Una falda escocesa, un vestido, una bufanda, ¡hasta ropa de cama! El estampado tartán lo invade todo con sus peculiares cuadros. Un corte clásico que no pasa de moda y que como cada otoño, y este 2020 no iba a ser menos, llega para dar una nota de color y serenidad a tu hogar.

Los días fríos de sofá, manta e infusión cobran todavía más sentido si los acompañamos de este mítico estampado de cuadros escoceses. Un estilo que no cambia y que regresa cada temporada para añadir un toque de confort y calidez en la decoración de nuestras casas.

Por lo general, el tartán original estaba fabricado en lana y debe sus orígenes a la vestimenta utilizada por los distintos clanes escoceses. Pero la realidad es que, en la actualidad, cada persona lo adapta según sus necesidades. Uno de los espacios en los más triunfa este tejido, además de en bufandas, es en la decoración de interiores. Porque siempre hay algún objeto o rincón que se puede recurrir con esta combinación de colores y cuadros únicos que cada uno aplica a su manera.

 

Acostúmbrate a este estampado de cuadros comprando una funda nórdica, una manta para el sofá o cojines a juego. 

 

Para muchas personas puede resultar un diseño atrevido, especialmente en su versión clásica con un fondo rojo. Pero existen ya tantas variedades y tonalidades que es imposible resistirse a encajar, aunque sea en un pequeño detalle como la almohada o el mantel, este estilo que nos recuerda al otoño y a sus hojas amarillentas que caen y caen hasta formar montañas enteras de ocre claro.

De hecho es en el ocre, el marrón, el granate, el rojo puro e incluso el morado, donde puedes encontrar la mejor paleta de colores para incluir el tartán en tu hogar. Y, aunque para muchas personas pueda resultar un estilo de carácter clásico, rústico e incluso too old, la ventaja es que consigue hacer que la casa sea acogedora de inmediato. Eso sí, siempre y cuando no te excedas en su uso.

Puedes empezar a acostumbrarte a este diseño comprando una funda nórdica, una manta para el sofá o cojines. Si el estampado tradicional te parece demasiado, elige una tela en blanco y negro y ¡listo! También puedes mezclar diseños y combinar algunos más modernos con pequeños cuadrados con otros más clásicos.

El tartán, como otros estilos, siempre tiene amantes y detractores. Pero por lo que sí destaca es por su capacidad para adaptarse a cualquier entorno de la casa, aportando serenidad y confort. Te mostramos ahora, las claves para introducir este tejido escocés en la decoración de interiores de una manera muy natural:

 

Un estilo ideal para tapizar sofás y sillones
1/6

Un estilo ideal para tapizar sofás y sillones

Una imagen típica escocesa es la del sofá o sillón tapizado en tartán muy cerca la chimenea. Las tonalidades pueden ir desde los marrones hasta los rojos o granates. Lo importante es crear esa sensación de confort y hogar que puedes acompañar con la ayuda de unos cojines que vayan a juego.

Imagen extraída de Housetohome.co.uk

 

Papel pintado para pared tipo tartán
2/6

Papel pintado para pared tipo tartán

Si quieres que el tartán inunde tu casa al completo, entonces debes apuntarte esta idea: el papel pintado. Un elemento ideal que no solo decora sino que también recubre tus paredes con la elegancia de los tonos oscuros. Un escenario otoñal y tranquilo que no pasará desapercibido.

Imagen extraída de Next.co.uk

 

 

Ropa de cama y tejidos en tartán
3/6

Ropa de cama y tejidos en tartán

¡El tartán puede llegar hasta tu dormitorio! Un tejido idóneo para la ropa de cama en invierno que siempre es una buena elección. Por su tacto y diseño, consigue otorgar una gran calidez al dormitorio.

Cortinas en tejido escocés
4/6

Cortinas en tejido escocés

Las cortinas en estilo tartán son una de las opciones más vistosas. Eso sí, en ocasiones pueden resultar demasiado cargadas. Por ello, es recomendable que si utilizas este estampado escocés, el resto de la decoración de la sala tendrá que ser mucho más neutro.

Mantel con estampado
5/6

Mantel con estampado

Aunque esta imagen pueda resultar navideña, lo cierto es que el tartán es un tipo de tejido que puedes utilizar también en el otoño para decorar con mucho encanto la mesa del salón o la cocina. Acompaña el mantel con servilletas de tela y otros elementos que encajen de lleno con este estilo escocés.

Imagen extraída de Williams-sonoma.com

 

Mantas o plaids para sofá
6/6

Mantas o plaids para sofá

Como no, este tejido que no pasa de moda es maravilloso para una tarde de manta y película. Incluye las mantas o plaids para sofá en tu casa y verás que bien quedan sobe alguno de tus sillones.