EQUIPO VERDE: Trabajo exterior

El equipo formado por Iratxe y Álex, como vencedores de la prueba anterior, tuvo el privilegio de formar los grupos y escoger qué trabajo querían realizar. Se decantaron por compartir obra y realizar el trabajo exterior con José y Eli, y Naomí y Maite. Iratxe, como jefa de obra, optó por empezar la prueba solicitando el martillo dorado, ya que no estaba segura de cómo se debían realizar las tareas.

Imagen del patio antes de la reforma

Pese a contar con la ayuda de Carolina, las discusiones y los desencuentros fueron la tónica habitual en el equipo. Las constantes llamadas de atención de Iratxe y sus continuos 'piques' con sus peones, incluido su esposo, ralentizaron más de lo deseado los trabajos que debían realizar. Pese a todo, el equipo consiguió acabar con éxito la reforma del patio exterior y contó con el beneplácito del jurado en su valoración.

Así quedó el patio tras la reforma

EQUIPO AZUL: Trabajo Interior

El equipo azul, capitaneado por Antonio, tuvo que afrontar la reforma interior. La primera dificultad que se encontró fue cómo preparar las paredes para evitar las humedades. Una tarea que Albert y Paco intentaron solventar con soluciones “superficiales” que, pese a ahorrarles tiempo, no convenció a Carolina.  Una decisión que, además, acabaría comportando serios problemas con la pintura y desembocando en una bronca monumental entre Antonio y Albert.

Imagen del baño antes de la reforma

Imagen del baño tras la reforma

En el veredicto final, Carolina señaló el problema de organización que el grupo viene arrastrando todos estos días. Además, les recriminó que, pese a advertirles en numerosas ocasiones de que los trabajos que realizaban no estaban rematándose bien, el grupo ha decidido seguir avanzando sin hacer caso a sus indicaciones.

Al final, el mal revestimiento en las paredes del baño, la falta total de pintura en las del aula y la mala preparación en general condenó al equipo a la prueba de eliminación. Una prueba que los miembros deberán volver a afrontar con sus respectivos compañeros de concurso.

Imagen del aula tras la reforma