Uno de los sectores que mejor ha resistido la crisis social provocada por la COVID-19 ha sido, sin duda, el del interiorismo y la decoración. Tras largos meses confinados en casa, la mayoría de nosotros nos hemos dado cuenta de la necesidad de adaptar nuestros espacios a nuestras nuevas necesidades, que ahora incluyen también áreas optimizadas para el teletrabajo, el estudio, el ocio o el deporte. Así que, en mayor o menor medida, la mayoría nos hemos puesto manos a la obra cambiando objetos de decoración o mobiliario anticuado, renovando estancias desaprovechadas o bien adentrándonos en reformas o incluso en un cambio de vivienda.

El sector de la cocina es el que más ha crecido durante el tercer trimestre del año

De hecho, según datos recogidos por la Asociación de Mobiliario de Cocina (AMC), el sector de la cocina ha sido, precisamente, el que más ha crecido durante el tercer trimestre del año, aumentando hasta un 12% respecto el ejercicio anterior. Y no es de extrañar, si tenemos en cuenta que, tal y como ya apuntaban todas las tendencias del año pasado, la cocina ha empezado a dejar atrás su tradicional y única función de espacio destinado a preparar alimentos para catapultarse como uno de los centros sociales del hogar. Porque, más horas en casa, más conciliación y más calidad de vida pasan seguramente por espacios más preparados, más multifuncionales y más personalizados.

¿Cuáles son las tendencias del momento en cocinas? Para resolver esta cuestión y verlo con nuestros propios ojos, hemos dado un paseo por los tres showrooms de Discesur, la empresa líder en soluciones y equipamiento de cocina y baños, que la marca tiene en Pinto, Madrid y Alcobendas, en los que hemos podido encontrar más de nueve cocinas que aúnan a la perfección diseño y funcionalidad, y entre las que destaca la presencia del excelente mobiliario de Santos.

La marca, además, ha querido adaptarse a las necesidades del momento ofreciendo su impecable servicio de asesoramiento de forma virtual.

Cocinas abiertas e integradas en el espacio
1/7

Cocinas abiertas e integradas en el espacio

La relación entre la cocina, el comedor y el salón se ha transformado, eliminando fronteras y convirtiéndose en un único gran espacio, multifuncional y muy bien integrado, en el que el paso de un área a otra es totalmente fluido y armónico, pensado para compartir y para disfrutar.

Lo conseguirás estableciendo un hilo conductor a través del color y del mobiliario, que puede reseguir todo el ancho del espacio, creando un diálogo muy equilibrado y coherente entre zonas. Para ejemplo, esta maravillosa cocina del showroom de Discesur, con muebles de Santos.

Blancos, líneas depuradas y high tech
2/7

Blancos, líneas depuradas y high tech

Apostar por la sostenibilidad y por la innovación significa apostar por la eficiencia energética, y sin ninguna necesidad de renunciar a la estética y al diseño. Las cocinas que vienen son más inteligentes que nunca e incorporan electrodomésticos con las etiquetas A+++, A++, A+ o A, las más eficientes, que te permitirán ahorrar energía y disminuir la factura del agua, del gas y de la luz.

Piedra y madera natural
3/7

Piedra y madera natural

Pase el tiempo que pase, la combinación de encimera y de revestimientos de piedra natural junto al mobiliario de madera no va a quedar desactualizada. Elegante, durable y ultra resistente, la piedra natural es una de las mejores opciones para vestir nuestra cocina, ya que nos aporta una resistencia extrema a los arañazos, a las altas temperaturas, a los químicos de los productos de limpieza, a las manchas y la humedad.

Negros y oscuros
4/7

Negros y oscuros

Son la auténtica revolución en la cocina. La elegancia eterna del negro ha llegado con más fuerza que nunca para conquistar un espacio que tradicionalmente siempre se le había resistido por su supuesta falta de calidez. Y sí, es cierto que el color negro aporta sobriedad, pero puede ser perfectamente matizada a través de la combinación de colores y elementos más acogedores y adecuadamente seleccionados.

Combinándolo con madera, con mármol blanco, con rosas empolvados, con blancos, con oro, con cristal o con hormigón, podrás conseguir un resultado tremendamente elegante y personal.

Minimal y escandinavas
5/7

Minimal y escandinavas

Cálidas, conciliadoras, repletas de luz y de elementos naturales, con líneas simples y sin artificios decorativos que no aporten nada. Así son las cocinas escandinavas, las que, desde ya hace tiempo, nos han robado el corazón y lo seguirán haciendo durante mucho más tiempo.

Aunque pueden utilizarse en cualquier espacio, el ambiente equilibrado y sosegado que consiguen crear las hace perfectas para cocinas pequeñas en las que es importante aprovechar al máximo cada centímetro. Sus aliados perfectos son la madera natural y la vegetación sencilla y discreta.

Rústicas y elegantes pero urbanas
6/7

Rústicas y elegantes pero urbanas

Ya no hace falta vivir en el campo para lanzarse a la decoración rústica. Ni mucho menos. Este estilo tradicionalmente vinculado con la vida de pueblo ahora se ha convertido en una de las grandes tendencias de los hogares urbanos, en los que no necesariamente viste siempre con la clásica madera oscura o el mobiliario de líneas gruesas y formas robustas.

Con toques vintage, aires nostálgicos, mobiliario de obra y elementos naturales, también casan bien con materiales como el cemento, azulejos coloridos, alfombras vinílicas, vigas, fibras, mármol y mucho más.

Cocinas en isla, grandes vitrinas y objetos a la vista
7/7

Cocinas en isla, grandes vitrinas y objetos a la vista

En esta espectacular estantería de Santos que podemos ver en el showroom de Discesur, los objetos quedan totalmente a la vista, imitando el tradicional uso de este tipo de muebles que hemos situado siempre en el salón. En esta atrevida propuesta, además, el horno y el microondas quedan integrados en un alto aparador.