En un proyecto de decoración, el orden es uno de los factores más importantes “para que se entienda estéticamente el trabajo del decorador, con el fin de destacar los elementos importantes y ocultar los que no queramos que sean vistos”, declara Raúl Martins. Y es que el orden por sí solo es capaz de hacer resaltar una bonita arquitectura interior o una iluminación determinada, además de los elementos o piezas artísticas.

Por el contrario, si no existe orden, el proyecto “se vuelve confuso y se desdibuja”, y no hablamos solo de cuestiones estéticas, sino de ordenar y organizar los espacios para vivir mejor. Porque el orden se vincula a conceptos de confort y armonía. “Un espacio ordenado y bien organizado es un espacio en el que apetece estar, en el que nos gusta quedarnos”, opina Martins.

Y la labor del profesional es localizar las necesidades del cliente, estar atento a su forma de vida, para así poder cubrir sus necesidades de orden y organización, “y no solo en aquello que ve, también en los compartimentos interiores”.

El orden es atemporal

El orden no sabe de épocas ni de estilos ni de dimensiones del espacio. Como tal concepto abstracto es atemporal y no se va a extinguir nunca. Eso sí, es tarea de los profesionales crear y conseguir los elementos que ayuden a organizar los espacios y estos sí responden a las necesidades del momento. Un ejemplo que pone Martins son los muebles para ordenar películas o DVD’s, que se idearon ex profeso y ahora ya están desapareciendo.

El objetivo, pues, es siempre buscar la organización y el equilibrio de los espacios para conseguir ese orden que evitará que vivamos con estrés y que nos agotemos visualmente en nuestro propio entorno. Y para ello, Raúl Martins recomienda una serie de claves prácticas que potencian dicho orden.

Usa las antigüedades para guardar y ordenar
1/13

Usa las antigüedades para guardar y ordenar

Naturaleza da confort… Añade una planta
2/13

Naturaleza da confort… Añade una planta

El color unifica algo ecléctico
3/13

El color unifica algo ecléctico

La arquitectura da un eje por donde empezar. Una ventana es un comienzo.
4/13

La arquitectura da un eje por donde empezar. Una ventana es un comienzo.

Hasta el último detalle previsto
5/13

Hasta el último detalle previsto

La arquitectura interior modula el espacio
6/13

La arquitectura interior modula el espacio

Organizar libros y mezclar con plantas y antigüedades
7/13

Organizar libros y mezclar con plantas y antigüedades

Blanco y negro, siempre funciona
8/13

Blanco y negro, siempre funciona

Mezclar libros con artesanía
9/13

Mezclar libros con artesanía

Que la luz organice el espacio visualmente
10/13

Que la luz organice el espacio visualmente

Organicemos por colores
11/13

Organicemos por colores

Menos es más
12/13

Menos es más

Cajones, siempre para crear orden
13/13

Cajones, siempre para crear orden