Enamorada de su barrio, en el centro de Badalona (Barcelona), la familia propietaria de este piso de 90 m2 necesitaba ganar amplitud. Se planteó la opción de trasladarse a un apartamento más grande, pero el vínculo a su hogar de siempre hizo que, finalmente, apostaran por ponerse en manos de Dröm Living, especialistas en rehabilitaciones y proyectos de interiorismo, para dar solución a sus necesidades.

Mira la galería de imágenes

El proyecto exigía una reforma completa para conseguir un espacio más amplio y luminoso que conciliara confort y funcionalidad. ¿Las prioridades? Optimizar las zonas de almacenaje, aportar amplitud en las comunes y dotar los espacios de una atmósfera cálida y elegante.

Así pues, Dröm Living proyectó una imagen más moderna, con grandes armarios, prescindiendo de puertas innecesarias para liberar zonas de paso, y apostó por la madera (lacada, maciza de roble y de pino para el mobiliario); y, sin olvidar las exigencias funcionales de la familia, se decantó por un porcelánico que imita la madera para el suelo de toda la casa.

Para ampliar espacios, aprovechar esos 90m2 y ganar luz natural, con la reforma se derribó un tabique en la entrada y otro en el pasillo, logrando un comedor de grandes proporciones y de uso familiar, separado de la zona de noche por una puerta corredera que, una vez abierta, queda oculta sobre el armario del comedor.