El recuerdo enmarcado entre dos ángulos. El deseo de atrapar ese momento, de "eternizar el tiempo". La fotografía lleva casi dos siglos inundando nuestro día a día, alterando nuestra manera de ver el mundo, además de siendo uno de los métodos de expresión más utilizados para copiar la realidad. En 'Sobre la fotografía', la escritora Susan Sontag explica que es una de las artes miméticas por excelencia. En ella nos vemos reflejados. Por el contrario, queda impreso el eco de nuestra apariencia. Y es que, en un momento en el que las imágenes se yuxtaponen en la red, son muchos los que apuestan por la fotografía impresa. La nostalgia atraviesa a los y las que vuelven a las imágenes, las miran, las retocan y las imprimen para que funcionen como elementos decorativos. Fetiche o misticismo aparte, el caso es que lo vintage está de vuelta.

La opción de decorar la casa con fotografías familiares, de viajes o encuentros con amigos es una realidad más que sonada. ¿La forma de hacerlo? Múltiples. De hecho, cada uno selecciona el tipo de foto, el tamaño, el marco o incluso la zona de la casa en la que colgará esa imagen que le transporta de lleno a aquel viajé en el que cruzó la muralla China de la mano de siete amigos más. Este es un ejemplo. Sin embargo existen miles de experiencias que ahora, con el uso de las redes sociales, parece que están mermando la significación de la fotografía. Con ello, de nuestras propias vivencias. Nos hacemos inmunes y quizá, en ocasiones, solo queremos mostrar, además de ser vistos. Pero, ¿y si dejando de lado las apariencias, vuelcas toda tu creatividad en tu hogar y en cómo decorar tus paredes con fotografías?

Te mostramos aquí algunas de las últimas tendencias para ilustrar tus paredes con fotos. No siempre necesitas clavos ni marcos. Se trata de innovar y ser original. Cierto gusto por el orden y la estética y... ¡ya lo tienes! Porque, como diría el fotógrafo Frederick Sommer:

"La vida en si no es la realidad. Somos nosotros quienes ponemos vida en piedras y guijarros".

 

Combina marcos y muebles de madera
1/6

Combina marcos y muebles de madera

Fíjate muy bien en el color y la textura de tus muebles. Esto te puede dar pistas para encontrar marcos de fotos que por su color encajen perfectamente con el estilo del inmobiliario. Se trata también de combinar cuadros de diferentes tamaños para crear entre todos un efecto de composición conjunta. Prueba espacio y formas, siempre que quede a tu gusto.

Crea marcos con cuerdas y pinzas
2/6

Crea marcos con cuerdas y pinzas

Una de las manera más de moda de crear tu propia exposición fotográfica es empleando cuerdas y pinzas para colgar las imágenes. Puedes hacerlo dentro de un gran cuadro para que quede más encajado o, por otra parte, también puedes trazar una línea con las cuerdas y dejar caer las fotos sobre ellas desde una punta hasta la otra de la habitación, el salón o el recibidor.

Decora con luces
3/6

Decora con luces

Una instalación lumínica que acompañe las fotografías es una moda que atraviesa ya muchos salones y dormitorios. Tan solo se trata de distribuir las imágenes en cascada y añadirles unas pequeñas luces alrededor que no solo iluminarás las fotografías, sino que darán al espacio un toque de calma y sofisticación.

Crea tu propio mapa de viajes
4/6

Crea tu propio mapa de viajes

Si te gusta viajar y la fotografía, esta manera de decorar la pared será tu favorita. Traza un mapa mundial en la pared que podrás unir con hilos y empieza a colgar fotos impresas de los lugares que has visitado allá donde corresponda.

Utiliza omplementos naturales
5/6

Utiliza omplementos naturales

Que no falte la naturaleza en el diseño de interiores. Otra manera de aprovechar el espacio de manera muy original es coger una rama, colgarla de la pared y dejar caer las fotografías. Sería buena idea acompañar el espacio con plantas para rematar la naturalidad del diseño.

 

Aprovecha las líneas de las ecaleras
6/6

Aprovecha las líneas de las ecaleras

No siempre el espacio abunda en los hogares. Si ya tienes todas las paredes repletas de cuadros o imágenes, aprovecha los "puntos muertos". Las escaleras son una buena zona para colgar fotografías. Sigue las líneas y estructuras que proponen y amoldáte al espacio. Se trata, al fin y al cabo, de hacerlo tuyo.