La interiorista Chelo Alcañiz, al frente del estudio DYD Interiorismo, ha realizado la reforma de los espacios comunes del Hotel Vía Augusta, ubicado en el histórico barrio barcelonés de Gràcia. Su apuesta es un regreso a los orígenes del edificio, cuya arquitectura es de mediados del siglo XX, potenciando su singularidad y recuperando su naturaleza inicial.

El interiorismo busca trasladar al visitante a la época en la que se construyó el edificio y recuperar el carácter de la ciudad y de la sociedad barcelonesa del momento. La ideóloga del proyecto, Chelo Alcañiz, lo define como “un paso al pasado para mostrarlo tamizado por la vanguardia actual, de tal modo que cuando el viajero accede al hotel comienza el viaje a los orígenes del edificio y del interiorismo”.

Un guiño a la Barcelona del siglo pasado
1/4

Un guiño a la Barcelona del siglo pasado

El lobby, la recepción y la zona de desayunos presentan ahora un ambiente acogedor y cálido, de esencia urbanita, donde cada detalle está enfocado a mejorar la experiencia del huésped. Alcañiz explica que estudiaron los elementos decorativos característicos del siglo pasado que se utilitzaban en la capital catalana e incorporaron algunos detalles en el hotel.

Como el clásico pavimento de adoquines creado para Barcelona, en color verde, que de alfombra bajo el sofá del lobby. También la celosía de la recepción, realizada en latón envejecido, rinde homenaje al pasado con sus motivos geométricos inspirados en uno de los pavimentos finalistas para las calles de l’Eixample de 1905.

El hotel se ilumina de verde
2/4

El hotel se ilumina de verde

La luminosidad es uno de los puntos fuertes de la reforma. El tono verde pastel infunde suavidad a la iluminación, viste paredes y también algunos suelos, se vuelve azulada para tapizar algunos elementos del mobiliario.

El aprovechamiento de la luz natural se refuerza con el verde frondoso de las plantas naturales que asoman a través de los ventanales. Se han utilizado distintos tipos de luces: desde apliques decorativos circulares de distintos tamaños hasta lámparas de suspensión con estructura dorada.

Muebles originales
3/4

Muebles originales

El aprovechamiento del espacio es otra de las prioridades del proyecto. La pared del lobby está presidida por una gran librería encastada realizada en roble natural, cuyas puertas correderas están realizadas con rejilla clásica de mimbre trenzado.

Se han diseñado dos enormes hexágonos a modo de mostradores, realizados en símil mármol, que aportan grandiosidad al espacio de recepción. Frente a esta zona un gran banco, diseñado a medida, promete amables esperas. Está realizado en mármol de carrara, como las escaleras contiguas, y se completa con unas galletas tapizadas en gris y cojines estampados con motivos geométricos en tonos mostaza, verde y blanco.

Los respaldos son de mimbre trenzado. Unas mesitas, con el sobre de mármol blanco rematado en dorado, y un par de pufs redondos, tapizados en gris con la base dorada, completan el armonioso conjunto.

Zona de buffet funcional
4/4

Zona de buffet funcional

Para el área de desayunos se ha buscado un diseño urbanita y muy funcional. Un gran vinilo con un plano de la ciudad decora una de las paredes, bajo la cual se ha diseñado una gran bancada tapizada en tela verde. En la zona buffet, el revestimiento cerámico también es verde. Esta área incluye diferentes modalidades de sentada como butacas, bancadas y taburetes altos en marrón o verde.