El estudio Espacio Concept se ha encargado de dar una nueva vida a una vivienda unifamiliar situada en la costa gallega, en el Val Miñor (Nigrán, Vigo), que llevaba diez años construida y que necesitaba una nueva cara adaptada a las necesidades de los nuevos propietarios.

La vivienda, de unos 270 metros cuadrados de superficie, pese a llevar prácticamente una década construida nunca había sido habitada, por lo que ni siquiera tenía cocina, y presentaba los signos lógicos de deterioro y el paso del tiempo, además de las secuelas de una crecida de aguas que hace unos años inundó la planta del sótano.

Uno de los principales objetivos de la reforma, además de poner la casa a punto para entrar a vivir solventando los desperfectos provocados por la larga falta de uso, fue la reforma completa de la planta bajo cubierta, creando, así, dos dormitorios adicionales y un baño; acondicionando la cocina y creando un pequeño aseo de cortesía en la planta baja. El conjunto de la vivienda fue tanto amueblada como decorada por Espacio Concept íntegramente.

Se buscó que la decoración tuviera un estilo muy fresco con toques marineros que recordaran a la costa gallega, por lo que predominan claramente los tonos azules en toda la vivienda, haciendo un guiño a la zona costera.

Salón y comedor
1/5

Salón y comedor

La estancia de salón y comedor es un espacio muy amplio al que se incorporó un pequeño espacio para trabajar con un escritorio y estantería muy ligeros de Ikea anclados a la pared, sobre el papel pintado de cuadro Vichy. Acaban de vestir la estancia el sofá de Westwing, la mesa de centro de Made, una alfombra de Lorena Canals y la mesa de comedor y butacas de Kave Home.

Fotografía: Hector Santos-Diez.

Dormitorio principal
2/5

Dormitorio principal

También el dormitorio principal es una estancia muy amplia, esta vez con una decoración muy limpia y discreta. La estancia está formada por una cama doble con banco piecero en roble y mesillas suspendidas y cabecero tapizado en azul de La Redoute, que se suman al papel pintado con patrones étnicos sutiles sobre los que se instalaron los apliques de lectura, de Aromas del Campo.

Fotografía: Hector Santos-Diez

Dormitorio infantil
3/5

Dormitorio infantil

El dormitorio infantil destaca por ser totalmente fiel a la metodología Montessori: las camas están a ras del suelo, los percheros y estantes son accesibles para que puedan alcanzarlos los más pequeños…

La pared está empapelada con un papel azul turquesa plagado de pececitos, fiel al estilo marinero del lugar, envolviendo las camas como si estuvieran dentro de una gran pecera.

Las camas son de Muebles Lufe, la estantería y sillita de mimbre de La Redoute, los percheros Gota de Normann Copenhaguen, la ropa de cama de H&M Home y los muebles jugueteros y mesillas de noche son de Ikea.

Fotografía: Hector Santos-Diez

Baño
4/5

Baño

El baño de la planta baja cubierta sigue la misma filosofía y predominan los mismos tonos azulados. Alicatado con azulejo metro hasta media altura excepto en la ducha, está empapelado con un papel pintado de peces en tonos azules que combina con el mueble de lavabo de Leroy Merlin, y contrasta con la baldosa cerámica que imita la madera del suelo. En cuanto a la iluminación, esta se soluciona con una tira led en techo y dos apliques de Aromas del Campo sobre el espejo.

Fotografía: Hector Santos-Diez

Dormitorios abuhardillados
5/5

Dormitorios abuhardillados

En estos dormitorios había un reto: crear un módulo de almacenaje auxiliar en la zona con mayor caída de cubierta a partir de grandes cajones deslizantes que, a su vez, incluían un estante en roble para funcionar como mesilla de noche o repilla.

Por último, el exterior de la vivienda dispone de un gran porche que se decoró con mobiliario de Ikea y Westwings y textiles de Kave Home.

Fotografía: Hector Santos-Diez