Los pavimentos y revestimientos tienen un gran papel a la hora de vestir cualquier estancia: sus infinitas posibilidades de formatos y la fusión de las cualidades funcionales de sus materiales permiten combinarlos con todo tipo de colores, grafismos y distribuciones, a menudo funcionando como un elemento esencial para definir las líneas creativas de cualquier proyecto de decoración.

En esta línea, y para descubrir cómo serán los estilos predominantes de este año, Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos ha lanzado un avance de las que prevé que serán las colecciones cerámicas inspiradas por tres de las macrotendencias que marcarán el diseño de interiores de este 2021.

Modernidad revisitada
1/6

Modernidad revisitada

Simplicidad, simplicidad y más simplicidad. Esta macrotendencia se caracteriza por la plenitud de la simplicidad en el día a día sin renunciar, por supuesto, a pretensiones estilísticas.

¿La forma de alcanzar esta simplicidad? Mediante una modernidad que busca la pureza, focalizada en la personalidad de la forma y los materiales. Para lograr esta modernidad sencilla, la cerámica y sus atributos son perfectos para crear espacios que respiren este ideal de depuración estética.

Formas sencillas y variedad cromática
2/6

Formas sencillas y variedad cromática

Así, las creaciones que predominan si se busca esta modernidad revisitada son aquellas cerámicas que se inspiran en formas sencillas y mínimas, pero que juegan con una gran variedad de gamas cromáticas: desde las tonalidades naturales más claras y suaves hasta los colores fuertes como los verdes, azules y amarillos.

Tradicionalismo renovado
3/6

Tradicionalismo renovado

Esta corriente define un tradicionalismo totalmente renovado y creativo, donde el protagonismo lo tiene el propio lugar, que es el que da forma a los proyectos. Esta tendencia sitúa a los materiales con tradición en el centro de la producción, enfoque reforzado con una perspectiva que incluye la responsabilidad ambiental, enfatizando el compromiso del sector cerámico con la sostenibilidad.

Formas abstractas y patrones atemporales
4/6

Formas abstractas y patrones atemporales

Esta tendencia también busca la sencillez, pero combinada con la sobriedad, la autenticidad rústica y la atemporalidad. Predominan los gráficos simples, las formas geométricas abstractas y los patrones de inspiración atemporales como las rayas, los rombos y los patrones étnicos.

En cuanto a la gama cromática, es amplia y va desde los tonos claros como el gris piedra y beige hasta las tonalidades frías como el verde agua o azul grisáceo, pasando por los colores tierra.

Autonomía artística
5/6

Autonomía artística

Esta tendencia busca que los espacios destaquen del resto, proclamando una cierta libertad de gusto y de tono. Se trata de una visión bohemia, pero también artística, vibrante y alegre que, combinada, crea una nueva forma de expresionismo en las formas, colores y materiales. Gracias a la libertad que ofrecen las colecciones cerámicas, esta tendencia es una de las favoritas para aplicar en proyectos de interiorismo.

Ritmos abstractos y expresivos
6/6

Ritmos abstractos y expresivos

En esta tendencia, las creaciones se inspiran en las formas y ritmos abstractos de la segunda mitad del siglo XX. Así, podemos encontrar desde las formas libres a otras estructuras redondeadas y orgánicas, que conviven con grafismos y configuraciones geométricas que evocan expresividad.

Funcionan tanto los acabados rústicos como los sofisticados, aunque los más usados son aquellos de inspiración natural, pétreos o el vidrio coloreado.

La gama de colores es cálida y apagada, destacando los tonos azafrán, terracota o granate, a menudo contrastado con tonos como el verde abeto y el azul turquesa. Sin embargo, la tendencia también aplica, en ocasiones, colores neutros oscuros como el color tiza y el negro.