Calidad y orgullo bien se avienen: de las inmejorables materias primas a las prácticas socialmente responsables, pasando por la confección artesanal de sus productos según técnicas ancestrales. Esta era, sin duda, su edición. Y solo después tendremos en cuenta un éxito fácil de contabilizar enumerando las dos fábricas de Lorena Canals en India, sus oficinas en Barcelona y Nueva York y los almacenes en Europa, Asia y los Estados Unidos. Otro ejemplo de como el pujante diseño español se globaliza.

"Los artesanos de India son los que realmente consiguen convertir todo lo que tengo en la cabeza en un producto"

"Este premio se lo dedico a los artesanos de India que son los que realmente convertir todo lo que tengo en la cabeza en un producto", aseguraba Lorena Canals durante la entrega de premios que tuvo lugar el pasado 18 de octubre en el hotel Westin Palace, de Madrid. Canals tampoco se quiso olvidar de su familia y del resto de colaboradores de su marca en Estados Unidos y Barcelona.