Parecía imposible pero ya hemos superado uno de los veranos más peculiares de los últimos tiempos. La crisis sanitaria del COVID-19 está marcando y condicionando nuestras agendas y nuestra vida tanto dentro como fuera de casa, algo que ha cambiado la relación que tenemos con nuestro hogar. Si antes, para muchos, era casi un espacio dormitorio, este año nuestras casas nos han acogido en momentos difíciles en los que le hemos pedido que se transformara en una oficina, en una sala de juegos, en un gimnasio y hasta en un espacio de ocio.

El cariño que debemos poner en el cuidado de nuestra casa es directamente proporcional a la comodidad, al confort y a la armonía que vamos a sentir en ella

Ahora, ya a las puertas del otoño y con más incertidumbre por delante, ya hemos aprendido la lección: que el cariño que debemos poner en el cuidado de nuestra casa y de nuestros espacios es directamente proporcional a la comodidad, al confort y a la armonía que vamos a sentir en ella. Así que, dejando atrás la estación más calurosa del año y adentrándonos en una nueva etapa de más recogimiento, nos disponemos a dar la bienvenida al otoño tal y como se merece.

Si queremos que la calidez, la seguridad, el sosiego, el equilibrio y el bienestar inunden todos los rincones de nuestro hogar, basta con hacer una pequeña transición en la decoración y en los objetos que utilizamos a diario, adaptándolos a los meses de temperaturas más bajas que vienen por delante. Entre ellos, los textiles, que nos abrazan dándonos esa sensación tan reconfortante que nos recuerda que, como en casa, no estamos en ninguna parte.  

Y este año, aunque sigamos viviendo más hacia dentro que hacia fuera, las novedades deco tampoco paran, y las tendencias de moda e interiorismo siguen subrayando esa calidez y esa comodidad por encima de todo, y que cobra además una especial importancia en la estancia más íntima y personal de nuestra casa: el dormitorio. Tomando como partida la elegante nueva colección de lencería de hogar de la prestigiosa firma italiana Riviera que nos propone AROA, vamos a ver cuáles son las claves para aportar ese plus de elegancia y de bienestar en casa este otoño.

Las fibras naturales reinan
1/6

Las fibras naturales reinan

A la izquierda, sábanas de la colección Bluebell, de Riviera. A la derecha, plaid y cojín de la colección Eco Pelliccia de Riviera

Te las hemos enseñado muchas veces en las tendencias de mobiliario, pero ahora se convierten también en un material óptimo para la confección de lencería de hogar. Las fibras naturales nos conectan más rápidamente con la naturaleza, nos aportan más paz y tranquilidad, además de estar elaborados con estándares más sostenibles y ecológicos.

Si utilizas ropa de cama como sábanas o funda nórdica de algodón 100%, en seguida te darás cuenta de la inigualable sensación de calidad y confort que te arropará y que te ayudará, incluso, a descansar mucho mejor.

Classic Blue, también en la ropa de hogar
2/6

Classic Blue, también en la ropa de hogar

A la izquierda, ropa de cama de la colección Hamilton. A la derecha, conjunto de la colección Sendai, de Riviera.

A principio de año supimos que el Classic Blue es el color que Pantone seleccionó como el más tendencia de 2020. Y sí, los azules estallan también en el dormitorio en sus múltiples tonalidades capaces de conducirnos hacia la calma, hacia la relajación y hacia la serenidad.

Si los ves demasiado fríos, puedes combinarlos con otros elementos con tonos beiges, rosas o terracota, que transformarán al contraste en algo más que cálido, templado y elegante.

La elegancia del terciopelo sigue más vigente que nunca
3/6

La elegancia del terciopelo sigue más vigente que nunca

Ropa de cama, plaid y cojín de la nueva colección Velluto, de Riviera

Ya llevamos algún tiempo destacándolo, pero la verdad es que este material noble nunca pasa de moda. El terciopelo, con su particular suavidad y delicadeza y la elegancia que transpira, se ha convertido en un auténtico must en la decoración de interiores. Desde cortinas a sofás, pasando por cojines, plaids y edredones, el toque justo y sin excesos de terciopelo va a aportar un extra de glamur a tu dormitorio.

Urban jungle, flores y estampados botánicos en la cama
4/6

Urban jungle, flores y estampados botánicos en la cama

A la izquierda, funda de edredón de la colección Ophelia, de Riviera. A la derecha, edredón de la colección Sendai.

El amor por la naturaleza y la necesidad de reconectar con ella ha dado un nuevo impulso a la deco más green y al nuevo estilo urban jungle. Y es que, además de llenar tu casa con plantas y con preciosas flores naturales, las firmas de primera línea siguen también la tendencia vegetal incorporando delicados motivos como flores y estampados botánicos pintados en acuarela en sus colecciones tanto de primavera como de otoño e invierno.

Para lograr el equilibrio perfecto, combínalos con cojines y mantas lisas.

Geometría al poder
5/6

Geometría al poder

Fundas de edredón y ropa de cama de la colección Shetland, de Riviera

Rayas, cuadros, rombos y otros motivos geométricos lideran los estampados en el hogar. Los vimos en nuestra selección de papeles pintados tendencia y, ahora, también en la ropa de cama.

Aunque no reniegan de su pasado clásico, los estampados geométricos de hoy se han adaptado para transformarse en una opción desenfadada, urbana y joven, perfecta para decoraciones contemporáneas y modernas.

Nunca habrá demasiados cojines
6/6

Nunca habrá demasiados cojines

Cojines de la colección Sendai y Velluto, de Riviera

Lo hemos dicho muchas veces y lo repetiremos tantas más como haga falta: los cojines en la cama son una opción más que económica para dar un giro a la decoración de nuestro dormitorio, adaptándolo a las distintas estaciones y al resto de elementos con los que convivan. Nuestra recomendación es que te hagas con distintas fundas de colores, formas y acabados diferentes, para que puedas ir combinándolos y dando juego a tu cama.

Hazte con algunos cuadrados, otros rectangulares y algunos en formato galleta, y combina la delicadeza del terciopelo con el delicado y agradable eco pelo, con cojines con cuadros escoceses, con acabados con efecto lana o incluso con combinaciones lisas con terciopelo.