Los días de verano están llegando a su fin. Las lluvias y el mal tiempo han adelantado este final de temporada y son muchos los que, con la llegada de este tiempo adverso, han decidido vaciar la piscina. ¡Error! Con la llegada del otoño nos planteamos que hacer con esta ya que a partir de ahora son pocos los días que podremos seguir disfrutando de relajantes baños y noches sin fin. Sin embargo, debemos cuidarla si en primavera queremos volver a pasar momentos agradables en ella.

Surge así la duda de cuál es el mejor método para mantener nuestra piscina en invierno. Los principales expertos no recomiendan vaciarla ya que las consecuencias son más negativas que positivas. Por ello, lo que la mayoría nos recomiendan es ‘hibernarla’ y mantenerla llena durante todo el periodo invernal, los motivos:

  • Problemas estructurales: Quizás el principal inconveniente, al vaciar la piscina se elimina la presión que el agua ejerce sobre el fondo y las paredes pudiendo provocar problemas en el vaso de esta.
  • Gasto: Vaciar la piscina y volver a llenarla la próxima temporada supone un desperdicio de agua innecesario, con el gasto económico que ello conlleva.
  • Impacto Medioambiental: Unido al despilfarro de agua que supone vaciar la piscina están los compuestos químicos que está contiene y que pueden ser nocivos para el medio ambiente.

Existen muchas maneras de mantener el agua en perfecto estado durante los meses más fríos cuidando del medio ambiente y nuestro bolsillo. Descubre cómo mantener tu piscina apunto durante el invierno en unos simples pasos.

Mantén la limpieza
1/5

Mantén la limpieza

Si no tan habitual como en verano, pese a no hacer uso de ella en los meses de invierno también es necesario mantener las paredes y el suelo limpios para que la ‘puesta a punto’ en primavera no sea tan dura. Pasar un buen cepillo y un producto desincrustante, si fuera necesario, así como el limpia fondos al menos una vez al mes puede ayudarnos a su conservación. Manomano.es ofrece una amplia variedad de cepillos, accesorios y limpia fondos como este eléctrico.

Los robots eléctricos cuentan con una bomba integrada que se conecta a la corriente, por lo que no necesitaríamos una bomba independiente.

 

Bajar el nivel del agua
2/5

Bajar el nivel del agua

Si vives en zonas donde la temperatura baja mucho en los meses de invierno, es recomendable bajar el nivel de agua unos 20 cm, quedando por debajo de los skimmers, para amortiguar la presión del hielo.

Controla los niveles
3/5

Controla los niveles

Es importante que los valores del pH se mantengan incluso en los meses fríos. Los optimo es que se encuentren entre 7.2 y 7.6. También es recomendable llevar a cabo una cloración de choque -con Dicloro GR- e, incluso, usar un producto invernador, este de BriCor.

 

Mantener los filtros
4/5

Mantener los filtros

No tiene por qué ser de manera constante pero el uso de los filtros de manera periódica nos ayudará a mantener la piscina en perfectas condiciones. Si nos decantamos por un filtro de arena podemos añadir un desapelmazante para evitar que se compacte y engrasar las válvulas y juntas de cierre de la instalación. Este, de Leroy Merlín.

 

Cubrir la piscina
5/5

Cubrir la piscina

Y, obviamente, usar un buen cobertor. Cuantos menos agentes externos afecten durante estos meses al vaso y al agua de nuestra piscina más fácil será que en primavera nos la encontremos en óptimas condiciones, además ahorraremos en tratamiento químico. Una buena opción es el cobertor de lamas automático Move & Roll de Abrisud, disponible en PVC y policarbonato.

Peoople CTA