Con la delicadeza y resilencia como señas de identidad, la porcelana, ha sido altamente valorada desde su descubrimiento. Piezas atesoradas por príncipes y burgueses en las principales cortes europeas qué durante siglos procedían únicamente de China. El desconocimiento sobre su proceso de fabricación y su procedencia lejana generaban un halo de misterio alrededor de estas piezas que ha perdurado hasta nuestros días.

En China, de donde era originaria, la porcelana o tzu se consideraba un Arte Mayor. Esta valoración superior se basaba en que para su creación intervenían los cuatro elementos de la naturaleza: tierra, aire, fuego y agua. El feldespato y caolín era la única materia que, con la intervención de los cuatro elementos, permitía al hombre crear este material superior destinado a modelar piezas consideradas perfectas.

Jingdezhen, cuna de la producción alfarera, convive hoy con la producción de porcelana a nivel mundial, pero en el siglo XIII era el centro artesanal más importante. La fabricación destinada al uso imperial se diferenciaba de las piezas y vajillas destinadas a la exportación europea. En Europa se creía que la porcelana se obtenía moliendo conchas de ‘cauri’ un molusco de concha blanca. Este escepticismo acerca de su procedencia hizo proliferar su coleccionismo.

Surgen así las Chinoiseries, tendencias decorativas que intenta imitar las texturas, colores y lacas, además de recrear sus ornamentos: aves, peonías y pagodas. La porcelana pasa a formar parte del interiorismo y la vida europea creándose hasta gabinetes de porcelana en algunas de las principales cortes. Daniel Marot, arquitecto francés del siglo XVII, incorporaría la porcelana como parte del diseño espacial. Diseñó zócalos, paramentos verticales o chimeneas que las incorporaban en su estructura.

Esta tendencia ha continuado hasta la actualidad. Adaptándose siempre a las diferentes tendencias, la porcelana continúa teniendo un papel destacado dentro del interiorismo, cambiando su imagen y diversificando sus usos. Su resistencia y delicadeza siguen siendo seña de identidad convirtiéndose en el material perfecto para aunar diseño y firmeza. 

El clásico
1/8

El clásico

De corte clásico y reminiscencias orientales, así son los jarrones de hoy que intentan evocar tiempos pasados. De La Doublej, esta colección 100% en porcelana busca transportarnos a esos inicios de la alfarería china con representaciones y colores propios de esta, actualizados a nuestros días.

Vajillas de toda la vida
2/8

Vajillas de toda la vida

En su uso más tradicional las vajillas de porcelana siguen siendo un must. Algunas mantienen aún su esencia más clásica con diseños más artísticos. Estos platos, de la línea Amazonia de Vista Alegre,  recogen la esencia de la porcelana más clásica con un diseño moderno y renovado para dar vida a las mesas de los más intrépidos.

La versión más hygge
3/8

La versión más hygge

Adaptada a este concepto danés, podemos encontrar vajillas con acabados sencillos y poco ostentosos que contrastan con el origen y fin de este material. Quizás esta adaptación a los nuevos tiempos y tendencias explique el éxito que mantiene hasta nuestros días. Esta vajilla en concreto pertenece a la firma Olsson&Jensen.

Piezas decorativas
4/8

Piezas decorativas

Frente al conservadurismo de las figuras de porcelana encontramos como algunos interioristas se adaptan a las nuevas modas y, con ellos, jarrones o esculturas. Jonathan Adler lo sabe, quizás por ello ha renovado el mundo de la alfarería con diseños modernos y rompedores, siempre con el máximo respeto al material original.

Lámparas
5/8

Lámparas

El tratamiento de este material permite elaborar obras de arte para usos muy diferentes. Sin perder su esencia artística encontramos objetos funcionales como esta lámpara de Lladró. Su resistencia lo hace muy codiciado cuando lo que se quiere es conseguir elementos bonitos a la par que resistentes.

Chimeneas
6/8

Chimeneas

La resistencia de la porcelana y su acabado la convierten en el revestimiento perfecto para chimeneas, como en este caso, adaptándose a una estética más minimalista. Piazzeta ha aprovechado esta característica para ofrecer soluciones funcionales más atractivas y con un cuidado acabado que se adaptan a cualquiera que sea el estilo en nuestro hogar.

Accesorios de baño
7/8

Accesorios de baño

Para dar un toque distinguido y refinado, la porcelana siempre ha sido la aliada perfecta para dar ese toque a nuestro baño. El material idóneo para pequeños objetos funcionales y en su versión más minimalista, como estos accesorios de baño de la firma Zone Denmark, que aporta ese toque elegante.

En versión 'tupper'
8/8

En versión 'tupper'

‘Renovarse o morir’ es una de las señas de identidad de la porcelana a lo largo del tiempo. Por eso quizás no es extraño verla en formato ‘tupper’, elegantes bowls, platos y vasos con tapadera que se atreven a representar las originales decoraciones de la porcelana original como estos de Villeroy&Boch.