Ya está aquí la temporada de primavera con su propia paleta de colores. Este año, la entrada a la estación florida nos sorprendió a todos encerrados en nuestras casas, cierto, pero con los ojos bien abiertos a todo lo que nos rodea. Porque la vida –ya lo dicen– no nos llega en blanco en negro, sino con toda su riqueza cromática. Desde Interiores te traemos los colores protagonistas de esta primavera en clave ‘deco’: tonos en su mayoría naturales, suaves y serenos, decididamente versátiles y muy combinables entre sí.

Toma nota de la gama de colores que cobran fuerza visual en los interiores y exteriores de esta primavera. Apuestas cromáticas con las que podrás dar un toque personal a tu hogar. 

Azul en todas sus tonalidades
1/7

Azul en todas sus tonalidades

© Transformad

Desde que el azul clásico se impusiera como el color Pantone de 2020 (con la referencia 19-4052), otras tonalidades azuladas han ido acaparando protagonismo, desde el azul eléctrico hasta el azul pastel. En este baño contemporáneo de inspiración Art Decó, el azul oscuro del mueble (el Tmatt Blu lacado de Transformad) se combina con el dorado de los complementos para aportar un toque de glamour a la estancia y conferirle un estilo ecléctico. El azul evoca orden, serenidad y calma.

Rojo terracota, el color de la tierra
2/7

Rojo terracota, el color de la tierra

© Transformad

Los tonos terrosos crean una atmósfera envolvente en espacios comunes como salones y cocinas, iluminados de forma tenue y natural cada amanecer y atardecer. Y es que el rojo ha rebajado su intensidad respecto a otros años para invitarnos a sentir el pasar de las horas sin prisa y con serenidad. Un color sobrio y elegante con el que es posible recrear una atmósfera natural y conseguir calidez en espacios polivalentes donde cocinar, comer y relajarse a la vez.

Amarillo ocre, luminosidad envolvente
3/7

Amarillo ocre, luminosidad envolvente

© La Redoute

El amarillo ocre se cuela en fundas y cojines de sofá, sillones y sillas, jarros, manteles, fundas de cama… Mil y un objetos, complementos y textiles que dan un toque de vida a cualquier rincón apagado. No en vano, este tono estimula el sistema nervioso al tiempo que contribuye a la relajación.

El rosa no nos abandona
4/7

El rosa no nos abandona

© Fritz Hansen

La paleta de rosas está muy presente esta primavera, sobre todo para dar color a terciopelos. Si bien el año pasado creó tendencia en tonos intensos y llamativos, esta primavera se suaviza para combinar a la perfección con otros colores de temporada, como el ocre, el gris y el blanco. El rosa está de moda en la pasarela, en la calle y, por supuesto, en el interiorismo.

Verde Amanecer
5/7

Verde Amanecer

© Bruguer

A medio camino entre el verde, el azul y el gris, el bautizado por la casa Bruguer como Amanecer Tranquilo se suma a la gama de colores con los que despertar un nuevo día. Un color inspirado en el cielo de la mañana para dar un tono humano a los hogares y crear espacios que inviten a la curiosidad. Combínalo con otros tonos pasteles en rosa, azul y gris y conseguirás un juego cromático equilibrado.

Gris, elegancia visual
6/7

Gris, elegancia visual

© Dedon

El gris continúa siendo tendencia en 2020. Unas veces se inclina hacia el beige y adquiere una mayor saturación; otras veces se oscurece hasta volverse casi marrón. Como en el resto de colores de temporada, abarca varias tonalidades y juega con gran elegancia con sus compañeros de la paleta de primavera. Lo vemos en sofás, como este MBARQ de Sebastian Herkner para Dedon, puertas, paredes y textiles.

Blanco y negro, un dúo infalible
7/7

Blanco y negro, un dúo infalible

No hay duda de que los extremos se atraen. El blanco y el negro se entrelazan con acierto, sin restarse protagonismo el uno al otro, sino sumando fuerzas. Esta temporada los verás en mate, todo un ‘must’ en el terreno de los acabados, dando personalidad sobre todo a cocinas y baños.