Las plantas de interior son un elemento clave en la decoración de nuestras casas, aportando vida y color a cualquier rincón, y dando a nuestras estancias un aire más acogedor. Además, son la mejor opción para todas aquellas personas que no pasan mucho tiempo en casa, ya que requieren muy pocos cuidados.

A la hora de darle estilo a nuestro hogar, a menudo nos olvidamos de los baños, esos rincones más húmedos que suelen tener poca luz natural, ya sea porque no hay ventanas o porque, de haberlas, suelen ser muy pequeñas. Sin embargo, es un lugar perfecto para colocar una o varias plantas de interior, no sólo por motivos de estética, sino también para que absorben la humedad y porque necesitan poca luz para crecer.

Teniendo en cuenta las ‘condiciones climáticas’ del baño, es muy importante que seamos cuidadosas a la hora de escoger nuestras plantas de interior. Escogiendo las plantas adecuadas para nuestro baño, mejoraremos con creces el ambiente de esta estancia y aumentará nuestro nivel de bienestar y relax cada vez que entremos.

Si dispones de muy poca luz natural, puedes utilizar los espejos como reflectores para aumentar la cantidad de luz que reciben las plantas. Por ese motivo, siempre es recomendable que tengas espejos grandes y que coloques las plantas delante de ellos.

Bambú
1/8

Bambú

El bambú es una planta que crece sin problemas en ambientes húmedos y ayuda a eliminar las toxinas. Además, no necesita demasiada luz, aunque es importante cambiarle el agua regularmente para que esté siempre húmedo. Si eres aficionada al Feng Shui, los expertos de este arte aconsejan el bambú en el baño para mejorar la energía del ambiente, y recomiendan colocarla en algún lugar en el que se vea reflejada en el espejo.

Peace lily
2/8

Peace lily

Si eres una amante de las flores, también tienes opciones para el baño. Una candidata ideal, aunque un poco más delicada que otras plantas de interior, es la ‘Peace Liy’, que da unas flores blancas preciosas y no necesita muchos cuidados.

Sanseviera o 'planta serpiente'
3/8

Sanseviera o 'planta serpiente'

La sanseviera, también conocida como 'planta serpiente', además de dar al baño un toque estético muy elegante, es una fuerte resistente contra la humedad, y aguantará perfectamente en los cuartos de baño con poca luz.

Hiedras y helechos
4/8

Hiedras y helechos

La hiedra y los helechos son especialmente eficientes en absorber el dióxido de carbono y ayudan a purificar el ambiente de toxinas, formaldehído y metales pesados. Además, existen muchas variedades diferentes y tampoco necesitan muchos cuidados; basta con regarlas un par de veces a la semana en verano y una vez en invierno.

Philodendron
5/8

Philodendron

El philodendron está especialmente recomendado por el Feng Shui para aportar energía positiva y regular la pérdida de energía que causa el drenaje del agua. Como crece en ambientes húmedos, también es perfecto para el baño.

Potus
6/8

Potus

Aunque necesita más luz que otras plantas de interior, el potus resiste bien la iluminación de interiores. Y lo mejor de todo: ¡no necesitarás una maceta! Una de las cualidades más estéticas de esta planta es que echa raíces en cualquier recipiente con agua.

Palmera lady
7/8

Palmera lady

Este tipo de palmera purifica el aire de amoníaco y elimina otras toxinas que hay en el aire, como el formaldehído, el xileno, y el tolueno. Además, tampoco requiere grandes atenciones y dará a tu baño un toque muy tropical.

Orquídeas
8/8

Orquídeas

Aunque a primera vista puede parecer que las exóticas orquídeas no sean la mejor opción para el baño, ya que son particularmente delicadas, si les prestas atención de forma correcta y escoges cuidadosamente la especie correcta, pueden crecer sin problemas. De hecho, son plantas que naturalmente crecen en ambientes selváticos, es decir, húmedos, caldeados y bastante oscuros.