El nuevo catálogo de IKEA 2021 pone el acento en la vida sostenible

Materiales naturales como la madera o las fibras naturales, provenientes de fuentes recicladas, más opciones para reducir y reciclar en casa, objetos más duraderos y con una vida útil más larga o la reducción del plástico marcan el nuevo catálogo del gigante sueco de la decoración.

El nuevo catálogo de IKEA 2021 pone el acento en la vida sostenible
El nuevo catálogo de IKEA 2021 pone el acento en la vida sostenible

Ya lo tenemos aquí. Acabado de salir del horno, uno de los catálogos de novedades de decoración más esperados del año ya ha llegado a nuestras bandejas de entrada. Y, como siempre, viene cargado de nuevas ideas, reformulaciones y soluciones para hacer más acogedores, más inteligentes, más bonitos y más sostenibles nuestros hogares.

Este año, el catálogo de IKEA llega a su 70ª edición, un aniversario que quiere celebrar convirtiéndolo en un manual de la vida cotidiana en casa, en el que “cada página refleja la esencia de las pequeñas cosas que marcan la diferencia en nuestro día a día”. Y, aunque algunas imágenes y nuevos productos están embargados y no saldrán a la luz hasta el próximo lunes, 20 de julio, sí que ya hemos podido echar un primer vistazo a la nueva propuesta del gigante sueco de la decoración.

IKEA no ha dudado en convertir la sostenibilidad en uno de sus puntales y reforzarla todavía más en sus procesos de fabricación y en sus productos finales

Siguiendo la estela de lo que ya hemos ido viendo durante los últimos años y de las tendencias imperantes de diseño y decoración de interiores, IKEA no ha dudado en convertir la sostenibilidad en uno de sus puntales y reforzarla todavía más en sus procesos de fabricación y en sus productos finales, orientados a un estilo de vida más tranquilo, más slow y más comprometido con el medio ambiente.

Lo vemos en el auge de los materiales naturales, con una destacada presencia de la madera y de las fibras naturales, que se combinan con todo tipo de estilos decorativos; con el uso de materiales y materias primas recicladas; con la elección de “colores sostenibles”, como el verde agua, el marrón chocolate, el terracota o el nude, más cálidos y más terrosos, que nos conectan más fácilmente con la naturaleza; con el protagonismo absoluto de las plantas en la mayoría de las estancias; con unos objetos más duraderos o con las soluciones de reciclaje, de reutilización o de reducción de recursos que nos ofrecen. Vamos a ver algunos ejemplos.

Sobre el autor

Marta Costa

Periodista

Periodista y coordinadora web de Interiores.