Hay comentarios de la prueba de eliminación con los que yo no estuve de acuerdo como con la elección de las cortinas", comentó Raquel, defensora del set nórdico que llevó a cabo junto a su madre. Las primeras expulsadas erraron en la elección del mobiliario y de los elementos, así como en la ejecucción del suelo. Empezaron con la tarima, pero, al ver que el tiempo se les echaba encima, optaron por una moqueta que no alcanzaba la medida. No tomaron medidas del set y tampoco establecieron un proyecto previo.

Mª Ángeles y Raquel en el program Masters de la reforma

A favor

  • El color claro elegido para la las paredes, que genera una atmósfera acogedora y llena de luz.
  • El mueble y la mesa central en madera, uno de los materiales fetiche del género, aunque en tonalidades dispares.
  • Las alfombras estuvieron entre los pocos aciertos, así como el sillón. Las mantas de piel sobraban.
  • Las ganas y voluntad de MªÁngeles, que apostó por la tarima. Les faltó organización y complicidad.

En contra

  • Pasar de la tarima a la moqueta fue un error garrafal. La pieza no daba la medida y los fragmentos fueron grapados.
  • La ejecución en general fue nefasta. Su mala planificación y la falta de comunicación les colocó fuera del concurso.
  • Tuvieron problemas con la escalera metálica , un elemento primordial a la hora de trabajar y decorar.
  • Confundieron elementos decorativos, eligieron un visillo blanco y olvidaron que en el almacén había chimeneas.