Elegancia, sofisticación, calidez o tradicionalidad son algunas de las características que marcan la atmósfera de un estilo clásico. Comedores y dormitorios que no dejan indiferente a nadie con piezas de grandes dimensiones, antigüedades, butacas o sofás. Un estilo en el que rebosan los objetos y las formas. Allá donde lo glamuroso y el buen gusto encuentran su lugar entre una combinación de tonos blancos y cremas.

Son muchas las películas de época que ilustran el estilo clásico, con toda esa dignidad imperial que le pertenece. Un estilo que está asociado normalmente a personas adineradas, con preferencias por los gustos establecidos; es decir, aquellos que apuestan por lo tradicional en lugar de por los diseños minimalistas o contemporáneos.

Pero ¿de dónde viene este interés por el clasicismo? Una decoración noble, elaborada con materiales de calidad excepcional que se originó en Francia en el siglo XVII. Muy pronto se extendió por toda Europa, llegando a convertirse en un de los estilos dominantes de la época. Y es que, con el paso del tiempo, cada país lo adaptó a su manera. Mientras que en Francia el diseño de interior se basaba en espacios llenos de esplendor y luminosidad, en Inglaterra el clasicismo se caracterizó por el racionalismo y rigor.

En este estilo es muy importante que cuentes con mucho espacio, ya que el tamaño de los muebles y complementos clasicistas por lo general es de grandes dimensiones. Aun así, no pierdas de vista algo muy importante en este estilo: la armonía y la simetría. Debes intentar que todo quede unido y alineado. Nada de estructuras aleatorias. Recuerda que un estilo clásico mantiene el orden por lo tradicional y embellecido.

Te mostramos ahora algunos consejos para que puedas decorar tu casa bajo el estilo clásico. Recuerda la importancia de cuidar los espacios, la elegancia y el gusto por lo tradicional.

 

 

 

 

 

 

Uso de detalles ornamentados: arcos, estatuas, columnas
1/6

Uso de detalles ornamentados: arcos, estatuas, columnas

Son muchos los elementos que decoran una estancia bajo el estilo clásico. Sobre todo, destacan los detalles ornamentados, los arcos, estucos o columnas. Todo tiende a seguir un misma simetría: cornisas, puertas y ventanas, chimeneas de mármol o muebles que tienden a ser rectangulares.

Imagen extraída de Una nota de color

Predominio de tonos blancos y crema
2/6

Predominio de tonos blancos y crema

En el estilo clásico el predominio del color es esencial. Se suelen utilizar tonos blancos y crema, además de oliva, beige, verde claro y dordado. En caso de que quieras que tu interior no de la sensación de sombrío o oscuro, puedes emplear tonos más potentes. Para contrastar con las paredes, en la tapicería se prefiere utilizar colores arena y la paleta pastel.

Imagen extraída de Town&Country.

Suelos de parquet o mármol
3/6

Suelos de parquet o mármol

Respecto al cómo se recubren los objetos y las estancias, estos suelen ser hechos a mano y de gran caliad. Las paredes tapizadas, suelos de parquet o mármol, mientras que los techos suelen ser decorados con frisos de estuco.

Imagen extraída de Una nota de color

Ilumina tu estancia con candelabros de cristal
4/6

Ilumina tu estancia con candelabros de cristal

La iluminación es uno de los puntos fuertes del estilo clásico. Para ello se utilizan candelabros de cristal o lámparas de piedra transparente. Las más destacadas son las lámparas de araña, convertidas en muchos casos en verdaderas obras de arte. También puedes incluir en tu estancia candelabros de bronce y antorchas.

Imagen extraída de The Style Saloniste.

El gusto por lo tradicional con muebles de madera noble de roble, cerezo o caoba
5/6

El gusto por lo tradicional con muebles de madera noble de roble, cerezo o caoba

En el caso de los muebles, en el estilo clásico destacan aquellos construidos en madera noble de roble, cerezo o caoba. Las sillas, sillones o butacas de madera pueden estar recubiertos por tapicería y cuero para aumentar la sofisticación del espacio. Eso sí, muchos muebles de madera suelen contener detalles en oro o lacas de las mejores calidades, en ese caso deja que luzcan e iluminen el espacio.

Respecto al resto de detalles decorativos, puedes optar por antigüedades, porcelana o esculturas de bronce y mármol.

Imagen extraída de The Glam Pad

Coloca lienzos y espejos exuberantes
6/6

Coloca lienzos y espejos exuberantes

No olvides añadir lienzos, paisajes, ilustraciones o espejos enmarcados que añadirán un punto barroco a tu hogar. 

Imagen extraída de Architecturaldigest.