La llegada del verano siempre viene acompañada de las indeseadas plagas de mosquitos en el jardín. Picaduras y más picaduras que nos causan molestias en la piel y nos hacen estar en alerta constantemente. ¿Cómo nos podemos deshacer de estos insectos? Entre las posibilidades, hay algunas que son ecológicas y también efectivas.

Si quieres tomar medidas para prevenir su aparición, puedes seguir estos consejos y pequeños trucos que harán que los mosquitos desaparezcan. Así, podrás disfrutar tranquilamente de la buena compañía en un lugar armónico y agradable. 

¿Cómo acabar con los mosquitos de tu terraza o jardín?

Evitar los recipientes con agua estancada

Cuando queda agua en un recipiente, con el paso de los días, se va deteriorando y atrae a los mosquitos. Es un lugar donde suelen dejar sus larvas, por lo que andan buscándolos.

No dejar restos de comida

Los restos de comida se pudren y, si no limpiamos bien la mesa de la terraza o el suelo, los insectos desearán alcanzar esas migas o pedacitos de alimentos que habrán quedado a la vista.

Evitar los aromas dulces

Los olores dulzones atraen a estos insectos, por lo que evita todo tipo de colonias, perfumes o ambientadores que tengan un aroma dulce. Así no les invitarás a que vengan a tu jardín.

Apagar la luz

Los insectos siempre van hacia la luz. Por este motivo, deberías evitar tener las luces del jardín encendidas, en la medida de lo posible. Cuando no estéis en el exterior, acuérdate de apagarlas.

Las velas y antorchas con citronela

Su uso es muy común y se ha extendido rápidamente, ya que repelen los mosquitos y ambientan tu espacio exterior. Además, existen de diferentes tamaños, formas y colores, por lo que podrás elegir las que más te gusten de acorde a tu terraza.

Las plantas antimosquitos

Son una gran solución para repeler a los mosquitos y poder disfrutar de una velada agradable junto a tu pareja, familia o amigos en tu terraza o jardín. Se trata de plantas que contienen propiedades antimosquitos y que, además, sirven para decorar tu exterior. Su efectividad es posible gracias a su aroma cítrico que les ahuyenta, aunque a nosotras nos gustará este agradable olor.

La Caléndula
1/10

La Caléndula

Posee propiedades que la convierten en una planta efectiva para resolver cuestiones medicinales y para ahuyentar a los mosquitos. Además, quedarán genial en tu terraza o jardín, ya que le aportará un toque de color y vida. 

La Salvia
2/10

La Salvia

Si quieres que los mosquitos dejen de picarte, la Salvia es otra de tus alternativas. Es un repelente de mosquitos por excelencia.

La Albahaca
3/10

La Albahaca

También conocida como Ocimum basilicum minimum, se caracteriza por sus pequeñas hojas y por sus propiedades antimosquitos. 

El Romero
4/10

El Romero

Para acabar con las plagas rápidamente, el Romero será tu mayor aliado. Además, también repele cualquier tipo de insecto. 

La Citronela
5/10

La Citronela

Se cultiva como planta medicinal en algunas zonas tropicales y subtropicales, por las numerosas propiedades beneficiosas que posee. Entre las que se encuentra su efectividad para prevenir los mosquitos. 

La Lavanda
6/10

La Lavanda

Para nosotras desprende un agradable aroma, pero los mosquitos lo odian. La lavanda es una planta muy práctica para acabar con las plagas de mosquitos. 

La Menta
7/10

La Menta

¿Su aroma es increíble verdad? Desprende un gran frescor y es muy refrescante. Es una de las plantas que no soportan los mosquitos. ¡Ya sabes qué hacer!

La Melissa
8/10

La Melissa

La Melissa posee muchas propiedades que repelen los mosquitos, además de un aroma cítrico que los ahuyentará.

El Ageratum
9/10

El Ageratum

Su olor resulta ofensivo para los mosquitos, por lo que desprecian estas plantas. Concretamente, no les gusta la cumarina que contienen, una sustancia aplicada en muchos repelentes. Si las incorporas en tu espacio exterior, ni se acercarán. 

La hierba gatera o Catnip
10/10

La hierba gatera o Catnip

Si tienes gatos es muy probable que la conozcas. La hierba gatera o Catnip atrae a los gatos, pero repele a los mosquitos, a quienes no les gusta uno de los productos químicos que contiene la hierba.