajas, cestas o cuadros con los que darle un toque más original.

Este módulo de madera puedes encontrarlo en IKEA, de madera maciza renovable, puede ser reciclado o destinarse a recuperación energética. Toda la madera de la firma sueca cumple con el estándar forestal IWAY y el certificado FSC.

Muebles de cocina
4/6

Muebles de cocina

Olvidada en la cocina, la madera ha dejado paso a otros materiales más novedosos e innovadores. Consideradas como demasiado clásicas, las cocinas de madera vuelven con acabados más modernos y minimalistas. En formato abierto al resto de la casa adquieren una imagen renovada restándole este aire rústico e invadiendo las cocinas más cosmopolitas.

En el mismo marco, Kvik trabaja la madera de sus cocinas en búsqueda de una mayor sostenibilidad. Todas las maderas están certificadas por el FSC y son macizas. A la hora de elegir una cocina es necesario ir más allá de las modas y buscar una cocina resistente que podamos disfrutar durante muchos años gracias a su calidad y compromiso medioambiental.

Dormitorios Naturales
5/6

Dormitorios Naturales

La tendencía hacia un estilo más natural está a la orden esta primavera. Casas más relajadas donde imperan los textiles ligeros y los materiales naturales en el mobiliario. Este estilo desenfadado a la vez que cuidado te sumerge en un paraiso de calma y relax. 

Esta integración de materiales naturales nos permite reencontrarnos con nuestro bienestar. Son agradables de tocar, favorecen a la decoración de nuestra casa y, además, son más sostenibles que muchas otras materias. La resistencia que proporciona la madera, como hemos mencionado con anterioridad, la hace perfecta para conseguir un mobiliario duradero y de calidad. Por ello ¿por qué no incorporarlo en muebles tan básicos y necesarios como camas, mesas de comedor o sillas?

Esta cama en concreto, de Maisons du Monde, se compone de madera reciclada de manera que ofrece una segunda vida a la materia prima. Realizada en pino, este material ecológico ofrece un precioso acabado que aporta calidez a cualquier dormitorio. Como miembro del programa 1% for the Planet, Maisons du Monde, dona un 1% del volumen de negocio anual generado por los muebles con el logo bois tracé, bois recyclé y éco-conçu a asociaciones destinadas a proteger el medio ambiente. Además ofrece productos como esta cama que, al final de su vida útil, pueden reciclarse o reutilizarse. 

 

Ventanas de madera
6/6

Ventanas de madera

Además de respetar el medio ambiente, las ventanas de madera favorecen el aislamiento térmico ya que, como material, reduce la transmisión de calor. Las fibras que lo conforman no acumulan el calor como la mampostería, el acero o el aluminio. La madera tiene propiedades únicas como su permeabilidad, sostenibilidad, el aislamiento acústico, térmico y eléctrico…

Tenuee lo sabe y cuenta con una amplia gama de ventanas como el modelo Andromeda, de estética tradicional, pero con la tecnología más actual. Artesanos de la madera desde hace ya algunas décadas, trabajan la madera maciza en todas sus variedades siempre en conciencia con el medio ambiente. De tecas recicladas de Indonesia y roble ruso proveniente de talas controladas, no solo respeta el medio ambiente, sino que te permite ahorrar y llevar una vida más sostenible en tu propia casa.