Como si de una mañana en París se tratase, así se proyectó la rehabilitación de este apartamento en Moscú que recoge la herencia del estilo parisino clásico a través de sus colores y su mobiliario. El lujo y las continuas alusiones a la capital francesa son la clave de este piso familiar de 150 m2 diseñado por la diseñadora Victoria Grozeva, quien además ha contado con la colaboración de la estilista y decoradora Nata Kazbegi. Ambas dos han conseguido dotar de vida a este apartamento elegante y discreto.

La calidez y el recogimiento eran otra de las pretensiones de los propietarios. Una pareja con niños que suele viajar a Europa durante sus vacaciones, lo cual explica la tendencia parisina de este piso situado en la capital rusa. Aun así, más allá de esos viajes puntuales, la pareja buscaba una casa que fuera lo más cálida y cómoda posible para poder disfrutar del tiempo libre en familia.

La diseñadora, Victoria Grozeva, se puso manos a la obra para conseguir un interior confortable, al mismo tiempo que exquisito. Frente a sus objetivos iniciales, se encontró con algunos hándicaps, como unos muros constructivos que complicaron el cambio radical del piso. Como contrapartida a esta inversión ya hecha por los clientes, la diseñadora pudo convencerles de mover un par de paredes para aumentar así la altura de las puertas y el portal en el pasillo.

interior casa moscú

Ahora, en lugar de una serie de pasillos con armarios, el piso tiene un acogedor hall de entrada con muebles totalmente integrados, que se abre a un gran salón espacioso, que conecta las dos partes de la vivienda y conduce a la sala de estar a través de puertas batientes.

Organizar los muebles de una manera diferente, dotando de mayor amplitud a las estancias, ayudó a crear más aire en el espacio. Un dinamismo que se acompaña de una paleta de colores en la que el protagonista es el “gris parisino”, un tono cálido de gris con detalles en tonos dorados y jade.

“Lo más importante para mí son las palabras de mis clientes, que dijeron que estaban tan bien y cómodos en esta casa que ni siquiera querían ir a ningún lado", explica Grozeva. Un hecho que confirma el éxito de la diseñadora a la hora de integrar en un mismo espacio la comodidad, el lujo y la elegancia parisina.

Sala de estar
1/4

Sala de estar

Cuando el nuevo diseño y la disposición de los muebles estaban completamente listos, la dueña de repente recordó que en la sala de estar debía de haber un piano. Si consideramos que esta es bastante pequeña y que se combinó con el comedor principal, parecía imposible encontrar un lugar para un piano allí. Por suerte, esta tarea se resolvió con éxito y este ahora se encuentra en un nicho acogedor, que originalmente fue diseñado para la vitrina de comedor incorporado. "Hice un escaparate a pedido y lo puse en el área de la mesa del comedor", explica la diseñadora.

En esta sala de estar, el suelo es de parqué de roble, las paredes están pintadas en varios colores con pinturas inglesas de las marcas Zoffany y Paint & Paper Library, y el papel tapiz de Jim Thompson.

Fotografía: Sergey Krasyuk 

Mobiliario de estilo francés
2/4

Mobiliario de estilo francés

Tras la rehabilitación, los elementos más espectaculares del interior resultaron ser los muebles y las lámparas. La diseñadora utilizó muchas marcas de muebles franceses en el proyecto, tal y como deseaban los propietarios. En el estilo del proyecto, los objetos del autor de Jean Louis Deniot se mezclan armoniosamente. Especial mención merece la elegante mesa del comedor y los lujosos aparadores.

Fotografía: Sergey Krasyuk 

Vestíbulo
3/4

Vestíbulo

El suelo del vestíbulo está decorado con varios tipos de mármol, resalta visualmente el eje del movimiento, guiándonos bellamente hacia el área de la sala de estar. Las paredes están decoradas con papel tapiz y paneles de boiserie, un elemento con el que los clientes llevaban tiempo soñando.

Fotografía: Sergey Krasyuk 

Cocina
4/4

Cocina

El suelo de la cocina también está decorado con adornos de mármol, como ocurre en otras estancias. Las paredes están terminadas con paneles de madera que aportan continuidad con el mobiliario de cocina, mientras que la encimera es de mármol. La diseñadora cuenta que tuvo que cambiar el diseño de la cocina, ya que la propietaria soñaba con tener un fregadero frente a la ventana. Un rincón por el que entra la luz iluminando toda la sala.

Fotografía: Sergey Krasyuk