Si pensamos en un sótano, con su escalera y sus zonas oscuras, inmediatamente nos recuerda al escenario perfecto para un filme de suspense o terror. Pero los sótanos, además de su tendencia cinematográfica, también son esos espacios en los que durante mucho tiempo hemos almacenado cajas, alimentación, bebida y otros enseres que no utilizamos en el día a día.

Sin embargo, darle la vuelta a la decoración de un sótano y crear a partir de él un estancia agradable y luminosa. Este ha sido el objetivo de la interiorista Lucia Buiza, quien ha optimizado al máximo los 45 m2 de este pequeño sótano en un casa adosada en Madrid. 

El proyecto ha sido diseñado para una pareja joven, amante de los animales, a la que le gusta pasar tiempo en casa junto a sus dos gatos. Unos intereses que se ven reflejados en el interior de este apartamento, el cual pertenece a la casa familiar y, por ello, durante muchos años sirvió como trastero y despensa. 

Un diseño discreto y una mezcla de materiales naturales abren paso a la luz generando un espacio lleno de vida donde se respira serenidad y elegancia.

Las premisas fundamentales del proyecto fueron aprovechar al máximo el espacio y ampliar la entrada de luz natural. "Esto último se consiguió gracias a modificar la altura de los alféizares de cada una de las ventanas que se encontraban a ras de estas y obstaculizaban el paso fluido de la luz del Sol", explica la interiorista. Gracias a esta pequeña modificación la luz pasa a través de las ventanas al interior del apartamento resbalando por las paredes y suelo generando así un espacio lleno de luz y vida.

Pasamos ahora a descubrir este sótano lleno de vida imagen tras imagen. Un recorrido por las dimensiones reducidas de este apartamento que han sido estupendamente resueltas por la interiorista. ¿El resultado? Un minucioso estudio del espacio para su mayor aprovechamiento y la maximización de la entrada de luz natural, consiguiendo que el apartamento parezca mayor de lo que es. 

Predominio del color blanco y la madera maciza
1/6

Predominio del color blanco y la madera maciza

Nos encontramos con el inicio del apartamento, al cual se accede desde la planta alta. A través de una puerta de vidrio accedemos a un pequeño pasillo donde predomina el color blanco en todos sus paramentos, esto contribuye a aportar claridad y continuidad del resto de la vivienda.

Este pequeño pasillo abre paso a una escalera de madera maciza de roble natural, que se encontraba en la casa y tan solo hubo que restaurarla. Se diseño un arrimadero de DM pintado en blanco con bañadores de pared integrados, para iluminar los peldaños y que sirve como pasamanos de ésta.

La planta baja: un espacio diáfano
2/6

La planta baja: un espacio diáfano

Como podemos observar, la planta baja se resuelve con un espacio prácticamente diáfano, con suelo de madera de roble y paredes blancas. La privacidad entre dormitorio, zona de trabajo y salón queda resuelta gracias a dos cerramientos de hierro y vidrio. Esta composición simétrica ordena visualmente el espacio y permite que la luz fluya por toda la planta.

 

Cocina abierta al salón
3/6

Cocina abierta al salón

Segú la interiorista, "para percibir el máximo espacio se decide ubicar la cocina, aprovechando el hueco libre, bajo la escalera donde también se integran armarios de almacenaje". De esta manera, la cocina queda abierta al salón constituyendo así una circulación fluida.

Dormitorio privado que combina lo sereno y lo sutil
4/6

Dormitorio privado que combina lo sereno y lo sutil

Llegamos a la parte más serena de la casa, la zona hecha para el descanso. Se trata del dormitorio principal, ubicado en uno de los extremos de la planta, junto al baño. Una zona privada que destaca por su serenidad, su combinación de colores y una confortable madura que acompaña toda la estancia.

Un espacio polivalente
5/6

Un espacio polivalente

Por último, al otro lado de la planta se encuentra un espacio polivalente que hace las veces de comedor o zona de trabajo y que en un futuro podría servir como dormitorio pequeño ya que cuenta con zona de almacenaje y baño completo.

Uno de los dos baños del apartamento
6/6

Uno de los dos baños del apartamento

El apartamento cuenta con dos baños en los que se continúa con la línea de diseño que predomina en toda la estancia. El blanco y la serenidad propia de este proyecto reinan en ambos servicios.