Si el equipo azul fue un desorden, el liderado por José Arroyo resultó un verdadero caos. El decorador vasco se mostró dubitativo en la ejecución de las tareas y equivocó los planos como en la construcción de la zona chill out cercana a la acequia. Además, dejó solos y sin asesoramiento a los encargados del camino de baldosas (Naomi, Jonathan y Javier) y Alex y Silvia llegaron a desquiciarse con su manera de organizar las tareas, acusándole en más de una ocasión de no dar el do de pecho como el resto.

Este desconcierto dio pie al primer desencuentro con Iratxe, su pareja, y las primeras lágrimas de ambos, superados por la presión de la obra exterior "faraónica", tal y como la acuñaron los decoradores de Elche, y por las demandas constantes de sus compañeros.Los peones tuvieron que abordar faenas que nunca antes habían hecho, como remover y excavar tierra con un martillo perforador, levantar una barra de bar, colocar una jaima y templetes para la celebración de una boda, además de dos zonas chill out.

Dentro de este desconcierto, que se prolongó durante los dos primeros días, solo Mª Ángeles, encargada de la decoración con jardineras, dio muestras de tranquilidad y seguridad. Pese a los múltiples obstáculos, los verdes aceleraron el ritmo en las últimas horas de reforma y finalizaron algunas de las zonas planificadas para asombro de los propietarios y los jueces

Qué tienen que hacer

  • Construcción de un camino de baldosas desde la fachada principal hasta las escaleras que conectan con la parte inferior del jardín.
  • Vaciado de tierra previo a la colocación de un pavimento industrial para exterior, sobre el que se coloca el mobiliario de un chill out. Construcción y acondicionamiento de una barra de bar.
  • Montaje de templetes para celebración de bodas en la zona de césped, además de otra zona de descanso en la parte superior.
  • Instalación de una jaima en el palmeral. Decoración con jardineras y plantas en la barra y chill out, así como en la parte interior del muro superior, anexo al camino de baldosas.

Antes y después

Así fue el antes y después de la reforma del equipo verde:

El antes del sendero de baldosas
1/4

El antes del sendero de baldosas

La mala ejecución del primer día obligó a los peones a hacer un replanteo de la tarea, por lo que tuvieron que levantar todas las baldosas y emprender de nuevo la construcción; picar parte del suelo, nivelar la tierra y colocar la baldosas. Sin embargo, tampoco lo hicieron bien en el segundo abordaje, dando como un resultado una calzada desnivelada y mal cimentada.

El después del sendero de baldosas
2/4

El después del sendero de baldosas

Naomí, Silvia, Jonathan, Javi y Alex se afanaron con el sendero de baldosas, denominado como el "camino de la amargura". Esta tarea tuvo que se replanteada debido a que la dureza del suelo impidió que los peones pudieran picarlo previamente, así que optaron por rasparlo con martillos, que terminaron  partidos.

El antes de la zona del palmeral
3/4

El antes de la zona del palmeral

En la zona del palmeral, contigua al azarbe, además de limpiar hojas y rastrojos, Iratxe, Maite, Alex y José se encargaron de vaciar parte del suelo con una motopico, para, a continuación, instalar un suelo industrial sobre el que se colocó mobiliario de exterior para descanso.

El después de la zona del palmeral
4/4

El después de la zona del palmeral

Además, se construyó una zona de baile y ocio para los invitados a las celebraciones y bodas, que incluyó una barra, cercana a la escalera, y una jaima que tomó como poste la palmera central. Una vez finalizada la ejecución, el equipo capitaneado por el interiorista vasco llevó a cabo la decoración de los templetes con telas y la de los sillones con cojines y atrezzo de exterior.

VÍDEO: Antena3