El impacto que ha tenido la crisis del COVID-19 ha afectado a muchas áreas de nuestras vidas, incluida la relación que tenemos con nuestro hogar. Superada la pandemia, muchos siguen teletrabajando en casa, combinando su vida profesional con la vida doméstica y el cuidado de hijos y de personas dependientes, algunos todavía no han vuelto al gimnasio o al centro deportivo y las salidas de ocio siguen siendo inferiores a lo que estábamos habituados antes de la crisis.

La búsqueda de pisos con jardín o terraza se ha disparado hasta un 40% en los últimos meses a raíz del auge del teletrabajo

En definitiva, qué hacemos en casa, cómo lo hacemos y durante cuanto tiempo ha cambiado significativamente. Así que, si ahora le pedimos a nuestro hogar que cumpla con nuevas funciones, tenemos que enfrentarnos a la gran pregunta de si puede o no puede cumplir con nuestras nuevas necesidades. De hecho, tal y como explicaba Anaïs López, directora de comunicación de Fotocasa, en una entrevista a Catalunya Ràdio, la búsqueda de pisos con jardín o terraza se ha disparado hasta un 40% en los últimos meses a raíz del auge del teletrabajo, que ha hecho que muchas familias decidan abandonar la ciudad para acercarse más a la naturaleza y a los entornos rurales, más abiertos y menos densificados.

De la misma forma, las pequeñas o grandes reformas y la renovación de mobiliario y de objetos de decoración también están viviendo un momento dulce, ya que son muchas las familias y los compañeros de piso que han tenido que adaptar sus espacios a la multitarea y conseguir conciliar en pocos metros necesidades muy diversas de todos los miembros de la casa.

Así que, el mercado, regido como siempre por la ley de la oferta y la demanda, ya se está adaptando a las nuevas tendencias poniendo a nuestra disposición soluciones de todo tipo orientadas, sobre todo, a dos grandes ejes: la multifunción y el contacto con el exterior y la naturaleza.

Amor por lo rústico
1/7

Amor por lo rústico

Foto: Maisons du Monde

Según explica López, la tipología de finca rústica es la que ahora mismo está teniendo más búsquedas en el portal inmobiliario Fotocasa, seguida de chalets y casas adosadas. Ya sea para plantearse un cambio de residencia, una segunda residencia de compra o de alquiler o bien una casa para pasar unas vacaciones al estilo del turismo sesentero, más locales y de proximidad.

Comedores de exterior
2/7

Comedores de exterior

Foto de Edzard Probst © 2015 Houzz

El periodo de encierro entre las cuatro paredes de nuestras casas ha hecho emerger la gran ansia de contacto con el exterior, una necesidad que se ha trasladado a una voluntad general de sacar el máximo partido a balcones, terrazas, jardines y patios, convirtiéndolos, en la medida de lo posible, en nuevos comedores de exterior.

Conjuntos de cómodos sofás con mesas bajas ligeramente más altas de lo normal son tendencia a la hora de transformar el espacio de la terraza en un rincón dulce pensado para el relax, pero también hacerlo apto para celebrar comidas. De la misma forma, las camareras, las estanterías de apoyo o los muebles auxiliares permiten también sacar más provecho de nuestros espacios exteriores.

Artesanía local
3/7

Artesanía local

Producto de Guille García-Hoz

Con productos locales, más ecológicos y más sostenibles. El COVID-19 también ha puesto en crisis nuestro modelo de consumo, que ahora está tomando la dirección de vuelta a casa, con una preferencia generalizada hacia la artesanía local que emplea métodos de producción menos industrializados y materias primas más orgánicas.

Muebles multifunción
4/7

Muebles multifunción

Foto: IKEA

Puertas correderas, sofás-cama, mesas extensibles, mesas acopladas, sillones estanterías, armarios desplegables… Las viviendas pequeñas han tenido que readaptar y saber transformar sus pocos metros en espacios aptos para funciones tan diversas como el teletrabajo, el estudio, la práctica del deporte o el ocio, a través de soluciones y de muebles multifuncionales. Algo que parece que seguirá en auge, teniendo en cuenta el cambio de hábitos laborales que los expertos pronostican a medio y a largo plazo, de oficinas cada vez más deslocalizadas.

Jardines verticales, huertos urbanos y plantas medicinales
5/7

Jardines verticales, huertos urbanos y plantas medicinales

Foto de Javier Bravo ©Houzz España 2017

El amor por la jardinería ha conquistado a muchos urbanitas que han visto en la pequeña agricultura, el cultivo de vegetales, de hierbas aromáticas o de plantas medicinales un gran antídoto contra el aislamiento: mejoran el aislamiento acústico del hogar, la calidad del aire, aportan frescura, nos permiten conectar con la tierra y la naturaleza y aprovechar sus frutos para la cocina, además de embellecer y hacer más agradable cualquier espacio.

Colores y materiales naturales
6/7

Colores y materiales naturales

Foto de Carla Capdevila © Houzz España 2019

Si el mimbre, el ratán, el bambú, las cuerdas, la madera natural o la lana y el algodón orgánico son tendencia desde ya hace un tiempo, ahora también lo son los colores que más nos conectan con la naturaleza. Tonos cálidos y más terrosos, como el nude, el terracota o el marrón chocolate están siendo los favoritos por los interioristas y diseñadores, que también los incluyen en el baño a través del mobiliario, con muchos matices azules.

Recibidores y baños ganan protagonismo
7/7

Recibidores y baños ganan protagonismo

Foto: kNOWHAUS

Las nuevas medidas sanitarias de lavado frecuente de manos con agua y jabón, de llevar mascarilla de forma obligatoria y de escrupulosa limpieza y desinfección de espacios está teniendo también su traslación a los hogares. Ahora, los recibidores y los baños están recuperando protagonismo, por ser dos espacios destinados a estas funciones.

Si el caso del baño es evidente, el recibidor, muchas veces subvalorado, es ahora un espacio de frontera entre el interior y el exterior en el que muchos hemos incorporado medidas de saneamiento para todo aquel que quiera acceder al hogar. “Existe la posibilidad de implementar este espacio con un baño de cortesía que no sólo sea un espacio de higiene personal, sino de saneamiento y desinfección, con elementos como el ozono o la luz ultra violeta, capaces de generar desinfecciones completas y seguras. Este aseo o vestuario de acceso a la vivienda deberá ser un espacio cómodo y elegante, y no un espacio frío y aséptico, ya que no deberá perder el deseo de dar la más cálida bienvenida a visitantes y amigos”, explica Dani Blanch, del estudio de arquitectura e interiorismo KNOWHAUS.

Volviendo a la tendencia hacia lo natural, “los elementos decorativos de estilo náutico y vintage predominarán en este espacio de la casa, así como las cestas de mimbre, las alfombras de fibras vegetales, ramos de lavanda o cubos de zinc”, pronostica la plataforma Houzz.